Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Ganadería

El 'Día de la trilla' de Salinas incorporó ayer la participación de dos vacas de raza pirenaica, una especie que estuvo a punto de desaparecer

Jokin Ramírez, de Gartzain, vigila la pareja de vacas pirenaicas 'juñidas' al yugo, como dice en Salinas de Ibargoiti.

Jokin Ramírez, de Gartzain, vigila la pareja de vacas pirenaicas 'juñidas' al yugo, como dice en Salinas de Ibargoiti.

José Antonio Goñi
0
06/08/2014 a las 06:00
  • Iñigo Salvoch. Pamplona
Dice el refranero que ‘trillar mojado, trabajo disparatado’. Y la lluvia que en la madrugada de ayer regó los campos de cereal entre la Higa de Monreal y la peña de Izaga se lo puso más difícil que en cualquiera de las dieciséis ediciones anteriores a los organizadores del ‘Día de la trilla’ de Salinas de Ibargoiti. “No sé si vamos a poder utilizar este año la trilladora”, se lamentaba Ignacio Valencia, de 63 años de edad y natural del pueblo, mientras amontonaba los haces que dejaba tras de sí la segadora.

Fue esta tarea agrícola la primera que pudieron rememorar los centenares de vecinos y turistas que se acercaron a un extenso campo situado entre la antigua N-240 y el pueblo de Salinas de Ibargoiti. Este año la cosechadora era traccionada por una oruga con muchos años de historia. “Debió de llegar al país en el año 1932 y se utilizó durante la Guerra Civil para llevar piezas de artillería”, explicaba José María Miranda, de Erice de Iza. Esta oruga, como tantas otras de la época, fue reconvertida después para las tareas agrícolas. José María Miranda se la compró a un vecino de Sarasíbar (Esteríbar).

Debido a la humedad, la segadora tuvo algunos problemas en el corte del cereal aunque con el buen hacer de los improvisados agricultores -en realidad son vecinos que se dedican al transporte y otras profesiones el resto del año- se pudieron cargar los haces con las horcas y completar la primera de las tareas.

'JUÑIR LAS VACAS AL YUGO'

La novedad de esta edición fue la llegada de dos vacas de raza pirenaica para el acarreo de la mies hasta la era. Previamente fueron uncidas al yugo aunque, según recordaba José María Valencia, la palabra que antiguamente se usaba en el valle era ‘juñir’ y no uncir.

Las vacas fueron traídas desde Baztan por la Asociación de Criadores de Ganado Vacuno Pirenaico de Navarra (Aspina). Colaboraron en esta parte del trabajo Agustín Araztoa y Jokin Ramírez, de Gartzain, y Luis Sarriés, de Izal. Esta actividad y la aparición de una cría de culebra entre los rastrojos fue lo que concitó mayor entusiasmo entre los pequeños.

Los asistentes al ‘Día de la trilla’ degustaron bocadillos de magras con tomate para almorzar y posteriormente cerraron la fiesta con la tradicional comida en el frontón de la localidad.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra