Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Coronavirus Navarra

Ciclistas se quejan de tener que dar más explicaciones que los coches

Trasladarse al trabajo en bicicleta es una forma perfectamente autorizada también en el estado de alarma

FOTO DE Las bicicletas están permitidas como un medio de transporte más, siempre que la causa esté justificada y no sea ocio.
Las bicicletas están permitidas como un medio de transporte más, siempre que la causa esté justificada y no sea ocio.
04/04/2020

Pongánse en situación. Tienen la bicicleta guardada en el trastero, terraza o hall de entrada. Le certifican desde su trabajo que usted es uno de esos escasos trabajadores que estos días debe estar al frente del cañón y salir a la calle para que la ciudad pueda, en la medida de lo posible, no perder (todavía más) el ritmo de avance. Y lo hace para que el resto de personas que se quedan en casa tengan a mano todos los servicios esenciales que estos días se convierten en más necesarios que nunca. Bien.


Ahora imaginen que montar en villavesa les da reparo por las altas posibilidades de contagio y que el coche no es la alternativa que desean (bien por no poder disponer de él o porque su pareja lo necesita para llevar la compra a sus padres). Es entonces cuando eligen la bicicleta para salir. ¿Qué sucede? Ya no solamente deben asegurarse de llevar los permisos bien visibles, sino que incluso otros ciudadanos se le echan encima pensando que ha elegido su ciclo simplemente por estirar las piernas y darse tregua a una situación psicológicamente intensa.


Colectivos ciclistas y usuarios habituales elevan la voz para dejar constancia de la situación de desventaja ante la que se encuentran. Según sus propias vivencias, no son pocos los que se han visto sometidos a un control quizá más exhaustivo que los conductores de vehículos privados por parte de los cuerpos de seguridad que estos días vigilan el férreo cumplimiento de las normas de aislamiento. De ahí que, a pesar de que por una de las avenidas principales de Pamplona (Baja Navarra, Labrit, etc) sigan circulando decenas de vehículos diariamente, son los ciclistas los primeros en ser detenidos para saber por qué se mueven en bicicleta.


MIEDO AL CAMBIO

“Es la costumbre de la ciudad, donde la bici sigue siendo algo muy perseguido”, expresan desde Pamplona y Comarca en Bici. A su entender, cualquier persona puede perfectamente desplazarse hasta su puesto de trabajo dentro de la ciudad. “Ocho kilómetros entre ida y vuelta son asumibles”, valoran. Pero eso no es todo. En este punto de inflexión, los colectivos ciclistas quieren hacer hincapié en que estos días en los que estamos llamados a quedarnos en casa, las carreteras sí son auténticas autopistas donde disfrutar pedaleando. “Son medios seguros, donde no te van a atosigar y además tienes la posibilidad de respirar aire puro, algo que quizá todos necesitamos ahora mismo”, añade a modo de sugerencia.


En este nuevo escenario en el que nos movemos, la realidad es que las villavesas o los taxis (todos coinciden en que deben seguir en activo) pueden ser focos de contagio más probables de la bicicleta particular de cada uno. “La bici la tocas tú, no tienes contacto con ninguna otra persona y, por descontado, vas solo a cualquier destino”, determinan los especialistas. Quizá por ello, piden más ‘manga ancha’, comprensión, a los agentes que estos días patrullan las calles. “Somos un medio de transporte más y se nos debe dejar circular”, entiende Pamplona y Comarca en bici.


Así las cosas, quienes se desplazan habitualmente sobre las dos ruedas se preguntan qué pasa ahora si sufren un pinchazo, una caída o cualquier otra incidencia, y si los talleres de reparación de bicicletas son uno de esos servicios esenciales. Dejando claro que no es el momento de ir a comprarse una nueva bicicleta (ni lo será en un tiempo), los colectivos entienden que al igual que un vehículo a motor puede fallar, los ciclos igual. “La sociedad tiene que empezar a equiparar de verdad ambos medios de transporte, ya que la bici no es solamente una alternativa de ocio ni deportiva”, afirma Pamplona y Comarca en bici.


CON CAUTELA

Alrededor del ámbito, destacan las actuaciones llevadas a cabo en ciudades como Madrid, donde la tasa de contagios parece no tener fin y donde uno de las primeros servicios municipales que se suspendieron fue el alquiler de bicicletas públicas. “Si obligas a ir con guantes y desinfectas a diario, no hay riesgo de contagio”, sacan a colación.


De cualquier manera, el experto en movilidad sostenible Xabier Aquerreta quiere alertar de la sobreexposición a las redes sociales. “Cualquier mínima irregularidad, tanto en bici como andando o corriendo, se magnifica hasta el límite”, determina este policía municipal. Y de ahí que él elija pensar en positivo. “Una vez termine la cuarentena y podamos vernos de nuevo, los gobiernos tienen en sus manos la oportunidad de seguir generando nueva estructura ciclista.


Crear nuevos carriles no significa tener que desembolsar miles de millones de euros. Con pintura y bolardos se pueden hacer soluciones alternativas y temporales hasta que la economía se recupere”, apunta quien sigue yendo al trabajo en bicicleta. Este pequeño ‘lujo’, como él lo llama, le permite circular por vías por las que habitualmente ni se las plantea. “La tensión del tráfico ha desaparecido totalmente”, dice.

¿Y cuando acabe la cuarentena?


Eneko Astigarraga, experto en movilidad y responsable de Oraintxe, reflexionaba estos días sobre los efectos tras la cuarentena. Sin riesgo de parecer frívolo, planteaba que, como en cualquier catástrofe, la recuperación se va a producir paulatinamente y con retraimiento. “La desconfianza, el miedo en definitiva a que se vuelva a producir, nos van a hacer a toda la gente tener más cautela, más miramientos”, decretaba tajante. De ahí que extrapolara la mayor. “En lo que a movilidad se refiere, esto también va a tener sus consecuencias. Una que no es difícil vaticinar es una caída en picado del transporte colectivo. Por más que los mensajes de tranquilidad, seguridad e higiene se repitan, a la gente le va a costar tanto subirse a un autobús o a un tren como entrar a un bar o a una cafetería alegremente”, expresaba el especialista. E iba más allá, en un guiño hacia la posibilidad de ofrecer ese impulso que la bicicleta lleva tanto tiempo esperando. En este sentido, es cierto (o lo parece) que mucha gente volverá a caminar o a utilizar un vehículo motorizado, pero las bicis podrían aparecer como una alternativa ágil, saludable, limpia, segura y que refuerza la individualidad y la autonomía. “Este confinamiento también conlleva un cierto componente claustrofóbico que nos va a hacer valorar de una manera especial salir a la calle, aunque sea a trabajar”, zanja Astigarrga. Todo para hacernos ver que las villavesas no volverán a llenarse como antes y que los coches no pueden ni deben ser la única opción a la hora de volver a desplazarnos cuando la crisis sanitaria del coronavirus nos vuelva a regalar la más que ansiada luz verde.

 

Llamada de atención al consistorio


Ahora que la economía se resiente a cada segundo y que la sanidad es por descontado la prioridad más acuciante del momento, los colectivos ciclistas echan la vista hacia delante y ven cómo sus peores presagios pueden convertirse fácilmente en realidad. “El Ayuntamiento tiene la posibilidad de ver Pamplona vacía, sin coches, con las calles en su máximo apogeo. Sin obstáculos”, coinciden los expertos en movilidad. De ahí que el miedo a que las inversiones y los proyectos planteados alrededor de los grandes ejes sostenibles, los carriles ciclables y la reducción del vehículo privado sean casi una realidad. “¿Qué va a pasar con Labrit?”, lanzan al aire. Y para anticiparse a la respuesta, envían un mensaje contundente al consistorio. “No aprovechen la cuarentena para volver a abrir al tráfico Padre Moret, con 1.110 coches a la hora, sino para pensar qué pasará con las bicicletas y el transporte sostenible después del confinamiento”, expresan desde Pamplona y Comarca en bici. “Ojalá no caiga todo directamente en un segundo plano y las inversiones queden olvidadas por completo”, rezan los defensores de la movilidad sostenible. “Hay que aprovechar el vacío”, repiten unos y otros.

 

 

Sigue las recomendaciones de las autoridades sanitarias ante el coronavirus. Frente a las noticias falsas, haz caso solo a fuentes oficiales y a la información, veraz y contrastada, de los medios de comunicación. Si tienes dudas o presentas síntomas puedes llamar a tu centro de salud en días de labor; si solo requieres información, llama al 948 290 290; si tienes síntomas claros, si has viajado a una zona afectada o has tenido contacto con alguien que ha dado positivo, puedes llamar al 112. La manera más eficaz para evitar la propagación del coronavirus es el lavado de manos con jabón; las mascarillas se recomiendan cuando hay síntomas o contacto con personas mayores con bajas defensas.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra