Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

"Que me devuelvan a mis nietos"

  • Un hombre trata de recuperar a dos niños. Explica que pidió a los servicios sociales que los cuidaran por un tiempo y no quieren devolvérselos. Los jueces dicen que los niños tienen un ambiente estable en su familia de acogida.

Imagen de la noticia
El abuelo dice que está siendo dramático no dejar de recibir negativas al intentar recuperar a los niños. JOSÉ ANTONIO GOÑI
  • L.P.M. . PAMPLONA
Actualizada 10/01/2012 a las 00:03

UN hombre de 74 años denuncia que la consejería de Asuntos Sociales del Gobierno de Navarra le ha quitado a sus nietos después de que él, en una época de dificultades, les hubiera pedido que le ayudaran haciéndose cargo de ellos durante un tiempo.

El Gobierno de Navarra, siempre según la denuncia del abuelo, le explicó que los niños iban a estar momentáneamente acogidos en una familia. Sin embargo, cuando el matrimonio manifestó que ya estaba preparado para atenderlos y pidió que se los devolvieran, Bienestar Social se negó alegando que ellos no eran personas competentes para criarlos.

Este periódico se ha puesto en contacto con Asuntos Sociales para conocer su versión de lo sucedido, algo que han declinado por tratarse de un expediente que no puede hacerse público.

Según la documentación judicial que se ha consultado, el Gobierno de Navarra tomó la decisión basándose en informes de sus técnicos, algunos de los cuales trabajaron directamente con la familia. Estos dictámenes de Asuntos Sociales han sido además dados por buenos por los jueces de familia. En la última sentencia se dice que los niños deben continuar en su familia de acogida dado que esto es bueno para su estabilidad, aunque, al mismo tiempo, se determina que aumente el tiempo de las visitas que el matrimonio tiene con sus nietos.

En las líneas que siguen se ofrece el relato del abuelo contando los hechos que han llevado a esta situación. Algunos elementos identificativos han sido omitidos o alterados para evitar el reconocimiento de los menores.

El inicio del caso "Somos un matrimonio de 72 y 74 años, vivimos en Huarte y tenemos dos nietos, Martín y María. Hace seis años, nuestro hijo y su mujer tuvieron problemas de pareja y dejaron de atenderles bien. Pedimos ayuda a Bienestar Social: no podíamos hacernos cargo de los chavales porque mi esposa estaba enferma, con problemas para moverse. Pensamos que podían cuidarlos en un piso tutelado, durante unos meses, hasta que la situación en casa mejorase. Entonces iríamos a recogerlos".

Bienestar Social "Fue un error. Bienestar Social los entregó a una familia y no conseguimos recuperarlos. Hemos recurrido a la juez de familia pero siempre nos hemos encontrado con el "no": deben seguir viviendo donde están. Si nos llegan a decir que los niños no iban a volver a casa hasta ser mayores de edad, hubiéramos reaccionado de forma distinta. No sabíamos esto cuando les pedimos ayuda. Pero no vamos a parar hasta recuperarlos".

"Mi hijo y su mujer vivían en Barañáin. Después de nacer María empezaron los problemas entre ellos y Bienestar Social envió a un educador a casa para vigilar cómo funcionaba la familia. Los dos solíamos hablar mucho y nos fuimos dando cuenta de que la situación empeoraba. Le dije que hablara con Bienestar Social para que se hiciera cargo de ellos".

Petición de ayuda "Mi mujer y yo lo habíamos estado hablando. Ella estaba mal entonces, enferma, con problemas de movilidad. No podíamos hacernos cargo de los niños. Mi hijo y mi nuera no querían entregarlos, pero al final no tuvieron más remedio que aceptar. No había otra solución en ese momento. Además, estábamos convencidos de que recuperarlos era algo sencillo. Por eso no me preocupó dar el paso".

"Mi hijo los llevó a la residencia Argaray, donde vivían otros niños. Era septiembre de 2005. Nos dejaban ir a verles una hora al mes. Unas semanas más tarde, hacia diciembre, las cosas entre mi hijo y su mujer comenzaron a mejorar. Tuvimos la esperanza de que la situación se normalizara, y empezamos a luchar para que los niños volvieran a casa. ¡Pero ya era tarde, los iban a entregar a una familia de acogida! Clamamos al cielo cuando nos enteramos. ¿Pero dónde iba a estar mejor que con su familia, que los quería recuperar ahora que todo iba mejor?".

"Intentábamos de todas las formas posibles decir a Bienestar Social que la cosa había cambiado. Nada".

Al juzgado"Mi hijo se negó a renunciar a la patria potestad y a que los chicos fueran a una familia de acogida, pero Bienestar Social pidió la tutela al juzgado y se la dieron".

"En 2008, mi hijo y su mujer se separaron y los abuelos pedimos que nos entregaran a nosotros a los niños, que, ahora sí, podíamos hacernos cargo de ellos. Visitamos a una psicóloga a la que nos mandó Bienestar Social para que decidieran si éramos idóneos. Fuimos tres o cuatro veces, juntos, y el resultado fue que no, que éramos divergentes, que teníamos vidas paralelas. ¡Después de 50 años de casados no valemos para tener a nuestros nietos!"

"No quisimos acabar ahí y volvimos al juzgado. En la sentencia la juez ni siquiera valora si somos o no idóneos. Directamente dice que los niños deben seguir con la familia de acogida".

"A pesar de todo mi estado de ánimo no ha decaído porque siempre he tenido esperanza. Si alguna vez he estado abatido, me lo he tenido que tragar. Pero no es cuestión de dramatizar. Lo dramático fue entregarlos y no dejar de recibir negativas al intentar recuperarlos. Le pido a Dios que me dé optimismo, y me lo da. Aún quedan todos los pasos. No voy a parar mientras esté vivo. El pataleo será lo último. Me acuerdo de ellos todos los días, a todas horas".

Los abuelos pasarán más tiempo con los niños

Las decisiones que los servicios sociales han ido adoptando en este caso se han visto, a grandes rasgos, respaldadas por los jueces.

En un primer momento la juez decidió que los dos niños pudieran ser acogidos en otra familia pese a que los padres biológicos estaban en contra.

Los abuelos solicitaron más tarde a Asuntos Sociales hacerse cargo de los nietos, pero los técnicos consideraron que los niños estaban evolucionando positivamente en su familia de acogida y que no era conveniente poner en riesgo esos avances cambiándolos de hogar.

Además, se argumentaba esta decisión con otros datos, incluido el informe de un educador familiar que estuvo en el domicilio, y que no se reproducen en este periódico para preservar la intimidad de los menores.

Se reconocía, sin embargo, que era positivo el afecto que el abuelo tenía por sus nietos y sus recursos económicos, suficientes para tenerlos en su familia.

Los abuelos siguieron peleando por disponer de más tiempo con sus nietos. Pidieron también que los niños pudieran pasar con ellos las vacaciones de verano, algo a lo que Asuntos Sociales se negó.

En este proceso administrativo y judicial los propios abuelos acudieron a un centro de orientación familiar para que se evaluara si eran competentes para criar a sus nietos. La psicóloga que firma el informe dice que son personas adaptadas y con una vida normalizada, sin ninguna psicopatología. "Manifiestan su deseo de educar a sus nietos, definen cómo lo harían, tienen claras las dificultades que la educación y crianza conlleva y presentan soluciones coherentes" a los problemas que pudieran darse con los niños.

En la última sentencia dictada hasta el momento la juez valora especialmente que lo mejor para la estabilidad de los niños es que continúen en la familia que les acoge y cree que es importante que los abuelos vean lo adecuado que está siendo esta medida para sus nietos. De todas formas, piensa que este acogimiento en otra familia no es incompatible con que los abuelos mantengan una relación con sus nietos. Por eso ordena que se incremente el tiempo que pueden pasar juntos.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE