Hoy puedes ver DN+ sin publicidad, como si tuvieras una suscripción... Suscríbete y será así todos los días.
Suscríbete a DN+
Premio Príncipe de Viana 2016

​Ignacio Aranguren: "La educación y la cultura necesitan encontrarse sobre un escenario"

Tras recibir el Premio Príncipe de Viana en Olite, ha ensalzado a los docentes, "a los que cada vez que acaban una clase no les suenan aplausos, solo un timbre"

​Ignacio Aranguren recibe

Ignacio Aranguren (centro) sostiene el Premio Príncipe de Viana tras finalizar el acto.

Actualizada 28/05/2016 a las 16:13
Etiquetas
  • EFE. Olite (Navarra)
El director teatral y profesor Ignacio Aranguren (Pamplona, 1953) ha subrayado este sábado, tras recibir el Premio Príncipe de Viana de la Cultura 2016, que "la educación y la cultura necesitan encontrarse sobre un escenario".

"Ambos solo buscan que seamos capaces de entendernos mejor, primero a nosotros mismos como personas y como sociedad, para después entender mejor el vertiginoso mundo que nos rodea", ha agregado en un acto celebrado en el Palacio Real de Olite que, por primera vez, no ha contado con presencia de representantes de la Casa Real.

Por su parte, la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha destacado que Aranguren "es un paradigma del fomento de la actividad cultural" que ha contribuido "a formar un público crítico y ha sembrado la afición por el arte dramático".

El acto ha contado con la presencia de la presidenta del Parlamento Foral, Ainhoa Aznárez, y las principales autoridades de la Comunidad, menos la delegada del Gobierno en Navarra, Carmen Alba, o el presidente de UPN, Javier Esparza, ausentes por su disconformidad con la decisión del Ejecutivo Foral de no invitar a los Reyes.

El Gobierno de Navarra, formado por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-U, decidió desvincular a la Corona de este acto por entender que la presencia de los Reyes, tradicional en las dos últimas décadas, dificultaba la proyección exterior del premio, el máximo galardón cultural que se otorga en Navarra, y del propio galardonado.

Junto con la ausencia de don Felipe y doña Letizia, el acto ha tenido como novedad que, en lugar de celebrarse en el Monasterio de Leyre, ha tenido lugar en el Palacio de Olite como "elemento evocador" de la historia de Navarra, "con capacidad para poner el acento en nuestra propia personalidad sin complejos", ha dicho Barkos.

El Palacio de Olite, considerado uno de los castillos medievales más lujosos de Europa, fue una de las sedes de la Corte a partir del reinado de Carlos III "el Noble", que instituyó el título de Príncipe de Viana para el heredero del Reino de Navarra.

Del galardonado, tras resaltar su dedicación durante 35 años a la labor docente, dirigiendo el taller de teatro del Instituto Navarro Villoslada, en Pamplona, Barkos ha señalado que es un "innovador de la enseñanza" que ha aplicado a las artes "las técnicas y métodos didácticos, con el fin de formar personas, de forjar inquietudes humanas e intelectuales y despertar vocaciones culturales".

En concreto, durante esos 35 años, Aranguren ha puesto en escena con sus alumnos textos de Bertold Brecht, Alarcón, Valle-Inclán, Buero Vallejo, Gala, Goldoni, Jardiel Poncela, Quevedo, Shakespeare, Aristófanes, Mihura, Arthur Miller, Arniches, Tolstoi y Moliere, entre otros autores.
Sus montajes se han representado en teatros de ciudades como Almagro, Madrid, Sagunto, Grenoble, Bruselas o Anglesey.

Durante su intervención, Aranguren ha subrayado que la cultura y la educación "comparten un mismo territorio". "Y necesitan encontrarse sobre un escenario", ha proseguido el galardonado, quien ha querido compartir el premio con todo el teatro navarro y se lo ha dedicado también a sus compañeros, esos docentes a los que "cada vez que acaba la clase, no les suenan los aplausos" sino "solo un timbre".

En el acto, desarrollado en el patio del Palacio y amenizado por el grupo de música antigua Secretum, ha intervenido también el dramaturgo, actor y director teatral Alfredo Sanzol, discípulo del galardonado, quien ha ensalzado la figura de su "maestro".

"El teatro es un juego muy serio, un lugar de diversión que necesita técnica y reglas. Un lugar de libertad y un lugar de compromiso. Ignacio nos descubría que nuestro papel dentro del espectáculo era esencial", ha relatado.
Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra