Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Meteorología

"Atrapados" por la nieve: sin viaje a Benidorm, dos horas en la villavesa y un tren marcha atrás

Los camiones no han podido arrancar. Viajar, llegar al trabajo, al colegio, a la universidad o a casa; trabajar, incluso, se ha convertido hoy en una odisea en Pamplona

Nieve en Pamplona

Nieve en Pamplona

DN
Actualizada 02/03/2018 a las 09:41

Por la rampa de salida de la estación de autobuses de Pamplona no circulaban vehículos esta mañana; los viajes matutinos se han cancelado. El tren más madrugador, que une la capital navarra con Madrid, ha completado parte del trayecto marcha atrás. Algunas villavesas han necesitado un empujón para subir las cuestas -típicas de esta ciudad- y otras han patinado y se han quedado cruzadas, colapsando el tráfico, que ya de por sí era lento, muy lento, y complicado. Los camiones no han podido arrancar. Viajar, llegar al trabajo, al colegio, a la universidad o a casa; trabajar, incluso, se ha convertido hoy en una odisea.

Te recomendamos

“Sin viaje”, lamentaba indignada esta mañana la pamplonesa Guillermina García, residente en el barrio de San Jorge, al tiempo que enseñaba su billete con destino a Benidorm. Su autobús ha sido uno de los que han cancelado el servicio este miércoles debido a las nevadas. “Vamos a perder un día, una noche de hotel, además de los 28 euros de taxi hasta aquí, pero es lo que hay, hacía tiempo que en Pamplona no nevaba”, comentaba otra viajera. La solución, coger -o no, depende de la nieve- otro autobús a las 23.00 horas.

En la misma estación, Andrea Navarro, Leyre Bergera y Oihan Soto, universitarios de Uharte Arakil y Lacunza, esperaban esta mañana un autobús para volver a sus casas. “Hemos venido para ir a clase, pero se ha cancelado y ahora no tenemos autobús de vuelta”, explicaban. Eran las 10 de la mañana y nadie les aseguraban que fuesen a poder coger el de las 13.00 horas. En su caso, el autobús ha intentado salir de la estación, pero no ha conseguido subir la cuesta.

Lo mismo les ha sucedido a otros estudiantes de Alsasua que estudian en Pamplona: “Hemos tenido nieve en todo el camino, hielo, atascos… y hemos llegado tarde. Ya no hay clases y ahora nos han dicho que no hay autobuses. No podemos salir de aquí”. La alternativa, el tren; pero tampoco estaban seguros de que hubiese servicio.

 

 

EL TREN A MADRID, MARCHA ATRÁS

Efectivamente, además de a los autobuses, la fuerte nevada también ha afectado a las vías ferroviarias. Desde el tren Pamplona-Madrid, que ha salido a las 6.30 horas de la capital navarra, la vecina de Mutilva María Cebrián contaba esta mañana que el convoy ha estado parado 50 minutos, en medio de la nada: “Ahora, desde Casetas, estamos yendo a Madrid marcha atrás, según nos han dicho, hasta coger una vía que esté mejor. La previsión es llegar a las 12 o 12 y media, cuando lo normal sería a las 9.45 horas”. Finalmente, el tren ha llegado, pero María no se ha apeado a tiempo para llegar a la reunión de trabajo por la que viajaba a Madrid. Así que, después de comer, volverá a Pamplona en el tren de las 15.00 horas.  

DOS HORAS EN LA VILLAVESA

A Javier Echeverría, trabajador de Diario de Navarra, le ha costado llegar de Buztintxuri a la sede del periódico en Cordovilla una hora y 45 minutos, en la línea 16; un trayecto que cualquier día se completa en 20 minutos. “La peor parte ha sido desde la avenida de Guipúzcoa a Cuatrovientos. Nos ha costado media hora recorrer 200 metros”, recordaba una vez que ha llegado al Diario. Él ha estado a punto de bajarse e ir andando unas cuantas veces -”como ha decidido mucha gente”-, pero otra compañera, que viajaba en la villavesa anterior, le iba tranquilizando porque “el asunto más adelante estaba mejor”. De hecho, la línea 16 ha modificado su trayecto para evitar subir por el Portal Nuevo al Casco Viejo, tomando la cuesta de la Reina como alternativa, para coger después la avenida del Ejército y seguir su trayecto habitual desde Autobuses.

En la línea 4, desde Villava, viajaban esta mañana Merche Ruiz y Lourdes Sánchez, empleadas del Complejo Hospitalario de Navarra. Su grupo de Whatsapp del trabajo está a tope: compañeras que no llegan a dar el turno, otras de fuera de Pamplona que no pueden coger el coche y algunas, que acaban 10 horas de trabajo, no pueden mover el coche para irse… Ellas, pacientes, animaban, incluso, a la conductora: “Una ola por esa villavesera que nos va a llevar a trabajar". Conforme ascendían la cuesta de Beloso, los coches se amontonaban en los arcenes. Lo complicado para la chófer ha sido sortear a los vehículos que patinaban. A esta villavesa, se han reenganchado varios pasajeros de otra línea atascada en Mendillorri por un camión y dos coches cruzados.

 

 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra