EUGI

El embalse de Eugi se libera del excedente de manganeso y hierro del fondo

  • La operación, que se ejecuta desde 1991, se ha retrasado este año por el frío del verano

El embalse de Eugi soltó ayer unos 12.000 litros por segundo de agua en doce horas.

El embalse de Eugi soltó ayer unos 12.000 litros por segundo de agua en doce horas.

efe (jesús diges)
0
26/09/2014 a las 06:00
Etiquetas
  • pilar fdez. larrea. Pamplona
El embalse de Eugi ha sufrido uno de los efectos colaterales del clima otoñal del verano que se despidió el lunes. La Mancomunidad de la Comarca de Pamplona efectuó el martes la operación anual de desembalse que tiene como fin eliminar metales pesados, sobre todo manganeso y en menor medida hierro, para mejorar la calidad del agua de consumo y con ello rebajar el empleo de productos reactivos en la fase de potabilización, es decir, justo antes del suministro a los domicilios. Pero este año la operación se retrasó porque la diferencia de temperatura entre las capas altas y bajas del embalse era menos acusada que en anteriores estíos y esto dificultaba la sedimentación de los metales en el fondo del embalse. 

En este contexto, y ante la previsión de buen tiempo durante el mes de septiembre, los técnicos decidieron “aprovechar el último impulso de los calores para que se produjera un mayor calentamiento del embalse”. Es la primera vez que se registran estas circunstancias meteorológicas desde que comenzó a realizarse el desembalse, hace 23 años. Los expertos entienden que se trata de una oportunidad para el estudio del embalse en unas circunstancias inéditas”.

La Mancomunidad ejecuta el desembalse en colaboración con la Confederación Hidrográfica del Ebro y en doce horas van al río Arga unos 400.000 metros cúbicos de agua, unos 12.000 litros por segundo. Se eliminan unos 121 kilos de manganeso y 21 de hierro.

¿QUÉ ES LA TERMOCLINA?

En verano el sol calienta las capas más altas del embalse y se forman dos zonas diferenciadas: una superficial, más caliente, y otra inferior, fría, donde la temperatura ronda los 7 grados. Y se denomina termoclina a la zona en la que se produce esa frontera térmica. Actúa a modo de barrera e impide que las masas de agua se mezclen. En las zonas más bajas, la ausencia de oxígeno favorece la solubilización de determinados metales depositados en el fondo. Y el desembalse arrastra buena parte de esos excedentes en un agua de máxima calidad para el consumo.

Con la llegada del otoño, el descenso de temperaturas y las lluvias enfrían la capa superior, la termoclina desaparece, las dos capas se mezclan y también los metales. Es más complicado eliminarlos de forma natural y serían necesarias mayores dosis de productos correctores.
Etiquetas
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE