Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

GOBIERNO FORAL

Aranburu dice que la ley de Osasuna no es una norma de "punto final"

Según el consejero, la norma "trata de organizar el modo de pago de unas deudas concretas"

Aranburu dice que la ley de Osasuna no es una norma de
Aranburu, este viernes en el Parlamento.
CORDOVILLA
  • EUROPA PRESS. PAMPLONA
Actualizada 18/03/2016 a las 10:57
El consejero de Hacienda y Política Financiera del Gobierno de Navarra, Mikel Aranburu, ha afirmado que la ley foral de reestructuración de la deuda de Osasuna no es una ley de "punto final", sino una norma que "trata de organizar el modo de pago de unas deudas concretas y predeterminadas".

Así, el consejero ha señalado que la ley deja la puerta abierta a inspecciones que revelen nuevas contingencias fiscales, como así ha ocurrido.

En este sentido, Aranburu ha explicado, en una comparecencia parlamentaria a petición de EH Bildu y PSN, que la Hacienda foral ha realizado recientemente una inspección en la que se advierte una nueva deuda fiscal de 5,7 millones de euros por IVA y retenciones de IRPF.

El consejero ha recordado que al constituir los hechos un posible delito fiscal, Hacienda ha remitido esta inspección al juzgado para que sea el juez quien tome una decisión al respecto. En la cantidad de 5,7 millones no están incluidas sanciones ni intereses de demora, algo que habría que sumar cuando se liquide el expediente.

Además, Aranburu ha precisado que la inspección de Hacienda sólo ha abordado el IVA y el IRPF, por lo que queda abierto el análisis del Impuesto de Sociedades en los años no prescritos.

El consejero ha señalado además que la ley de reestructuración preveía la puesta en marcha de una comisión de control en la que tenía que participar una persona nombrada por Hacienda. Esta comisión ha tenido ya siete reuniones, con la participación de un inspector de Hacienda, que está haciendo un seguimiento del cumplimiento de las obligaciones derivadas de la ley.

En el turno de intervención de los grupos, el portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha afirmado que Osasuna "ha entendido la ley de reestructuración como de punto final" y frente a ello ha valorado que "Hacienda no lo entienda así". "Siguen aflorando problemas económicos con el club", ha dicho, para incidir en que "el trato especialísimo que se dio a Osasuna" se haga conforme a lo previsto en la ley y tratándole como a "un contribuyente más".

El parlamentario del PSN Guzmán Garmendia ha destacado que "si estamos hablando en este momento de esto es porque se consiguió salvar a Osasuna a través de esta ley de reestructuración", pero ha sido crítico con la "responsabilidad" del Gobierno anterior. "¿Por qué tras tantas inspecciones no afloró la deuda?", ha cuestionado, para pedir al Ejecutivo actual que no caiga en la "inacción". Además, ha considerado que quizá Osasuna debería hacer un nuevo plan de viabilidad.

Por parte de UPN, Juan Luis Sánchez de Muniáin ha defendido la ley foral de reestructuración de la deuda de Osasuna, que "ha permitido" aflorar ahora nuevas deudas fiscales y ha destacado que "se van cumpliendo todas las previsiones de la ley". Además, ha apoyado la decisión de la Hacienda foral de poner en conocimiento del juzgado el posible delito por la nueva deuda descubierta.

El portavoz de Geroa Bai, Jokin Castiella, ha criticado que el Gobierno anterior "hizo una apuesta a ciegas" para tratar de resolver la situación de Osasuna y ha considerado que "hubo una afán para echar tierra sobre el asunto y no darle demasiado publicidad". "Se salvó al club no gracias a la ley, sino gracias a un trato de favor previo a la ley. Aquella ley no hacía sino tapar las vergüenzas del Gobierno anterior, que ofreció un trato de favor a un contribuyente", ha subrayado.

Por parte de Podemos, Fátima Andreo ha indicado igualmente que "hubo un trato de favor a Osasuna por parte de Hacienda, cuando permitió un número desorbitado de aplazamientos, hasta 34". En todo caso, se ha alegrado de que haya una comisión de control para el cumplimiento de las obligaciones de Osasuna y "hubiera sido una buena decisión que se hubiera implantado con mucho más tiempo, hubiera ahorrado muchos problemas".

Finalmente, el portavoz de Izquierda-Ezkerra, José Miguel Nuin, ha señalado que el Gobierno "está trabajando para que el club cumpla con sus obligaciones fiscales" y ha recordado que su grupo votó en contra de la ley de reestructuración porque "era necesario conocer previamente cuál era la situación de Osasuna". "Se hacía una ley foral a ciegas, pero en todo caso se aprobó y ahora lo que tiene que hacer el Gobierno es que se cumpla conforme a todos los requerimientos legales de forma escrupulosa", ha dicho.

En su grupo de réplica, Aranburu ha reconocido que ningún contribuyente había tenido un trato de favor "como para tener una ley foral propia" y ha dicho que lo que le corresponde a él es que esta legislación "se haga cumplir" y el Gobierno estará "vigilante" para ello.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE