Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

NOMBRES CURIOSOS

Y si la llamamos Bicicleta...

Lola Serrano, interina del Registro Civil de Pamplona, ha recopilado durante dos años y en 4 folios algunos de los nombres más "raros"

  • IVÁN BENÍTEZ . PAMPLONA.
Publicado el 07/05/2011 a las 01:03
SUSANA, que trabaja en el Registro Civil de Pamplona, cuenta sonriente que una tía de su abuela, que nació en una aldea de la sierra de Gredos, en la provincia de Ávila, se llamaba Bicicleta. "Ocurrió hace mucho tiempo y no puedo recordar mucho más", se disculpa. Alejandro Jodorowsky, actor y escritor chileno, intenta dar una explicación al respecto. "Los nombres que los progenitores regalan a sus hijos son fruto del deseo inconsciente de solucionar situaciones, la mayoría dolorosas". Hoy, llamar Bicicleta a un bebé "sería impensable", así lo manifiestan los funcionarios del Registro Civil de Pamplona, y así lo dicta el sentido común de cualquier padre; sin embargo, todavía los hay que se acercan a las ventanillas de los registros preocupados por su elección.
Martín Corera, secretario del Registro Civil de Pamplona, es rotundo a la hora de explicar en qué se basan los funcionarios a la hora de rechazar un nombre: "Los padres tienen libertad absoluta, pero hay que proteger la identidad del recién nacido. Nos ajustamos a los criterios que dictamina el artículo 4 de la Ley del Registro Civil". Este artículo marca que los progenitores no podrán consignar más de un nombre compuesto ni más de dos simples. Quedan prohibidos los nombres que objetivamente perjudiquen a la persona, así como los diminutivos o variantes familiares y coloquiales que no hayan alcanzado sustantividad, los que hagan confusa la identificación y los que induzcan en su conjunto a error en cuanto al sexo. No puede imponerse al nacido el mismo nombre que ostente uno de sus hermanos, a no ser que hubiere fallecido, así como tampoco su traducción usual a otra lengua.
"El nombre atrapa"
Con paciencia y durante dos años, Lola Serrano, de 53 años, interina de la oficina del Registro Civil de Pamplona, ha anotado, con ayuda de sus compañeras, los nombres "más raros" que han ido pasando por sus manos, y ya llevan cuatro folios."No son los nombres más raros de recién nacidos inscritos -aclara-, todo lo contrario. Los hemos sacado de algunas de las partidas de nacimiento más antiguas", advierte.
A Lola le apasiona Alejandro Jodorowsky. Para este terapeuta del nombre, la mayor de las dificultades a la que se enfrenta el ser humano es por culpa del nombre. "El nombre nos atrapa, de ahí nuestra individualidad. La individualidad es un signo de separación. Nos aterra cambiar de nombre. Tememos dejar de ser reconocidos por nuestro clan. Nos asusta no ser reconocidos, no ser amados es el mayor temor. Somos seres gregarios y pensamos que podemos morir si nuestro "clan" nos abandona...". Lola muestra los cuatro folios escritos a mano. Un "pequeño tesoro" que ha organizado de la siguiente manera: "los nombres masculinos a la derecha y los femeninos a la izquierda", detalla. Lee despacio algunos de ellos: Longinos; Liborio; Matiesa; Eutiquia; Abilio; Canuta; Trifona; Deogracias; Paciente; Marzo; Antioco; Ninfa; Crescencio; Irineo; Ausibio; Anxo; Ciro; Mamerta; Constante; Sisusina; Crescenciano; Telesfora; Vidala; Honorio; Sinforiano; Heriberto; Uberfrida; Melitona; Dulce Nombre; Davinia;Meliris; Conceso; Verisimo; Luis del Rey de Francia; Pascasio; Dioscoro; Davida; Nonita... "Me da pena que se pierdan, están en peligro de extinción, y la mayoría son de origen navarro".
Lola interrumpe la lectura. Xabier e Itziar se sientan frente a ella con su hijo Aratz, de 6 días de vida, en brazos. "Hemos elegido Aratz por su sonoridad. También nos gustaban Alain y Unax. June, si hubiera sido chica".
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora