La Hemeroteca
SOLIDARIDAD

Un salesiano zahorí busca agua en África

Antonio Gutiérrez, misionero en Sierra Leona, ha vuelto unos días a Pamplona para buscar apoyo para sus proyectos. Se resumen en dos ideas: pozos y escuelas para los necesitados

El misionero Antonio Gutiérrez, en los Salesianos de Pamplona.

El misionero Antonio Gutiérrez, en los Salesianos de Pamplona.

01/10/2016 a las 06:00
Etiquetas
Busca agua, la encuentra y abre un pozo. Así hasta 200. O más. Dice que no falla nunca. Es misionero, salesiano y zahorí. Antonio Gutiérrez González camina con su péndulo sobre el seco terreno de Sierra Leona. Va buscando agua, hasta que este, aparentemente, sencillo instrumento empieza a dar vueltas regulares bajo los dedos del religioso. Ahí debajo está lo que busca. Ya puede empezar a cavar.

Cántabro, nacido en 1951 en Liébana, una de las comarcas de los Picos de Europa, vive en Sierra Leona desde 2013. Es salesiano desde 1970 y desde 1986 ha sido misionero en Benín, Togo y Túnez. Acude a Pamplona a pasar, como él dice, “la itv”. En esta última ocasión, con operación incluida por un cáncer de piel que le acompaña ya hace un tiempo. Y viene para algo más. Para recoger y organizar la ayuda que envía a Sierra Leona. Y buscar apoyo económico, para lo suyo, es decir, para los demás, para los pozos que conseguirán que miles de mujeres no tengan que desplazarse kilómetros para buscar el agua a pozos lejanos, y para poder iniciar las plantaciones que vincularán la gente a su tierra. “Los africanos que vienen aquí no tienen raíces. Plantar árboles es echar raíces porque tendrán que esperar a los mangos, anacardos, las naranjas... Así podrán comer y tener algo para vender en el futuro”, explica desde los Salesianos de Pamplona.

Al pozo acompañará una escuela, o escuelita, como dice él, o sala polivalente, que sirve para iglesia o para lo que haga falta. También guarderías, para que los niños puedan aprender otros idiomas, además del mende que hablan en su casa o el criollo, que utilizan cuando empiezan a relacionarse en sociedad. Objetivo: alfabetizar a la población infantil y adulta.

Además, tiene otro proyecto. Es en Towama, también en Sierra Leona, donde los salesianos han adquirido 15 hectáreas. El pozo ya está. Dijo él, o su péndulo, o los dos, dónde había agua. Pero, por ahora, hay solo eso, un pozo. Quiere levantar un colegio de secundaria, una casa de la comunidad, un almacén, residencia para universitarios, aprovechando la cercanía de la universidad.

Un pozo con agua para beber le cuesta 4.500 €. Los que son para huertas cuestan 2.000. Una escuela con una clase de 100 m2, 10.000 €, y 65.000 € con seis aulas. “Puedo contar una historia de cada pozo”, explica. Incluso uno de sus pozos, en Cinkassé (Togo), lleva el nombre de Aibar, cuyo ayuntamiento pagó su construcción. De Aibar es el laico Francisco Javier Aldunate, responsable de la ONG Asociación Ayuda Escuelas en África, constituida por antiguos alumnos de salesianos. Ya jubilado, acompaña y viaja con el religioso por África.

Gutiérrez fue uno de los religiosos del ébola, de aquellos que, a pesar de todo, permaneció en los peores momentos de la epidemia. Ahora, dice, ya no se ven casos, “pero puede aparecer en cualquier momento porque hay animales portadores del virus y la gente está dispuesta a comerlos”. E insiste en que hay otras enfermedades, no mejores, de las que no se habla, como malaria o paludismo. Se guía por una máxima: “No hay que hacer, hay que estar”.
 
Donativos



Asociación Ayuda Escuelas en África (ong-africa@hotmail.com). Contacto: Javier Aldunate. Teléfono: 639251899/948255239
Banco Popular. Nº. cuenta
ES20.0075.4638.0107.0038.1549

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra