Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

zizur mayor

Un emigrante de vuelta a su tierra natal

  • Nacido en Pamplona en 1934, vivió durante 67 años en Buenos Aires, Argentina. En 2006 regresó a Navarra
  • "Siempre pensé que acabaría viviendo en Navarra, llegue por casualidad, pero pensaba que sería diferente", comenta

Cándido Elizalde con Etxauri al fondo. Allí nació su padre, emigrado a Argentina durante la Guerra Civil
Cándido Elizalde con Etxauri al fondo. Allí nació su padre, emigrado a Argentina durante la Guerra Civil
eduardo buxens
  • c. a. m. Zizur Mayor
Actualizada 11/01/2014 a las 06:01
El 24 de agosto de 1939, al finalizar la Guerra Civil y cuando le faltaban poco mas de dos meses para cumplir cinco años, Cándido Elizalde Lacosta viajó a Buenos Aires, en Argentina, junto a su hermana y su madre. Allí vivía, desde un tiempo antes, su padre. En ese país permaneció durante 67 años, trabajó y enseñó sistemas de impresión y formó una familia que desde hace más de una década se reparte entre Navarra y Valencia. El "corralito" y los problemas en la república Argentina les obligaron a deshacer el camino iniciado 70 años atrás por el padre de Cándido. A punto de cumplir ochenta años y a pesar de la corta edad que tenía cuando la dejó, todavía recuerda cómo era la casa donde vivió y lo duro de un traslado "forzoso" a otro país, con un idioma "parecido pero no igual" que también generó problemas de adaptación. Todavía se emociona recordando el primer viaje, 49 años después de su marcha, a la Navarra de los años 80, en el que recorrió la comunidad de norte a sur. Y en el que se reencontró con una vecina, ya nonagenaria y que moriría un año después, a la que recordaba con insistencia en sus primeros años en Buenos Aires.

Tampoco ha sido fácil, reconoce, el regreso a su tierra natal. Aunque ansiado durante años, ha visto cómo algunas "promesas" de compensaciones económicas como "niño de la Guerra" se han incumplido y todavái lucha por recuperarlas. Este hecho, unido a los problemas económicos de su país de adopción y a los problemas que vivimos en las tierras forales de las que partió, han hecho más dura la vuelta.

Con todo, y después de casi ocho años, se encuentra ya asentado en Zizur Mayor, localidad en la que reside y desde la que ve el cabezón de Etxauri, a cuyos pies nació su padre. Acude con asiduidad a los plenos, interesado como está por lo que pasa a su alrededor y descontento porque apenas se atienden las necesidades de los vecinos ni se trabaja para buscar soluciones.

Vivió en Argentina pero regresó a Navarra. ¿Cómo tomó la decisión?

Vinimos en 2006, mi esposa y yo. Mi hija había venido antes y dejó a sus hijos. Luego, cuando ya se asentó, los recogió. Yo trabajé hasta los 71 años en una fábrica de rodillos de imprenta en la que empecé con doce años. Permanecí hasta los 71 años porque mantenía a la familia, ya que a mis hijos les pagaban en negro y les rebajaron de categoría. Los hijos dieron el paso y luego yo.

¿Siempre tuvo claro que regresaría a su tierra natal?

La añoraba y pensaba que sería mi destino final. Así se lo decía a mi madre, pero al final vine casi por casualidad.

¿Y antes conoció la tierra de su familia?

Me puse como meta venir a Navarra y lo hice en 1988, después de 49 años en Argentina. Al principio fue tremendo el cambio, de Navarra a Argentina. Tuve que cambiar mucho, hasta la forma de hablar. Y siempre me "refugiaba" en casa de una vecina de Pamplona, Araceli, a la que volví a ver a mi regreso. Más tarde, cuando presidía el centro navarro en Argentina, vine por la fiesta del centenario. Aquello fue más protocolario.

¿Y cómo ha sido la vuelta?

No ha sido fácil, se me ha caído la imagen que tenía, no veo reacción en la gente. Parece que se preocuparon en gastar y no en formarse, y veo cosas que ya viví en Argentina. Pero eso no me quita el orgullo de ser navarro.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE