Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Hoy puedes ver DN+ sin publicidad, como si tuvieras una suscripción... Suscríbete y será así todos los días.
Suscríbete a DN+
tribunales

​Condenado a 10 años por agresión sexual y a 3 por detención ilegal

En la sentencia, que puede ser recurrida, se condena asimismo a dos años de prisión, por un delito de detención ilegal, a la madre del acusado

Imagen exterior del Palacio de Justicia de Navarra.

Imagen exterior del Palacio de Justicia de Navarra.

DN. ARCHIVO
Actualizada 03/05/2016 a las 15:53
  • efe. pamplona
La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra ha condenado a un hombre a 10 años de prisión por un delito de agresión sexual, 3 años por detención ilegal, 11 meses por quebrantamiento de quebrantamiento de medida cautelar y 6 meses por amenazas.

En la sentencia, que puede ser recurrida, se condena asimismo a dos años de prisión, por un delito de detención ilegal, a la madre del acusado.

Sobre las 18,30 horas del 1 de noviembre de 2011, se relata en la sentencia, el procesado, N.R., de 29 años y de nacionalidad rumana, se encontró en Pamplona con su expareja sentimental y entabló con ella una conversación a pesar de que el Juzgado de Violencia sobre la Mujer había dictado en febrero de ese año una medida de alejamiento.

El hombre, que sabía que al día siguiente estaba señalada la celebración de un juicio oral en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer, exigió a la víctima que fuera a su casa y además cogió su móvil y miró los mensajes y números de teléfono.

La mujer se negó a ir a casa del procesado, pero finalmente accedió y se dirigieron a un domicilio situado en la calle Sangüesa, donde se encontraba la madre del joven, T.R., de 55 años, y otros familiares.

Los dos procesados trataron de forma insistente de convencer a la mujer para que continuara la relación con el joven, "diciéndole que no la iba a pegar más y que iba a tomar unas pastillas para no beber", se indica en la sentencia.

A las 21.51 horas, ante la tardanza de la mujer en regresar a la residencia en la que estaba acogida, una educadora alertó a la Policía Foral, que se personó en el domicilio pasadas las 22,00 horas.

Entonces, la madre del joven agarró a la mujer de los brazos y la metió en un armario, ante el que colocó una silla, en la que se sentó una de las personas que estaba en la casa.

Cuando se fueron los agentes, la mujer, que estuvo una media hora encerrada en el armario, fue conducida a una vivienda de la calle Lakartxela, en la que estaba su expareja y otros familiares. La mujer fue encerrada en una habitación, en la que el joven la golpeó y agredió sexualmente en dos ocasiones.

Tras la agresión sexual, el joven amenazó de muerte a la mujer y a su familia para que guardase silencio.

A una hora no determinada, pero ya de la mañana del 2 de noviembre de 2011, la mujer, aprovechando que el procesado no estaba en la habitación, cogió el móvil y se marchó del domicilio, dirigiéndose a la residencia.
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra