Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

COMUNIDAD DE TRABAJO DE LOS PIRINEOS

Opositores al TAV agreden a Barcina lanzándole tres tartas en Toulouse

"Hemos ido al baño, pero no tenía arreglo, la chaqueta pringada, el vestido, la cara, la cabeza... Te lavabas y seguía saliendo merengue"

  • BEATRIZ ARNEDO . PAMPLONA
Publicado el 28/10/2011 a las 00:04
"No me imaginaba empezar de esta forma tan dulce los dos años de presidenta de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos (CTP)". Con estas palabras, intentando poner humor al incidente, empezó su discurso en Toulouse, Francia, Yolanda Barcina, en el plenario de la CTP, órgano del que ha asumido la presidencia. Había sufrido minutos antes el impacto de tres tartas, la primera en la cara y las dos siguientes sobre la cabeza, de un grupo de opositores al Tren de Alta Velocidad que se había colado en la sesión. Después de limpiarse y cambiarse de ropa, Barcina volvió al plenario.
El incidente tuvo lugar a las cuatro y media de la tarde. Tras el almuerzo de trabajo que habían celebrado las regiones francesas y españolas, se celebró la sesión final. La sala, similar a la de un teatro, tenía forma de hemiciclo. Había unas 400 personas, principalmente las delegaciones asistentes. Abajo, en el escenario, se situaron los máximos representantes de las regiones. Forman parte de la CTP, por España, Cataluña, Aragón, Navarra y Euskadi. Están también Andorra y las regiones francesas de Midi-Pyrénées, Aquitania y Languedoc-Roussillon. Por parte española sólo asistieron dos presidentas autonómicas, la de Navarra y la de Aragón, Luisa Fernanda Rudi. El resto eran distintos cargos de los respectivos gobiernos.
El presidente de Midi-Pyrénées, Martin Malvy, que ha pasado a Barcina el testigo como máximo representante de la CTP, tomó la palabra. Anunció que iban a formularse una serie de preguntas sobre el futuro de esta comunidad de trabajo que irían respondiendo las delegaciones. En ese momento, bajaron por las escaleras ocho jóvenes, cuatro por el pasillo de la derecha y otros cuatro, por la izquierda. Vestían traje y corbata y llevaban maletines y acreditaciones. Accedieron sin problemas al escenario, donde estaban los máximos dirigentes regionales. Uno de los jóvenes abrió su maletín y sacó una tarta de merengue que arrojó a la presidenta navarra en plena cara. Acto seguido otros dos jóvenes sacaron sendas tartas que impactaron sobre la cabeza de Barcina. Todo fue en cuestión de segundos. Los presidentes, en sus sitios, observaban la escena con desconcierto. Ninguno supo de reaccionar. A continuación, los opositores al TAV sacaron unas pancartas contra la obra, corearon gritos y lanzaron unos folletos. Los representantes regionales se levantaron, mientras bajaban corriendo al escenario algunos escoltas.
La sesión se suspendió. Las personas del servicio de seguridad de la presidenta navarra la sacaron del escenario por un lateral. Le acompañaron para ayudarla Luisa Fernanda Rudi; la jefa de gabinete de Barcina, Ana Setién, y la directora general de Relaciones Institucionales del Gobierno, Fátima Baigorri.
En un servicio, Barcina pudo cambiarse de ropa y lavarse el pelo. Como iba a salir hacia Pamplona al concluir el acto, llevaba la maleta en el coche oficial. A los diez minutos del incidente, sin secarse el pelo, para no alargar la sesión, Barcina volvió al plenario, donde fue recibida con fuertes aplausos por parte todos los asistentes. Se suspendió del programa la parte relativa a las preguntas y la nueva presidenta de la CTP tomó la palabra.
Barcina señaló en su discurso que no van a consentir "que estas personas, que no respetan la democracia" consigan frenar proyectos como el del TAV.
Identificar a los autores
Hasta la sede del gobierno regional de Midy-Pirinees se trasladaron varias dotaciones de la Police Nationale gala para investigar lo ocurrido. Según los datos del gobierno de esta región francesa, trabajan en la identificación y detención de los agresores.
Los autores del incidente pertenecen a un grupo denominado Mugitu, grupo contra el TAV formado por gente del País Vasco y Navarra que, según indicó el Gobierno foral, es del entorno de la izquierda abertzale. Les apoyó en este acto un grupo de la zona denominado Libertat.
Este grupo había accedido al recinto sin ningún problema. Tras el suceso, se les forzó a salir. Ya en la calle, hicieron declaraciones a los periodistas, y se marcharon del lugar tranquilamente, como confirmó uno de ellos a este periódico. En su opinión, no fue un acto violento hacia la presidenta de Navarra. "Los tartazos son una expresión de denuncia política, una acción de desobediencia, de protesta activa que se vienen utilizando muchísimo en Europa, en Francia también", señaló. Afirmó que fueron contra Barcina por ser la persona que tomaba las riendas de la CTP.
El presidente de Midi-Pyrénées, Martin Malvi, calificó de "inadmisible" el ataque a Barcina. Un agresión que también condenó el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, Juan Manuel Fernández.
YOLANDA BARCINA PRESIDENTA DEL GOBIERNO DE NAVARRA"Esto me anima a seguir luchando con más fuerza"Sobre las seis y media de la tarde de ayer, dos horas después del incidente, Yolanda Barcina atendió la llamada de este periódico. Volvía en coche a Pamplona y se mostraba todavía perpleja ante lo sucedido, recordando con susto el incidente, pero también emocionada por las numerosas muestras de apoyo y de cariño que recibió allá mismo en Toulouse. En su teléfono móvil, que estaba casi sin batería y había sufrido también el impacto del merengue, se multiplicaban los mensajes de apoyo que le llegaban desde España.

¿Cómo ocurrió todo?
Ha sido tal sorpresa... Estos jóvenes bajaban con acreditaciones, con buena pinta. Y como además teníamos que dar un premio a los del Tributo a las Tres Vacas y a otro grupo de jóvenes por un proyecto de educación, pensé que serían ellos, o alguien de la organización. Al llegar donde estábamos, de una maleta han sacado dos tartas. ¿Sabe lo que es ver una tarta que va hacia tu cara? No te da tiempo a reaccionar. Según he abierto los ojos, otra tarta en la cabeza. Dos. Ha sido un susto total.

¿Ha sufrido algún daño físico?
Más que daño físico, como la tarta era de merengue ha sido un pringue horroroso. Todavía tengo por las piernas, por el cuello, pese a haberme limpiado. En ese momento ha venido uno de los escoltas y he salido por una puerta lateral del escenario. Hemos ido al baño, pero eso no tenía arreglo, la chaqueta pringada, el vestido, la cara, la cabeza... Te lavabas y seguía saliendo merengue. No se quitaba con agua. Como llevaba la maleta en el coche, ya que después del acto salíamos para Pamplona, me la han traído. Menos mal que tenía champú. Me he tenido que lavar en el lavabo, me he cambiado de ropa y he salido al escenario sin secarme el pelo, porque si no iba a tardar mucho. Luisa Fernanda Rudi (la presidenta de Aragón) estaba allí conmigo, solidarizándose.

El susto habrá sido importante, porque le han lanzado unas tartas, pero podían haberle agredido con cualquier otra cosa.
Sí, hemos pensado que podían haber tenido hasta un puñal. Una inseguridad... Eso no nos ha pasado nunca. Ha sido algo increíble.

¿Qué ha pensado tras el ataque?
La situación la he vivido con mucho apuro. Luego, claro, piensas, ¿qué hago? ¿Vuelvo, no vuelvo? Estaba con el pelo como de ducha, de salir de la piscina... Pero me he dicho, venga, hay que salir y dar la cara. Me he cambiado y he vuelto al escenario.

¿Cómo ha sido el recibimiento?
Las personas que estaban allí, unas 400, se han puesto a aplaudir. Y he pronunciado el discurso como nueva presidenta de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos, un cargo que va rotando cada dos años y que desde la presidencia de Juan Cruz Alli no nos había vuelto a tocar.

Pese al momento tan difícil que ha vivido, en su intervención ha puesto algo de humor...
He dicho que no me imaginaba yo esta forma dulce de empezar los dos años de presidencia. Todos se han reído y han aplaudido. Acto seguido he añadido que no vamos a consentir que estas personas que no respetan la democracia hagan que frenemos nuestros proyectos. Vamos a hacer entre el País Vasco y Navarra el tren con más velocidad, si cabe. En Navarra nos vamos a esforzar en ello. Porque además yo había salido de la reunión muy contenta, ya que en el documento acordado habíamos conseguido ambas comunidades que la Y vasca con Navarra, cuyo final Bruselas fijó en 2030, fuera para 2020.

Tras el discurso, cuando el acto ha finalizado, ha recibido el apoyo de todas las delegaciones.
Sí, todo el mundo ha sido supercariñoso conmigo y han acabado emocionándome (le empieza a fallar la voz al recordarlo).

¿Con qué sensación se queda después de vivir un incidente como éste?
Mejor que no te pase. Yo lo que he pensado es ¡tantos años en la calle Curia (tras la procesión del 7 de julio) y que esto me pase en Toulouse! Ha sido mi reflexión.

¿Se siente desanimada?
Esto creo que es como la calle Curia, que te anima para seguir luchando con más fuerza. Lo que deseo es que no le pase a otro.

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE