Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Gimnasia

Villa Olímpica en Ermitagaña

Los jubilados del Centro de Ermitagaña realizan al aire libre las actividades que antes practicaban en el interior. Ahora hacen ejercicio físico mientras respiran aire puro, y además disfrutan del buen ambiente que tienen en el grupo

Los jubilados del Centro de Ermitagaña realizan gimnasia al aire libre
Los jubilados del Centro de Ermitagaña realizan gimnasia al aire libreJesús Caso
  • Bosco Hernández
Actualizado el 21/09/2021 a las 23:29
Con los Juegos Olímpicos a la vuelta de la esquina, el Centro de Jubilados de Ermitagaña tiene su propia selección de gimnastas. Debido a la situación sanitaria y gracias al apoyo del Ayuntamiento, los jubilados siguen realizando desde febrero las actividades que solían hacer en el interior del centro, solo que ahora las practican al aire libre, con un resultado muy satisfactorio. Así lo cuentan las 16 personas que estuvieron presentes en una de las últimas sesiones. Ahora, en verano, van a disfrutar de un merecido descanso y se esperan retomar en septiembre.
El programa no puede ser más completo: el lunes toca estar presente en la coral para cantar, y el martes es el día de la gimnasia al aire libre y, afortunadamente, sólo les ha llovido una vez en todo el año. En cambio, cuando hace mucho sol, se protegen debajo de unos árboles cercanos.
El miércoles toca pasear por los alrededores de Pamplona, siempre manteniendo la distancia de seguridad y con la compañía de la Cruz Roja, con los que han realizado varias excursiones por el paseo fluvial del Arga. El jueves, si no hay mucha gente, es el día para hacer gimnasia en el centro, mientras que el viernes es el más esperado por muchos porque toca clase de zumba.
La clase, de una hora, consiste en practicar gimnasia al lado del Centro Público de Educación de Personas Mayores José María Iribarren. Ese día acudieron 16 personas, aunque normalmente suelen ser más.
Carmen Carabantes, la monitora, repartió palos de escoba y bastones para realizar ejercicios de coordinación y equilibrio: levantarlos por encima de la cabeza mientras se inclinan hacia derecha e izquierda, lanzarlos al aire y atraparlos con las dos manos, utilizar los bastones como apoyo y flexionar las rodillas, pasárselos por detrás de la espalda, levantar los pies por encima de los bastones hacia adelante y hacia atrás, recoger los palos del suelo doblando la espalda...
A pesar de que pueda sonar fatigoso, ni siquiera las mascarillas eran capaces de camuflar lo bien que se lo pasaron. Muchos de los participantes destacaron lo importante que es practicar deporte a la vez que disfrutan.
Mayte Leunda era una de las más entusiastas del grupo. “Aquí recibimos a todo el que quiera hacer ejercicio en un ambiente divertido y sano”, comentó. Su compañera Carmen explicó que ella se apuntó gracias a que se lo recomendó una amiga, y que se quedó por el buen rollo que tienen entre todos. “Hacemos de todo: desde gimnasia y ejercicio hasta paseos naturalísticos en los que también aprendemos sobre vegetación. Y aunque a veces me canso, noto que el esfuerzo también me viene bien”, señaló.
ROCK, BACHATA...
Todos ellos tienen una actividad que les gusta más que otra. En el caso de Félix Irisarri, la clase de zumba es a la que acude con más ganas. Especialmente cuando toca bailar bachata. “Otras veces ponen rock, pero yo con la bachata me lo paso muy bien. Me da vida”, indicó. “A mí lo que más me gustan son los estiramientos y el calentamiento, porque así no tengo agujetas después”, comentó Juani Oroz.
En lo que todos coincidieron es que todas estas actividades les ayudan a llevar mejor el día a día. “Yo noto que los esfuerzos que realizo durante mi vida cotidiana se me hacen más llevaderos”. Así lo contó José Miguel. Por su parte, Mari Cruz Larumbe sólo ha faltado a una clase desde que empezaron a realizarlas al aire libre en febrero. “Yo les invito a todos los jubilados que se van todas las mañanas a una cafetería a que se vengan con nosotros a hacer ejercicio y a socializar”, recomendó.
De hecho, cualquiera puede participar. Sólo hay que acudir al Centro de Jubilados y apuntarse a cualquiera de las numerosas actividades que hay disponibles: la coral, los paseos, la gimnasia, las clases de zumba e incluso de talla de madera.
Después, desde el centro se pondrán en contacto para comunicar la hora y el lugar del evento. Mañana lunes realizarán el último ensayo de la coral frente al Centro de Jubilados de Ermitagaña, pero volverán a la actividad en septiembre.
Puede que no estén al nivel de competición de un atleta o gimnasta olímpico, pero las ganas que tienen de ejercitarse son de medalla de oro.
Ahora llega el verano y cada uno tendrá que seguir haciendo los ejercicios por su parte para llegar a septiembre en la mejor forma física posible.
volver arriba

Activar Notificaciones