Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

TRANSPORTE URBANO

Conductores de villavesas anuncian paros parciales desde el 19 de noviembre

Protestan porque la empresa plantea aplicar la reforma laboral con reducción de sueldo y aumento de horas Los 230 trabajadores de TCC que asistieron ayer a la asamblea, la mitad de la plantilla, aprobó por unanimidad los paros

Los conductores de las villavesas anuncian paros parciales desde el 19 de noviembre
Los conductores de las villavesas anuncian paros parciales desde el 19 de noviembre
  • Pilar Fdez. Larrea
Actualizado el 02/11/2013 a las 06:01
Los trabajadores de TCC, empresa concesionaria del transporte urbano comarcal, decidieron este miércoles en asamblea iniciar un periodo de movilizaciones con paros parciales, desde el próximo 19 de noviembre. Protestan así contra la intención de la sociedad de aplicar la reforma laboral, auspiciada en un contexto de pérdidas, y encaminada a la supresión de la paga extra de Navidad, y a un aumento de 40 horas de trabajo, ambas medidas previstas para este año, además de una reducción salarial en 2014.

El comité de empresa había convocado dos asambleas, una a las diez de la mañana, la más numerosa, y otra a las cinco de la tarde. Asistieron en total 230 de los 460 empleados en plantilla y votaron por unanimidad a favor de iniciar las movilizaciones, según explicó Alberto Iribarren, actual presidente del comité de empresa formado por UGT, central de la que es delegado; ELA, LAB, CCOO, ATTU y CGT.

El próximo martes, el comité de empresa tiene previsto concretar el calendario de movilizaciones. Probablemente se llevarán a cabo "dos o tres veces por semana", y durante un periodo horario, todavía sin definir.

PUNTO DE INFLEXIÓN

El conflicto laboral en la empresa que conduce las villavesas desde noviembre de 2009, se recrudeció el pasado 22 de julio, cuando la sociedad catalana TCC (Transports Ciutat Comtal) anunció la inaplicación del convenio colectivo "porque se encuentra en pérdidas", y trata de encaminar la concesión por los cauces de la viabilidad económica. El comité aseguró en su reciente comparecencia en el Parlamento que "la sociedad tiene beneficios y los trabajadores son paganos del déficit de las villavesas". Aseguran que "ganó un millón y repartió tres en dividendos".

Este mes, la empresa renunció a una nueva prórroga de mediación en el Tribunal Laboral de Navarra, y anunció que enviaba la propuesta de reforma laboral a Madrid. Al parecer, se habría remitido de manera telemática el pasado día 24. El trámite apenas durará un mes, de manera que a finales de noviembre la resolución podría estar ya en la sede social de la calle Canal. El Ministerio de Empleo y Seguridad Social deberá decidir sobre la idoneidad o no de la aplicación y si se ajusta a la legalidad.

EQULIBRIO DE LA CONCESIÓN

Entienden en la parte social que la empresa trata de solventar el déficit de la concesión con los recortes a la plantilla y subrayan que "la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, gestora del servicio, eximió a TCC de parte de la penalización, cuando la sociedad presentó la ruptura del equilibrio económico de la concesión a principios de este año". Aquel acuerdo contó en Mancomunidad con el apoyo unánime de los grupos. La misma asamblea y los mismos partidos, excepto UPN y PP, apoyaron el pasado martes, una declaración en favor de los trabajadores y en contra de que la empresa aplique la reforma laboral, al tratarse de un servicio público.
Empleados de TCC se habían concentrado a las puertas de la Mancomunidad, pero el equipo de Gobierno de la misma, considera que la entidad debe ser mera espectadora en un conflicto entre empresa y trabajadores.

34,6 millones de viajeros al año

El transporte urbano arrastra en los últimos cinco años una pérdida de viajeros motivada por varios factores pero, a pesar de todo, es un servicio muy demandado por los ciudadanos de Pamplona y la Comarca: 34,6 millones de viajeros le adjudican los últimos indicadores. Las villavesas, con 25 líneas diurnas y 10 nocturnas, llegan a 18 municipios. Desde enero, la forma de pago más utilizada, la tarjeta anómina, costará 67 céntimos.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones