Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Fiestas Navarra

Cohetes y homenajes en Artica, Cordovilla y Gorráiz

Alfredo Piedrafita en Artica, una vecina con cáncer metastásico en Cordovilla y el personal del consultorio en Gorraiz abrieron las fiestas

Ampliar Parte del público en primera fila a la espera del lanzamiento de caramelos en Gorraiz
Parte del público en primera fila a la espera del lanzamiento de caramelos en GorraizJesús M Garzaron
  • C.A.M.
Publicado el 10/09/2022 a las 06:00
De cohetes y reconocimientos fue la tarde de este pasado viernes en Artica, Gorraiz y Cordovilla. A las seis y media, siete y ocho de la tarde tres de los núcleos de las cendeas de Berrioplano y Galar y del Valle de Egüés que se han ido convirtiendo en zonas residenciales de la comarca abrieron sus fiestas. Unas celebraciones con sabor a final de verano y luz casi de otoño. El guión fue parecido. Mucha chavalería a los pies de los escenarios del chupinazo, caramelos para casi todos y emoción y agradecimiento por parte de los encargados de prender los cohetes. Las celebraciones se extenderán hasta el domingo. Cada programa con su dosis de espectáculos y programación infantil, gastronomía y música. Y en el caso de Gorraiz sin fuegos artificiales este sábado ante el riesgo de incendios.
En Artica, más de 5.000 vecinos repartidos por ahora en dos núcleos a ambos lados de la ronda, el aperitivo fue en forma de pañuelo a los menores nacidos entre 2019 y 2022. Acudieron más de 100, contaba la presidenta del concejo, Cristina Recalde, y casi desbordaron las previsiones de asistencia. La cifra oficial era todavía mayor. Después posaron para el recuerdo junto a las figuras de la comparsa. En el balcón de la casa concejil, muy cerca de la carretera que sube al fuerte de San Cristóbal el protagonismo fue para Alfredo Piedrafita, durante 31 años componente de Barricada y vecino de décadas de la localidad. Fue propuesto desde el concejo en reconocimiento a su trayectoria y como buen embajador del pueblo.
En Gorraiz el escenario volvió a ser la plaza del palacio, que concentra buena parte de la fiesta del antiguo señorío, hoy hogar de casi 4.000 personas. Y los protagonistas del cohete una representación del personal médico, de enfermería y administración del consultorio que se abrió en 2005. La alcaldesa del Valle de Egüés, Amaya Larraya, los propuso en reconocimiento a su trabajo. Agradecieron y prendieron la mecha Elena Minciuna, médica; Javier Lapuente, enfermero; y Rubén Ferrer, administrativo. Muy cerca Edurne Miguéliz y Mª Eugenia González. Ésta última recordaba el apoyo en lo más duro de la pandemia. “Nos dejaron un coche para los desplazamientos en el ayuntamiento y los vecinos nos hacían epis y nos llamaban para ver qué tal. Fue bonito y está bien recordarlo ahora”.
En Cordovilla, que ya roza los 800 habitantes, quisieron que el cohete fuera a cargo de los dos núcleos. Por el de abajo se eligió al concejante Sergio Fernández. Por el de arriba a la vecina desde 2009 Amaia San José Esarte, de 48 años y desde hace cuatro diagnosticada de cáncer de mama metastásico. A la asociación a la que pertenece hizo el concejo recientemente una aportación. A sus compañeras enfermas y sin cura les dedicó el cohete y por todas pidió más investigación.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE