Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Salud tendrá que indemnizar a un hombre por una amputación

Un juez considera que el médico de cabecera no le trató la úlcera en un talón y por ello se le tuvo que amputar una pierna

  • GABRIEL GONZÁLEZ . PAMPLONA
Publicado el 04/05/2011 a las 01:03
El Servicio Navarro de Salud tendrá que indemnizar con 30.000 euros a un hombre al que tuvieron que amputar una pierna después de la "atención deficiente" que recibió de su médico en el tratamiento de una úlcera en el pie izquierdo. La sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 3 afirma que la amputación se pudo haber evitado, o intentado evitar, si "se hubiese llevado a cabo un adecuado control" de la úlcera, porque "así se podían haber aplicado medidas terapéuticas".
El hombre, con antecedentes de diabetes, se encontraba ingresado en una residencia de ancianos de una localidad de la Zona Media. En mayo de 2007 sufrió una caída que le causó una fractura en un pie, por lo que tuvo que ingresar en el Hospital de Navarra. En los 17 días que estuvo hospitalizado, al paciente se le detectó la aparición de una úlcera en el talón, que al curarse derivó en una escara (tejido cutáneo desvitalizado). Tras recibir el alta, la escara no remitió pese a las curas diarias, sino que fue aumentando de tamaño, relata el juez en su sentencia, por lo que el paciente tuvo que ser operado. La escara experimentó entonces sí "una evolución positiva" y el paciente fue dado de alta. Pero al mes y medio sufrió un necrosamiento en la zona afectada y se le tuvo que amputar la pierna.
La sentencia subraya que desde que el paciente recibió la segunda alta médica hasta que tuvo que reingresar para proceder a la amputación, transcurrió un mes y medio durante el cual el afectado "no recibió la asistencia que le correspondía por parte de su médico de cabecera para el cuidado y control de su úlcera", por lo que responsabiliza al Servicio Navarro de Salud.
Anulada una multa
A raíz de la amputación, la hija del paciente denunció a la residencia de ancianos y el Gobierno de Navarra multó al centro con 20.000 euros por una infracción grave. El mismo juez, en otra sentencia, anula ahora esta sanción, porque la amputación es "achacable a un funcionamiento anormal del Servicio Navarro de Salud". Al respecto, y tras analizar todas las pruebas, la sentencia añade que la actuación del centro "fue del todo correcta, dispensando al paciente los tratamientos que conforme a lo pautado por el centro de salud eran precisos, y efectuando las correspondientes curas en la úlcera, tal y como les correspondía y así se le había encomendado".
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones