Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

Tres testigos desmienten a los acusados y dicen que los vieron de bares la noche del crimen

  • Dos porteros de bares de Tudela y un policía afirmaron ayer que los vieron de madrugada

Imagen de la noticia

La Policía Foral, junto al banco del que se arrancó un listón para agredir a la víctima. MARIBEL TIERNO (ARCHIVO)

0
Actualizada 18/01/2012 a las 00:04
  • GABRIEL GONZÁLEZ . PAMPLONA

Dos porteros de bares de Tudela y un policía foral fuera de servicio desmintieron ayer la versión de los tres acusados de matar a Javier Martínez Llort. Si los procesados sostienen que esa madrugada de abril de 2010 estaban durmiendo en casa, los tres testigos declararon ayer que los vieron por la zona de bares del centro. El juicio continúa hoy con la declaración de tres testigos protegidos, claves en el proceso y cuya ausencia en noviembre obligó a aplazar la vista oral.

El primero en desdecir a un procesado fue el portero de un bar. En cuanto se giró para mirar a los acusados, señaló al de 37 años, que el lunes dijo que se marchó a casa sobre las doce de la noche. "Entre la una y las tres de la mañana vino al bar y no le dejé entrar porque estaba muy borracho y era una persona muy conflictiva, que robaba copas y cigarrillos de las mesas y también chaquetas y bolsas. Mi jefe ya lo ha sacado varias veces". El portero también aseguró que no le vio ninguna herida en la cara. La acusaciones creen que se hirió al dar un cabezazo a la víctima y el acusado dice que fue días antes al caerse de la bicicleta.

Un policía foral fuera de servicio también vio a este acusado. "Entre 2.30 y 3.30 estaba con la chaqueta en el brazo y detrás de chicas con bolsos. Y me fijé en él porque en esa época se estaban dando varios hurtos de móviles y bolsos". Horas después, a la salida de una discoteca, lo volvió a ver, sentado en una plaza. Eran las 5.23 horas. "Lo sé exactamente porque le mandé un mensaje a mi novia de que iba para casa y se quedó registrada la hora", matizó. Días después reconoció a esta persona en comisaría, cuando ya estaba detenida por el crimen.

El portero de otro bar también dijo que creía haber visto a este acusado. Más seguro se mostró con los otros dos procesados, de 22 y 25 años. El lunes, uno de ellos dijo haberse ido a dormir a la una y el otro, que salió varias veces a buscar colillas, pero no por la zona de bares, y se acostó a las cuatro. "Sobre las tres de la mañana los vi a los dos con cuatro o cinco personas más, y al pasar me insultaron. Los conozco porque han dado problemas ". Por contra, un inquilino de la casa donde se alojaban estos dos acusados declaró que uno se fue a dormir a la una y otro más tarde. Así lo dijo el policía que le tomó declaración, ya que este testigo fue expulsado del país.

Pasó la tarde en Ribaforada

Por el juicio pasaron también varios amigos de la víctima, que relataron cómo fue la tarde y noche en que ocurrieron los hechos. Javier Martínez quedó con tres amigos en casa de uno de ellos, en Ribaforada, para ver el doble clásico de baloncesto y fútbol entre Real Madrid y Barcelona. "Como habíamos bebido bastante, la novia de Javi nos llevó a Tudela y ahí estuvimos por los bares". Sobre las cinco de la mañana, perdieron de vista a la víctima, que se encontraba "contento".

Fiscal y abogados insistieron en cuánto había bebido. "Todos bebimos mucho. En un bar se cayó, pero no se hizo herida", dijo uno. "Era atlético, pero estaba más débil por la bebida, como nos pasa a todos", contestó otro. Las preguntas se repitieron porque en caso de condena es relevante saber su estado, para ver si pudo defenderse o no: la fiscal pide 14 años por homicidio con abuso de superioridad (tuvo una posibilidad mínima de defensa), mientras que las acusaciones particular y popular reclaman 16 por asesinato con alevosía (no tuvo ninguna posibilidad de defensa).

ESTHER LLORT BLASCO MADRE DE JAVIER MARTÍNEZ LLORT

"Mi hijo nunca ha tenido problemas con nadie"

Compareció serena y su declaración ante el tribunal no duró ni cinco minutos. La madre de Javier Martínez Llort contó que se enteró de que algo le había pasado a su hijo mediano cuando la mañana de aquel domingo recibió la llamada de la Policía Municipal de Tudela. "Me dijeron se había dado un golpe, que fuera al hospital. Me llevé un susto tremendo. Cuando llegué, me encontré a un médico de Urgencias y me dijo que estaba en coma", relató la mujer. Comenzó su declaración contando que él y su novia les habían dicho ya que se casaban: "Habían buscado restaurante y ya habían hablado con el párroco de Ribaforada". Y terminó su comparecencia contando cómo era su hijo: "Nunca había tenido problemas con nadie. Vivía con Lorena (su novia) pero venía a casa los fines de semana y se pasaba mucho a ver a su hermano, que vive en el mismo edificio. Se preocupaba mucho por su hermana pequeña, que tiene una deficiencia mental, la sacaba por ahí...".

Los amigos que pasaron ante el tribunal incidieron en el carácter pacífico de Javier. "No se metía con nadie, era una persona sencilla, muy trabajadora, le gustaba el fútbol y era muy del Barcelona, por eso estaba muy contento esa noche, porque había ganado en baloncesto y fútbol". Otro amigo remarcó esa idea. "Nunca ha tenido problemas con nadie, y esa noche tampoco. Era muy pacífico".

LORENA MADURGA NUÑO NOVIA DE JAVIER MARTÍNEZ LLORT

"Dos semanas antes dijimos a todos que nos casábamos"

En abril de 2010, Javier Martínez Llort vivía en Tudela con su novia Lorena Madurgo y se iban a casar el 9 de julio de 2011. "Lo habíamos anunciado dos semanas antes", contó su novia en el juicio. La joven declaró con entereza durante algo menos de diez minutos, pero rompió a llorar al sentarse entre el público y encontrarse con la familia de Javier. Relató cómo fue aquel día: "Vinieron a buscarlo (sus amigos) y se fueron a Ribaforada. Por la tarde me llamó varias veces, y me dijo que podía ver el partido en casa de mi hermano y mi cuñada, en Ribaforada. Después me llamaron para ver si les podía llevar a Tudela, para no coger taxi, y los llevé. A la una y media los dejé en la puerta de u n bar y nos despedimos. Estaba muy contento: estaba con sus amigos, había ganado su equipo favorito... Contento, como era él. Nunca ha tenido problemas con nadie", reseñó. La novia dejó claro que las llamadas que recibió fueron del móvil de su novio, el que no ha aparecido y las acusaciones sostienen que fue robado. Las defensas le preguntaron si le habían devuelto otras pertenencias (creen que si fue un robo es raro que sólo se llevaran el móvil): "Su cartera, el DNI y dos euros. Es lo que me devolvieron", contestó. Y dijo que si fue agredido en el Paseo del Queiles, iba a casa: "Sabía dónde iba. Si se hubiera sentido mal habría ido a casa de su madre que está más cerca".

CLAVES

3 Testigos protegidos declararán hoy bajo los seudónimos de Testigo 100, Testigo 200 y Testigo Prometeo. Los tres son claves en el proceso por lo que vieron hacer a los acusados y lo que les escucharon decir.

1 Hechos. El crimen se produjo en la madrugada del 11 de abril de 2010 en el paseo del Queiles, en pleno centro de Tudela. Javier Martínez Llort, tudelano de 32 años, regresaba a casa pasadas las 5.30 horas cuando fue golpeado en la cabeza con el listón de un banco. Murió en el hospital. Las acusaciones creen que los tres acusados le robaron.

2 La víctima. Javier Martínez Llort (17-2-1978) era ingeniero en Proinso, Fustiñana. Era el segundo de 3 hermanos y tenía previsto casarse en 2011 con su novia.

3 Detenidos. Fueron detenidos tres argelinos que ahora tienen 22, 25 y 37 años. Estaban en situación irregular en España.

4 Acusaciones. El fiscal pide para ellos 14 años por un delito de homicidio y la acusación particular 16 por asesinato. Además, ambas piden 4 años por robo con violencia. La acusación popular, del Ayuntamiento de Tudela, como la particular.

5 Defensa. Los tres acusados niegan los hechos y sus defensas piden la libre absolución.

6 El juicio. Hoy están programados 7 testigos (los tres protegidos y cuatro policías), y 15 peritos que explicarán los restos de pintura hallados en la ropa de los acusados, los restos de ADN, autopsia, inspección ocular... Mañana es el turno de las conclusiones y el jurado se retira el viernes a deliberar.

Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra