Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Hoy puedes ver DN+ sin publicidad, como si tuvieras una suscripción... Suscríbete y será así todos los días.
Suscríbete a DN+
DIARIO ESCOLAR

Excelencia académica y formación humana en Jesuitas Tudela

El centro ribero protagoniza el 'Cole a cole' del Diario Escolar del martes 17 de mayo de 2016

18/05/2016 a las 06:00
Etiquetas
  • T.B. PAMPLONA
El lema del colegio San Francisco Javier de Tudela (Jesuitas Tudela) está presente en muchos de los espacios en los que se desarrolla el día a día de sus más de 850 estudiantes. ‘Entramos para aprender, salimos para servir’ es la base sobre la que se sustenta la razón de ser de este centro educativo de la Compañía de Jesús que, a través de la espiritualidad y de la pedagogía ignacianas, quiere acompañar a su alumnado y colaborar con las familias “para alcanzar una formación integral, de manera que lleguen a ser personas comprometidas en la tarea de caminar hacia una sociedad fraterna y justa”, señala su director, Carlos Moraza.

Este centro concertado integra las etapas de ESO y Bachillerato, así como una Unidad de Currículo Específico (UCE) y un Programa de Cualificación Profesional Inicial Especial (PCPIE) de ayudante de oficina. Cuatro son los pilares sobre los que se articula su proyecto educativo. Uno de ellos es su distinción por la búsqueda de la excelencia académica. “Los resultados obtenidos por nuestro alumnado tanto en la evaluación diagnóstica de 2º de ESO como en la prueba PISA y en Selectividad nos sitúan por encima de la media de Navarra y, en este sentido, estamos satisfechos”, indica Moraza.

El segundo pilar que vertebra la esencia de la enseñanza en Jesuitas Tudela tiene que ver con la formación humana, con un acompañamiento personal del alumno de la mano de tutores y pastoralistas, que disponen de una liberación de horas lectivas para este fin. El tercero de los pilares está configurado por el proyecto de pastoral, que lleva ligado un proyecto de interioridad. Existen unas líneas de fuerza para un colegio evangelizador que se trabajan en los 68 centros de la Compañía de Jesús en España. Cada año seleccionan un lema y el de este curso es ‘Elegir para soñar’.

Por último, las actividades ‘paraescolares’ conforman el cuarto de los pilares. “Siempre decimos que nos gustaría lograr que el colegio fuera un lugar de encuentro amable cuando finaliza el horario escolar. Existe una oferta muy interesante de ‘paraescolares’, desde autocad a robótica, pasando por otras propuestas como diferentes deportes, bailes y talleres de cocina o el grupo de tiempo libre Quetzal”, resume Moraza.

TRABAJO POR PROYECTOS

La acción académica del colegio San Francisco Javier cuenta con una característica particular en todos los cursos de la ESO de la mano del trabajo del Departamento de Desarrollo Social del centro. Son los llamados “Proyectos de aprendizaje y servicio” (trabajo por proyectos). “Llevamos trabajando varios años en una matriz de nueve competencias, la última de ellas la espiritual. Los proyectos consisten en la participación en campañas solidarias, que se convierten en la culminación de un proceso formativo. Aproximadamente, siete asignaturas, en el plazo de 45 días antes de la fecha de la campaña, se comprometen a dar a sus contenidos un sentido humano y solidario”, explica el director.

En 1º de ESO, la acción es la SAME, que motiva una reflexión sobre la importancia de la educación y sobre las desigualdades que hay en el mundo en el cumplimiento y desarrollo del derecho a la educación. En 2º de ESO, la acción versa sobre el tradicional ‘Bocata solidario’ que organiza el colegio con el propósito de recaudar fondos para ONGs humanitarias. De esta forma, el alumnado reflexiona sobre el comercio justo y las desigualdades sociales. En 3º de ESO, por su parte, el proyecto es la participación en la Gran Recogida del Banco de Alimentos, que conciencia a los estudiantes en torno a las dificultades de muchas personas para acceder a una alimentación básica.

“Finalmente, en 4º de ESO la educación de aprendizaje y servicio da un salto porque incluye una asignatura (Acción Social, Aprendizaje y Servicio) que asume contenidos relacionados con la solidaridad y, además, los alumnos colaboran con distintas entidades y ONGs locales para ayudar a las personas más necesitadas. Es, sin duda, una práctica educativa en la que chicos y chicas aprenden mientras actúan sobre necesidades reales con la finalidad de mejorarlas. Convertimos a los alumnos en agentes de cambio social, una necesidad fundamental del mundo que les toca vivir”, apunta Carlos Moraza.

Este pilar en la formación del centro se puede llevar a cabo gracias a la implicación del profesorado. “El clima en el claustro es muy propicio para desarrollar estos proyectos. Una de las características de este colegio es un equipo docente implicado, formado y abierto siempre a la propuesta”, destaca. Su formación es, además, otro de los aspectos que cuida el colegio. “El profesorado nuevo realiza un proceso de formación de tres años y luego se mantiene un reciclaje continuo. Trabajamos en red con el resto de centros de la Compañía, lo que añade un aspecto muy enriquecedor”, remarca Marta Sáez, jefa de estudios.

PROYECTO LINGÜÍSTICO

El colegio trata de potenciar cada año su proyecto lingüístico. “Queremos rentabilizar los aprendizajes que se promueven a través de las diferentes lenguas y favorecer la autonomía de nuestros alumnos formando ciudadanos para un mundo cada vez más globalizado”, afirman desde el centro. “Atendemos a la diversidad con desdobles de inglés en todos los cursos. Las agrupaciones bilingües tienen profesorado altamente cualificado y en un proceso de mejora y formación continua. Además, este curso contamos con profesorado nativo”, añaden. El centro prepara a los estudiantes para exámenes de la EOIDNA, Alianza Francesa y Universidad de Cambridge (es centro preparador y examinador) y organiza diferentes intercambios. En 2º de ESO con un colegio de los Jesuitas en Londres; en 4º de ESO con el único colegio de los Jesuitas en Hungría; y en 1º de Bachillerato con un instituto público de Saint-Étienne (Francia). Además, en las ‘paraescolares’ se ofertan también clases de alemán.

CONTACTO CON LAS FAMILIAS Y ABIERTO A LA CIUDAD

La estrecha relación con las familias constituye uno de los rasgos distintivos del colegio San Francisco Javier de Tudela. “El contacto de los tutores con ellas es continuo”, señala Carlos Moraza. Las familias se involucran en la vida del centro y son invitadas especialmente a participar en tres momentos del año: Adviento, Cuaresma-Pascua y fin de curso como Acción de Gracias. La Asociación de Padres y Madres organiza actividades para las familias y trabaja de forma conjunta con el colegio. Asimismo, Jesuitas Tudela trata de ser un colegio abierto a la ciudad ribera. “Los campos deportivos exteriores, por ejemplo, permanecen abiertos a la ciudadanía los fines de semana y el salón de actos se ha convertido en un espacio de referencia para numerosas asociaciones y grupos. Saben que el colegio es un sitio en el que siempre pueden llamar a la puerta”, resalta.

GRUPO QUETZAL Y CLUB DEPORTIVO SAN JAVIER

El grupo de tiempo y libre y montaña Quetzal cuenta con una larga trayectoria en el centro. Abierto a jóvenes desde 4º de Primaria, en la actualidad reúne a unos 110 asociados. Su propósito es educar en el tiempo libre a través de una pedagogía activa de grupo. Se estructuran por ramas (lobatos, clanes, pioneros y quetzales) y mantienen reuniones semanales los sábados, además de organizar diferentes salidas, campamentos y actividades. “El grupo Quetzal tiene una fuerte tradición en el colegio y en la ciudad, ya que está presente en un buen número de actividades ciudadanas”, afirma el director del colegio. Asimismo, otra de las estructuras significativas del centro es la que conforma el Club Deportivo San Javier, también de gran tradición.

EL CENTRO Y SU ENTORNO

Jesuitas de Tudela es un centro educativo de la Compañía de Jesús que el próximo 3 de diciembre cumplirá 125 años. Además de acoger a estudiantes de su centro adscrito (colegio Compañía de María) y de otros centros de la ciudad, cuenta con una gran tradición de apertura a alumnado de diferentes localidades riberas. Durante muchos años contó con internado, que desapareció en 1997.

EN DATOS

Nº alumnos/as: 854

Nº docentes: 62 (y 20 personas en Administración y Servicios)

Etapas educativas: ESO y Bachillerato

Idiomas: Inglés y francés

Director: Carlos Moraza

Dirección: c/ San Francisco Javier, 1 (31500 Tudela)

Teléfono: 948 821 550

Web: www.jesuitastudela.org

Correo electrónico: recepcion@jesuitastudela.org
Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra