Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Cultura

Barañáin retoma los trámites para gestionar directamente el Auditorio

El concejal de Cultura presentó las cuentas de 2019, positivas tras el déficit anterior y el descenso de actividad

Vista del complejo cultural de Barañáin, con la escuela de música, la casa de cultura y el auditorio.
Vista del complejo cultural de Barañáin, con la escuela de música, la casa de cultura y el auditorio.
  • C.A.M.
Actualizada 23/02/2021 a las 06:00

Un año después de que un informe aconsejara la extinción de la Fundación Auditorio de Barañáin y recomendara la gestión municipal, el Ayuntamiento de Barañáin retoma los trámites para llevarlo a cabo. Así lo ha confirmado el concejal responsable de Cultura y presidente de la fundación, Pablo Arcelus (NA+). Por ahora están analizando los pasos que seguir con los técnicos municipales de secretaría y asesoría jurídica. Lo anunció tras una reunión en la que se conoció el balance de 2019. Fue el año de cambio en la alcaldía, que pasó de EH Bildu a Navarra Suma. Y que se ha cerrado con resultado positivo en lo económico después de que el Consistorio acordara una inyección de 550.000 euros y de que la programación se rebajase considerablemente y con ella los gastos de funcionamiento. Los ingresos totales ascendieron a 613.625 euros, de los que 58.179 llegaron del Gobierno foral.

No ponen fecha todavía en Barañáin para la extinción de la fundación, pero en el área política esperan que sea “en breve”. “Auditorio Barañáin seguirá funcionando, en breve, de la mano del área de cultura del Ayuntamiento, trabajando y colaborando con todo el tejido cultural y artístico de la localidad y de la comarca”, sostiene el concejal responsable de Cultura en Barañáin. La idea de municipalizar el Auditorio, sin que medie la fundación privada que se puso en marcha en 2003, cuando abrió sus puertas, tiene origen económico. “No parece razonable mantener un formato de fundación de carácter privado cuando se está constantemente funcionando y utilizando el dinero que se recibe a través de subvenciones del sector público”, apostilla Arcelus sobre un paso que ha venido aconsejado la Cámara de Comptos en sus informes.

 

APLAZAMIENTOS EN 2020

Hace un año, tras el informe que ratificaba la idea de la gestión directa, se esperaba avanzar en la disolución de la fundación al conocer la auditoria económica. Primero llegó el cierre negativo en 2018 (203.114 euros) y ahora el “excedente positivo” de 2019 (283.842 euros). El patrimonio neto era negativo (57.447 euros) y también la situación financiera (40.681). Y queda pendiente 2020, un año en el que la actividad ha sido mínima y el Consistorio aportó 295.000 euros para financiar el desfase. “Hemos pasado un año 2020 totalmente anómalo y durísimo, cargado de excepcionalidades. La mayoría de los proyectos y actividades artísticas que estaban programadas se cancelaron y en algunos casos la alternativa fue la postergación. También hemos cedido las instalaciones a colectivos locales que por razones de aforo no tenían donde ensayar y, lamentablemente, para 2021 no vemos que se enderece. Pero trabajamos y creemos que vamos en el buen camino y el paréntesis de la pandemia ha sido una señal”, adelanta Arcelus los pasos a dar.

 

Una recomendación de la Cámara de Comptos

En 2019, tras años convulsos de denuncias sobre la situación económica y laboral del Auditorio, que incluyó el despido improcedente del responsable administrativo y una indemnización de 112.000 euros, la Cámara de Comptos reiteró su recomendación para disolver la fundación. Se trataba de una pauta dada con anterioridad, pero que en 2019 la recibió la mayoría del Consistorio, a unos meses de las elecciones municipales.

El órgano fiscalizador había apreciado problemas económicos, con 674.000 euros de ingresos y gastos por 688.000 euros. Pero también constató que no se aplicaba la normativa de contratación pública en contratos de asistencia ni se respetaban, en contrataciones de personal, los principios básicos en entidades públicas: igualdad, mérito y capacidad. Vio también que no se había repercutido el IVA en determinadas operaciones. Hace unos meses se supo que había supuesto una multa de 62.167 euros tras la inspección de Hacienda de los años 2016 y 2017. Las anteriores habían prescrito. Y la obligación recayó de nuevo en el Consistorio.

El planteamiento de Comptos fue que el Ayuntamiento ubicara la actividad del auditorio en una unidad administrativa del propio consistorio. El informe que encargó Cultura en 2019 daba un paso más y sugería disolver la fundación, con tres empleados en efectivo, y que el área municipal de cultura se haga cargo de la programación.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE