Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

SUSTO EN FIESTAS

Un novillo cornea a dos personas en Cadreita tras saltar el vallado

La res cayó a un pasillo repleto de espectadores; hubo dos traslados más por contusiones

  • J. UBAGO/E. MORANCHO . TUDELA/CADREITA
Actualizado el 17/07/2011 a las 00:59
Dos de ellos sufrieron sendas cornadas. Son José Ramón Goñi Cornago, de 60 años de Cadreita, que fue atendido en el hospital Reina Sofía de Tudela de un puntazo en el muslo derecho de 9 centímetros de profundidad; y la joven A.R., de 18 años de Tudela, con un puntazo de 3 centímetros en el gemelo. Otras dos personas más necesitaron atención médica en este centro por fuertes contusiones.
El incidente tuvo lugar pasadas las 2 de la madrugada durante la celebración de una lidia de vaquillas en la plaza del Ayuntamiento y la calle Larga. Un novillo -que lo había intentado dos veces antes- consiguió saltar el vallado del encierro que separa la plaza de la calle y en el pequeño callejón arrolló a varias de las numerosas personas que se encontraban en ese lugar presenciando la lidia. Al tratarse de una zona en la que había doble vallado, el novillo quedó en el espacio entre ambas barreras, pero fue reconducido al recorrido del encierro.
Un salto impresionante
No obstante, la peor parte se la llevaron la joven A.R., de 18 años de Tudela, y Juan Ramón Goñi Bermejo, de 60 años y natural de Cadreita. Además, la cadreitana Mª Ángeles Pérez Santos, de 67 años, sufrió contusiones en la cabeza y cara que necesitaron varios puntos de sutura. Otra persona más también necesitó ser trasladada.
Todos ellos fueron atendidos en primera instancia por el equipo de sanitarios que forma parte del dispositivo de seguridad del encierro contratado por el ayuntamiento. Otras siete personas más tuvieron golpes de diversa consideración, pero no fue necesario su traslado.
Una patrulla de Prevención de la Policía Foral con base en la comisaría de Tudela se desplazó al lugar para llevar a cabo las diligencias del suceso y también fue informada la brigada de Juego y Espectáculos de este cuerpo policial navarro.
El concejal Carmelo Preciado López (UPN) recordó el momento del suceso. "La res hizo un salto con una fuerza impresionante". La alcaldesa regionalista Berta Pejenaute dijo que el ayuntamiento se ha interesado por el estado de los heridos.
JOSÉ RAMÓN GOÑI CORNAGO CORNEADO"Al principio sólo noté un roce y después un fuerte calor en la pierna"José Ramón Goñi Cornago quería disfrutar de una noche tranquila, con los amigos y la familia, y la terminó en el hospital con una herida de asta de 9 centímetros en el muslo derecho. Con su esposa Rosario Guerrero López y varios matrimonios habían cenado en un pipero y al pasar por la plaza se quedaron unos minutos en el vallado. "Cuando saltó sólo veía toro, miedo y las prisas de la gente por subirse al vallado", dijo.
En un primer instante no se notó el pinchazo del asta, "sólo un roce y después un fuerte calor en la pierna". "Salté la primera valla y al subir la segunda noté que me fallaba la pierna. Mi mujer me ayudó a ir hasta el servicio médico y allí, al quitarme el pantalón, se vio el agujero", añadió.
Goñi agradeció la labor de los sanitarios, tanto en la primera cura en el propio lugar como después en el hospital Reina Sofía. "Me atendieron muy bien. Ahora tengo que ir todos los días a hacerme la cura a las 10 de la mañana y el médico me ha dicho que tenga el pie descansando al menos un mes", afirmó.
El vecino de Cadreita no es aficionado a las vaquillas. "No soy habitual y les tengo pánico. Esta vez nos tocó de paso y estaba con la cuadrilla. Mi mujer tuvo la sangre fría de esconderse detrás de una cortina y eso le salvó", confesó.
La herida le hará perderse las fiestas en la calle "Gracias a Dios no ha sido grave y esto pasará. Sí que quitaría las vacas de la noche, son un peligro", señaló.
Mª ÁNGELES PÉREZ CONTUSIONADA"El asta no me sacó el ojo de milagro"María Ángeles Pérez Santos, de 67 años y vecina de Cadreita, recibió el alta médica en el hospital de Tudela a las diez de la mañana de ayer donde fue atendida de numerosas contusiones. En su domicilio recibió numerosas visitas de familiares, vecinos y amigas en compañía de su marido José Alegría Bermejo e hijos. "No me gustan las vacas, queríamos cruzar al otro lado con unos amigos y en ese momento saltó el novillo. Mi marido está lleno de cardenales, y yo tengo varios puntos en la cabeza y en la cara. El asta no me sacó el ojo de milagro", aseguró.
Recordaba el momento del suceso. "El novillo vino tres veces a embestirme, fue horroroso, me duele todo el cuerpo y el médico me ha dicho que he tenido mucha suerte. Por lo menos estoy viva. Llevaba sin salir de casa bastante tiempo y para un día que salgo...", lamentó.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE