Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

EDUCACIÓN

Estudiantes a por la III Revolución

  • Ofrecer las claves para enfrentarse a un futuro cambiante y hacerlo con éxito, como un nuevo emprendedor, es el objetivo con el que se celebraron el miércoles las IV Jornadas Técnicas en el colegio Salesianos, ante la presencia de decenas de estudiantes

Alumnos de Salesianos, en la charla que impartieron ayer Manuel Torres y Carlos Barrabés.
Alumnos de Salesianos, en la charla que impartieron ayer Manuel Torres y Carlos Barrabés.
calleja
  • B. ARMENDÁRIZ. PAMPLONA
Actualizada 12/04/2014 a las 06:00
A por la tercera revolución industrial con la ilusión como escudo y el conocimiento como espada, para abrirse hueco en un mundo globalizado e informatizado y lograr destacar. Ése será el próximo campo de batalla en el que se enfrentan los futuros profesionales, los nuevos emprendedores que ahora contemplan desde las aulas un mundo que poco tiene que ver con el que les tocará vivir. Un entorno cambiante, de continuos avances y donde las oportunidades habrá que cogerlas al vuelo.

Atentos, y un tanto atónitos, los jóvenes estudiantes de Salesianos no quitaban ojo a quienes les advertían de ese nuevo futuro, dos personas con un gran bagaje empresarial a sus espaldas, un currículo de éxitos y un reconocimiento nacional e internacional. Las cuartas jornadas técnicas que organiza el centro, con el título, El futuro profesional: ser un técnico en retos, fue el marco elegido para Manuel Torres, fundador de MTorres, y Carlos Barrabés, creador de Barrabés Cónsul Holding Group, para animar a los nuevos emprendedores. Eso sí, sin paños calientes. "Hay que ser proactivo para conseguir un cambio de paradigma", advertía Barrabés, que pasó de crear una tienda de material de esquí a ser considerado un joven líder global por el foro mundial Davos.

Pero, además, hace falta una formación, una educación, tanto técnica como en valores. "La tecnología es determinante en estos momentos. El idioma del futuro ya no es el inglés, son las matemáticas. Esa la gran barrera entre los que son capaces de crear y los que no. Saber programar es básico porque todo va a requerir de software para funcionar y eso va a suponer la diferencia entre acercarse a la tecnología como usuario o para crear con ella", animaba.

Entre ciertos suspiros de agobio, por todo lo que las matemáticas entrañan, Carlos Barrabés lanzó un mensaje optimista. "Con la tercera revolución llega también un enfoque más humano de la tecnología que hasta ahora no tenía, una relación personal que no debemos dejar perder, unos valores y una fuerza inusitada de la artesanía, por lo que conlleva de creación. Ése va a ser el gran valor de los humanos".

Y a todo ello deberán agarrarse las nuevas generaciones para trabajar en un entorno completamente robotizado, donde los puestos de trabajo actuales desaparecerán y los nuevos están todavía por llegar. "La pregunta no es dónde vamos a trabajar sino si vamos a trabajar. Si estás en la tercera revolución industrial tendrás trabajo, y trabajarás menos y mejor. Pero si no estás, tienes un problema. Va a ser crítico subirse a ella", vaticinó Barrabés.

También Manuel Torres incidió en el carácter "competitivo, selectivo y evolutivo" no sólo de la vida, sino también del mundo laboral. Y, para sobrevivir y destacar, argumentó, es fundamental la innovación. "MTorres nace de la pasión por innovar cuando yo, con 22 años, ni siquiera tenía vocación empresarial. Pero vi potencial, aposté y me salió bien. Y, en todo este tiempo, hemos diversificado, adelantándonos en muchas ocasiones a la demanda y convirtiéndonos en pioneros a nivel mundial en distintas áreas", recalcó.

En todo este camino, insistió el fundador de MTorres, siempre han existido dos patas fundamentales: "la credibilidad y un continuo reciclaje y formación". "No tenéis barreras, podéis llegar donde queráis... Yo soy un ejemplo, porque no tenía talento y mi empresa es un referente mundial", animó.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE