Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

PUENTE DE LA MAGDALENA-PUENTE DE LA ROCHAPEA

La furia de la crecida se ceba con la Rochapea

Inundaciones del Arga - Tramo 4: Puente de la Magdalena - Puente de la Rochapea
Inundaciones del Arga - Tramo 4: Puente de la Magdalena - Puente de la Rochapea
Inundaciones del Arga - Tramo 4: Puente de la Magdalena - Puente de la Rochapea
  • T.B. PAMPLONA
Actualizada 20/06/2013 a las 20:37
Traspasado el puente medieval de la Magdalena, el regadío de Aranzadi tampoco se ha librado del órdago del Arga en esta particular partida. En el nuevo parque, se han visto dañados buena parte de los 2.000 árboles recientemente plantados. Descendiendo la calle Errotazar, y tras superar la presa de San Pedro, la zona infantil del parque del Runa ofrece una imagen casi irreal, una estampa sacada de contexto con auténticas madejas de palos, hierbas, maderas y plásticos enmarañadas en las estructuras de los juegos.

Unos pasos más adelante, en el puente de San Pedro, la crecida del Arga presenta también una de sus caras más crudas con la mezcla entre la vida del agua y los objetos inertes colgados, de cualquier manera, sobre su cauce: vallas, un bidón de los empleados en las huertas para almacenar agua, tablas de madera, los hierros de lo que parece un carro de la compra y otros que se retuercen sin forma definida, plásticos negros de considerables proporciones, piezas rojas y blancas de las utilizadas para delimitar trabajos en la carretera... un muestrario condensado de lo que la riada ha dibujado en distintos puntos a lo largo de su paso por Pamplona y Comarca.

A lo lejos, llega el sonido de los trabajadores de las empresas de desciegues que prosiguen su actividad en la plaza Pompeyo. Camino del Soto de las Lavanderas, un bidón metálico verde descansa varado en la orilla del río mientras que un sinfín de plásticos transparentes indica el camino que alcanzó y trazó el agua. Ya en el puente de San Pedro o de Curtidores, el Club de Remo, vecino del parking de los Corralillos, uno de los más afectados por la crecida, tiene sus puertas abiertas mientras continúa con su actividad.

"Entró más de medio metro de agua, así que el desastre causado ha sido bastante importante. Lo más afectado han sido las colchonetas y el suelo de madera de la zona del gimnasio, que se ha levantado en algunos puntos y que requiere un trabajo de carpintería. Las embarcaciones, como están en alto, no se han visto afectadas. Además, en cuanto bajó el nivel del agua, se pudo volver a salir por el río", indica José Mª Gil, del Club Náutico Navarra de Remo Olímpico, al tiempo que señala los desconchones en la pared provocados por el agua.

También la empresa Nattura, encargada, entre otros, del programa "Arga vivo" del Ayuntamiento de Pamplona, ha vivido de cerca las consecuencias de la gota fría. "Normalmente recorremos en canoas autovaciables desde Burlada hasta aquí superando tres presas, pero en los días posteriores lo hicimos desde la confluencia con el Ultzama hasta Alemanes para evitar este último tramo. En las pasarelas de la Magdalena, por ejemplo, hay bastantes troncos y hemos pasado por el arco del centro. Pero a la semana hemos retomado la actividad con normalidad una vez que el caudal ha vuelto a ser el de siempre", apunta una monitora.
Etiquetas


Noticias relacionadas
volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE