Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

Uno de los tres acusados cambia su versión y dice que no vio a los otros dos con la víctima

  • Un jurado popular compuesto por seis mujeres y tres hombres juzga el crimen, de 2010

Imagen de la noticia

Una periodista sigue el juicio en la sala habilitada en el Palacio de Justicia. JOSE CARLOS CORDOVILLA

Imagen de la noticia

A la izquierda, la cabina insonorizada donde trabajan los dos traductores simuláteanos. ORTIZ

0
Actualizada 17/01/2012 a las 00:02
  • GABRIEL GONZÁLEZ . PAMPLONA

"No sé nada, yo estaba durmiendo". Fue la frase más repetida en la primera sesión del juicio por el crimen de Javier Martínez Llort en Tudela en 2010. Los tres acusados, argelinos, aseguraron ayer que se encontraban en sus casas durmiendo la madrugada en la que murió el joven tudelano tras ser golpeado en la cabeza con el listón de un banco. Piden la absolución. Las acusaciones, al contrario, reclaman para ellos entre 18 y 20 años de cárcel porque consideran probado que los tres abordaron al joven para robarle el móvil y le golpearon hasta matarlo.

Los acusados negaron una y otra vez su autoría ante el jurado popular que les juzga, compuesto por seis mujeres y tres hombres. Sin embargo, uno de ellos no ha mantenido esta versión a lo largo de todo el proceso. Si bien cuando fue detenido dijo a la policía que no sabía nada, al mes de estar en prisión pidió cambiar su declaración: aquella noche, la del 10 de abril de 2010, sí estaba en el Paseo del Queiles y sí vio a los otros dos acusados, uno con un palo en la mano, junto a una persona, que estaba sentada en un banco. Ayer volvió a su versión inicial. "¿Por qué se contradice?", le preguntó la fiscal: "Yo quería salvarme de todo esto, el imán vino a la cárcel de Vitoria con la policía, que venía a tomarme unas muestras de saliva, y me dijo que si les ayudaba me liberaban, me daban papeles (los tres están en situación irregular) y la sentencia sería muy leve. Pido al tribunal que traiga aquí al imán". El abogado de la familia del fallecido le preguntó por qué no lo había citado su abogado. "No lo sé", respondió.

Los acusados insistieron una y otra vez que "mienten" todos los testigos que, según les avanzaron las acusaciones, declararán en el juicio que a lo largo de esa madrugada vieron juntos a los tres en diferentes bares de Tudela y que les oyeron discutir sobre la paliza que le habían propinado a un joven. Uno a uno, fueron relatando qué hicieron aquella noche.

Uno dijo que estuvo en un bar viendo el partido (un Real Madrid-Barcelona) y después volvió al cortijo donde se alojaba con otros compatriotas, estuvo jugando a cartas con ellos hasta la 1.30 y después se fue a dormir. La fiscal le preguntó cómo se hizo la herida que tenía en el ojo (en su acusación sostiene que dio un cabezazo a la víctima): "Andando en bicicleta ocho o diez días antes de que me detuvieran. Me atendieron en un centro de salud". Tras esta respuesta, el Ministerio Público resaltó que en ningún centro médico de Tudela consta esta atención y que el forense estimó cuando le revisó que la herida se la tuvo que producir días más tarde, en torno al día del crimen.

Los otros dos acusados afirmaron que coincidieron esa noche antes y después del partido (uno dijo no haberlo visto) y se marcharon a casa juntos. Cenaron "judías" con otros dos inquilinos de la vivienda y uno de ellos se fue a dormir. El otro afirmó que salió varias veces de casa con la intención de buscar colillas en el suelo para fumar. "No entré en ningún bar ni en ninguna discoteca. Cuando encontraba cigarros volvía, los fumaba y luego volvía a salir. A las cuatro me dormí", dijo. El crimen, según las acusaciones, se produjo sobre las 5.30. El juicio continúa hoy con la declaración de testigos y policías.

Manchas de pintura en la ropa

Una de las pruebas clave es la aparición de manchas de pintura verde del banco del paseo del Queiles en la ropa de dos de los tres acusados. A ambos se les preguntó qué explicación daban a este hallazgo. "No sé de qué me habláis. Estamos mucho por ese paseo, a lo mejor es de estar sentado en un banco", dijo uno. Al otro se le precisó que esa pintura era del interior del listón, no de la cara externa: "No he roto nada, la única explicación que veo es que sea de sentarme alguna vez".

CLAVES

1 Hechos. El crimen se produjo en la madrugada del 11 de abril de 2010 en el paseo del Queiles, en pleno centro de Tudela. Javier Martínez Llort, tudelano de 32 años, regresaba a casa cuando fue golpeado en la cabeza con el listón de un banco. Murió en el hospital. Las acusaciones creen que le intentaron robar.

2 La víctima. Javier Martínez Llort (17-2-1978) era ingeniero en Proinso, Fustiñana. Era el segundo de 3 hermanos y tenía previsto casarse en 2011 con su novia. Jugaba a fútbol-sala en el equipo Cano Jimensa.

3 Detenidos. Fueron detenidos tres argelinos de entre 20 y 35 años y en situación ilegal en España.

4 Acusaciones. El fiscal pide para ellos 14 años por un delito de homicidio y la acusación particular 16 por asesinato. Además, ambas piden 4 años por robo con violencia. La acusación popular, del Ayuntamiento de Tudela, como la particular.

5 Defensa. Los tres acusados niegan los hechos y sus defensas piden la libre absolución.

6 El juicio. Hoy están programados 43 testigos (20 por la mañan y 23 por la tarde), entre ciudadanos y policías. Mañana declarán los tres testigos protegidos (a los que en el juicio se refieren como testigo 100, testigo 200 y testigo Prometeo), claves en el proceso. A continuación, será el turno de las pruebas periciales de forenses y policía científica. El jueves será el turno de las conclusiones de las partes. El viernes, el jurado se retirará a deliberar sobre los hechos.

Unas treinta personas de Tudela

La familia de Javier Martínez Llort estuvo arropada ayer en el juicio por una treintena de familiares y amigos de la víctima, que se desplazaron hasta Pamplona para seguir el juicio desde las diez de la mañana hasta las siete de la tarde.

Uno fue condenado por robo en un bar

Los tres acusados residían en Tudela y habían coincidido meses antes recogiendo aceitunas en Jaén. Dos de ellos ya se conocían de antes, ya que coincidieron en la misma patera en la que llegaron a España desde Argelia, según declararon. Los tres estaban sin trabajo. Sólo uno tiene a antecedentes penales, por robar un bolso en un bar.

Traducción simultánea a cargo del equipo del juicio del 11-M

El juicio de ayer fue el segundo en Navarra en el que se utiliza la traducción simultánea. Y además se hizo con el equipo que trabaja actualmente en la Audiencia Nacional, entre los que se encuentra uno de los traductores que participó en el juicio por los atentados del 11-M. Como los tres acusados no hablan bien español, se ha instalado una cabina insonorizada al fondo de la sala del jurado en la que dos profesionales se encargan de la traducción. Ayer, uno explicaba en árabe a los acusados las preguntas que se le formulaban y otro se encargaba de traducir su respuesta al español. Para seguir el juicio con fluidez, todos los miembros del jurado, el juez, fiscal, abogados, periodistas y público cuentan con unos auriculares en los que de forma simultánea van escuchando la traducción de las declaraciones. Se trata de un servicio sufragado por la Dirección General de Justicia y poco habitual en los juicios celebrados en Navarra, donde lo normal es declarar con un intérprete al lado que traduce preguntas y respuestas. La primera vez que se empleó una traducción simultánea fue en el juicio del crimen de Gartzain, en 2001, ya que los acusados sólo hablaban euskera.

Un abogado de renombre

La familia de la víctima cuenta con un abogado penalista de renombre en España. Se trata de Enrique Trebollé, que ha participado en casos como el del narco Laureano Oubiña, el crimen de Fago y el accidente del Yak 42, entre otros. Actualmente representa a Ortega Cano.

RAMÓN MARTÍNEZ LLORT HERMANO DE LA VÍCTIMA

"Soñaba con ver esas caras"

Ramón, el hermano de la víctima, no se perdió ayer ni un minuto del juicio, ni lo hará en los días que dure. "Llevaba un año y diez meses soñando con estas tres caras que quedarán grabadas por siempre en mi mente. Son tres personas que han tirado su vida y la de mi hermano. No encuentro ninguna explicación razonable y no se la voy a buscar", decía ayer durante uno de los recesos. Durante este tiempo ha ejercido, sin buscarlo, como portavoz de la familia. Ayer, con más razón si cabe, hablaba así. "Afrontamos el juicio con confianza de obtener justicia para Javi, que bien se la merece, con la confianza de que la gente que nos ha apoyado en todo momento, de que es el mismo pueblo quien va a valorar si son culpables o no. Creemos que con arreglo a las pruebas y a los testimonios que va a haber habrá una condena satisfactoria".

Reconoció que cada fase que han pasado "desde que Javier fue asesinado ha sido dura. Unas más, otras menos. Pero es anecdótico que tenga más o menos dureza. Lo importante es que se haga justicia". La suspensión del juicio en noviembre, al no poder localizarse a tres testigos protegidos, supuso un golpe duro para la familia. "Nos dimos cuenta de que no sólo iba a ser un duro trámite venir aquí y oír cosas que no queremos oír. Tenemos que estar centrados y esto se tiene que solucionar con una condena muy contundente. Dice que siempre se han sentido muy arropados. "Nunca nos ha fallado gente. Las muestras de cariño han sido impresionantes".

Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra