Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Coronavirus Navarra

Una misa con feligreses virtuales

Jesús Echeverz ha colocado en los bancos de la iglesia fotos que le envían sus feligreses

Ampliar Una misa con feligreses virtuales
Una misa con feligreses virtuales
Actualizado el 27/03/2020 a las 06:00
Jesús Echeverz, párroco de Santa María de Ermitagaña y la Sagrada Familia de Mendebaldea, vive solo y confinado en la casa parroquial pero se siente muy acompañado, “por Dios y por los feligreses”. A imitación del cura italiano Giuseppe Corbari, ha colocado fotografías de sus parroquianos en los bancos de la iglesia. Todos los días celebra misa a puerta cerrada y reza por ellos. “Tengo la iglesia llena. Hasta digo una breve homilía. Están todos atentos y nadie se duerme”, bromea. Tiene fotos de personas jóvenes y mayores, matrimonios con hijos y sin hijos, parejas de novios, y hasta dos ecografías de “futuros feligreses”. Algunos abuelos le han enviado fotos de sus hijos o sus nietos a los que no pueden ver. “Me piden que rece por ellos”, explica. También tiene a distintos grupos de catequesis, ahora suspendidas.
Detrás de cada rostro hay una historia personal. En estos días, este sacerdote está especialmente atento de los que viven solos. Les llama por teléfono y les envía Whatsapps. “Hay personas mayores que no tienen compañía pero están curtidas en estas situaciones. Sin embargo, hay jóvenes que no están acostumbrados a la soledad y es más fácil que se vengan abajo. Algunos han vivido situaciones de ansiedad a causa del confinamiento”, comenta. Las dos parroquias tienen una red de catequistas que están pendientes de ellos.
Echeverz admite que él no siente el peso de la soledad. “La oración y poder celebrar misa me sostienen. Y estar atento de la comunidad y de los que sufren te hace olvidarte de tus propios problemas”, explica. Así, mete muchas horas al día en dirección espiritual, atendiendo consultas y ofreciendo consejos, por teléfono, Whatsapp o Hangouts. También difunde por Whatsapp y en la web de la parroquia una breve oración-meditación diaria y una vez a la semana un vídeo. Con las debidas medidas de seguridad e higiene, sigue confesando a aquellos que se lo piden y pueden acercarse a la parroquia de forma individual. Aunque no le consta que haya enfermos de coronavirus entre sus feligreses, reza por todos los enfermos. Estos días no ha celebrado ningún funeral, pero sí que ha ofrecido misas por difuntos si se lo piden.
“Esta crisis nos tiene que ayudar a valorar lo que ahora no tenemos y a dar gracias por todos aquellos que están luchando contra el coronavirus. Esta situación nos tiene que cambiar la jerarquía de valores y también a plantearnos la relación con Dios. Lo vemos en el Evangelio: todos los que tienen un encuentro con Jesús es porque atraviesan un momento de necesidad: ciegos, paralíticos, pecadores como Zaqueo y la Samaritana…”, resume Echeverz. Este sacerdote aconseja dedicar parte del confinamiento a “cultivar el alma” con actividades espirituales.
Sus parroquias tienen canales en Youtube y en iVoox con charlas y meditaciones. El miércoles, festividad de la Anunciación, Echeverz animó a sus fieles a unirse al acto de consagración de España y Portugal al Corazón de Jesús y de María que han realizado los obispos. “La oración tiene un poder gigantesco cuando se tiene fe”, concluye.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora