Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Coronavirus Navarra

El comedor municipal y la atención a domicilio sortean la pandemia

Desde que comenzó la crisis sanitaria las comidas se entregan para llevar a casa

El comedor municipal y la atención a domicilio sortean la pandemia
Personal del comedor municipal de la calle del Carmen preparando los lotes de comida que se llevarán a casa los usuarios.
  • A.O.
Actualizada 07/04/2020 a las 08:03

Son servicios esenciales, nadie lo pone en duda. 53 personas sin recursos se benefician a diario en Pamplona de otras tantas comidas, cenas y desayunos gratuitos, y otras 500 reciben también a diario, esta vez con un coste, la ayuda que necesitan para asearse, limpiar la casa u organizar la comida y los medicamentos. El servicio del comedor municipal y el de la atención a domicilio se siguen prestando en Pamplona estos días de crisis sanitaria con las precauciones que requiere el colectivo al que se atiende.

Las comidas, para llevar

El servicio no ha aumentado con motivo de la crisis del coronavirus, pero sí ha sido necesario modificar la manera de prestarlo para evitar precisamente los contagios. El comedor municipal On Egin, habilitado desde septiembre de 2018 en una planta baja de la calle del Carmen, en el Casco Antiguo de Pamplona, se ha convertido desde hace unas semanas en un centro de reparto de comidas preparadas.

“Hemos eliminado las comidas presenciales para evitar posibles contagios y también para que los usuarios hagan varios desplazamientos. Ahora lo que se hace es entregarles un táper por cada comida del día, desayuno, almuerzo y cena. Se les da a media mañana y ellos se lo llevan a su vivienda”, explica Richard Elizalde, del Ayuntamiento de Pamplona.

Servicio gratuito

En el comedor municipal trabajan actualmente un encargado y dos auxiliares, y los fines de semana se suman un oficial y dos peones, todos ellos procedentes del empleo social. Ellos son quienes reciben a diario la comida que prepara Tallunce, adjudicataria del servicio, y quienes la sirven en el comedor a los usuarios del servicio.

Pero desde que se inició la epidemia y se dictó el estado de alarma, ni la comida ni la cena son presenciales en la calle del Carmen y ahora todo llega preparado en táperes individuales. “Las comidas llegan a media mañana al comedor, después de que el día anterior se hiciera el pedido, y el personal prepara los lotes para los usuarios.

La gran mayoría son para hogares unipersonales, y se les entrega una bolsa con la comida, la cena y el desayuno. En estos momentos se atiende también a tres familias y su lote comprende esas tres comidas diarias para cada uno de los miembros”, asegura Elizalde.

El miércoles de la semana pasada, por ejemplo, se repartieron 53 comidas, 52 cenas y 51 desayunos que los usuarios recogieron entre las 12.30 y las 15 horas en la calle del Carmen.

Desde enero de 2019 el servicio es totalmente gratuito, pero para beneficiarse de él es necesario que los trabajadores sociales del Ayuntamiento de Pamplona valoren cada caso individualmente y que sea la Unidad de Barrio correspondiente la que entregue la autorización. “Por lo general se trata de personas en exclusión social que no disponen de los medios necesarios para hacerse la comida. Desde los Servicios Sociales se les hace un plan para la prestación que depende de la situación de cada uno. Se les prepara un vale por un tiempo concreto que luego se puede renovar, pero se intenta que la ayuda no se cronifique”, dice Richard Elizalde.

La atención a domicilio

También sigue trabajando en el Ayuntamiento de Pamplona, aunque con las cautelas necesarias, el Equipo Municipal de la Atención a Domicilio (EMAD) cuyo número de usuarios, pese a lo que pueda parecer, se ha reducido en un 24%. El motivo lo explicaba Fernando Elorz, responsable de EMAD, al señalar que un total de 157 personas se han dado de baja para evitar contagios y son sus familiares quienes los atienden estos días. A todos ellos se les sigue cobrando la cuota habitual, una forma de asegurarse que tras esta situación temporal podrán contar con la atención de nuevo.

Otras 494 personas con diferentes perfiles siguen recibiendo esta prestación municipal por la que cada usuario abona una tasa cuya cuantía depende de su situación económica y patrimonial. “Se atiende a personas de edad avanzada con falta de autonomía, a personas con discapacidades, a otras incapacitadas temporalmente para realizar las actividades diarias, a personas con enfermedades mentales y en situación de dependencia. Pero la mayoría de los usuarios del servicio son personas mayores, generalmente mujeres”, asegura Elorz.

Desde que se iniciara la crisis sanitaria se han reforzado los elementos de protección que ya se aplicaban. “Hay 5 trabajadoras con síntomas y que ya han quedado aisladas de forma preventiva y apartadas del servicio. Y entre los usuarios no estamos atendiendo a ninguno con diagnóstico positivo,” añade el responsable.

La atención a domicilio cubre la atención personal, la doméstica y la psicosocial. “Está encaminada a favorecer la autonomía personal, para que puedan continuar viviendo en su hogar. Se les presta ayuda en el aseo personal, apoyo en la movilidad y control y supervisión de alimentación y medicación, así como en la limpieza del domicilio”.

El servicio es de dos horas diarias por domicilio y se puede complementar con un servicio de lavandería y otro de comidas que prestan dos empresas externas. Actualmente 317 personas reciben el servicio de alimentación en sus domicilios y otras 14 el de lavandería y plancha.

El equipo de trabajo lo conforman 200 personas, mayormente mujeres, que atienden un servicio que se presta todos los días del año, entre las 7 y las 22 horas.

Claves

Gratuito. El servicio del comedor municipal que presta el Ayuntamiento de Pamplona es gratuito, aunque para beneficiarse de él es necesaria la autorización de los Servicios Sociales y de la Unidad de Barrio correspondiente.

Táper individual. Desde que comenzó el estado de alarma el comedor de la calle del Carmen ya no es presencial y la comida se reparte a los usuarios para que se la lleven a casa en táperes individuales.

494 Personas se benefician estos días de la asistencia que presta el Equipo Municipal de Atención a Domicilio (EMAD). Cada usuario abona una tasa cuya cuantía depende de sus ingresos. En estos días 157 personas se han dado de baja en este servicio.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra