Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

GANADERÍA

Navarra replantea las ayudas a ganaderos en Roncal por la práctica desaparición de los osos

  • Las nuevas medidas económicas se aplicarán en 2012, aunque se van a seguir indemnizando los ataques (sólo 4 este año)

Imagen de la noticia
El oso "Camille", junto a un jabalí muerto, en noviembre de 2009. ARCHIVO
  • ASER VIDONDO . PAMPLONA .
Actualizada 08/11/2011 a las 01:04

El oso Camille irrumpió en Navarra la noche del 28 al 29 de abril de 1998 matando siete ovejas en Uztárroz. Su llegada supuso toda una revolución en el valle de Roncal, sobre todo para los ganaderos de ovino cuyas reses pastaban en primavera y verano en unas cumbres libres de osos desde 1982. Ante los continuos ataques de Camille (38 ese primer año, con 191 ovejas afectadas), el Gobierno foral inició una linea de ayudas que indemnizaba por los animales muertos o heridos. Dos años después, y al afincarse este oso en Navarra, se añadieron compensaciones para quienes seguían llevando su ganado a pastar a zona osera y podían sufrir daños. Ahora, al desaparecer el viejo Camille y descender los ataques (sólo cuatro en 2011, obra del oso Neréque accede desde Aragón), el Ejecutivo reformulará las ayudas a ganaderos.

Según explica el departamento de Medio Ambiente, "el escenario ha cambiado en los dos últimos años, y la incidencia de los osos es mínima". Por ello, "se plantea la necesidad de abordar el apoyo a la actividad ganadera en espacios sensibles desde una visión más global, donde el oso sea un factor más a conservar". Así, "ya no se plantea compensar por molestias sino apoyar la gestión ganadera extensiva como herramienta para la conservación de espacios y especies".

Se desarrollarán medidas establecidas en los planes de uso y gestión de las ZEC (Zonas de Especial Conservación) roncalesas. De hecho, se cuenta ya con un borrador de un proyecto de ordenación de 4.500 hectáreas de pastos de Roncal. Contempla medidas como redistribuir cargas de rebaños entre los puertos para garantizar la conservación de pastizales, limitar el número de cabezas por rebaño, compatibilizar la actividad ganadera con la presencia del oso (rediles, mastines...) o la perdiz pardilla, etc.

Ayudas para más gente

Se articulará "una línea de ayudas, como la aplicada ya en otras zonas (valles de Aezkoa, Salazar, Erro...), vinculadas a la Red Natura 2000 en el marco de los planes de actuación ganaderos".

Estarán abiertas a más explotaciones, y no sólo de ovino. Por tanto, estarán más repartidas. Hasta ahora las han recibido 34, pero un gran porcentaje del dinero se concentraba en unas pocas.

"Apoyarán a quienes se comprometan a cumplir con la planificación y con las medidas de mantenimiento y mejora de los pastizales de montaña y sus valores asociados (fauna, hábitats...). Así, las ayudas adquieren un concepto más global, no tanto focalizado en la presencia del oso, y basadas en el compromiso ambiental de los ganaderos", exponen. Se trabaja para que estas ayudas se pongan en marcha en 2012, pero no se concretan cuantías.

"Si hay ataques de oso, se continuará con la línea de indemnización", añaden. Y recuerdan que si cada año mueren de forma natural en el Roncal unas 1.300 ovejas, la media de afecciones de los osos en estos 14 años ha sido de 57,5 anuales. Sólo el 20% de la alimentación de los osos es de origen animal.

Asimismo, Navarra participa en el proyecto "Life+Oso", presentado por España, Francia y las comunidades autónomas del Pirineo a la convocatoria europea Life+ 2011. De aprobarse, llegarían 1,12 millones extra de 2012 a 2015.

Futuro de los osos en Navarra

Desde que se le perdió la pista a Camille en la primavera de 2010, y tras desaparecer también Aspe oeste (podrían haber sido el mismo animal), sólo dos osos machos componen el núcleo poblacional del Pirineo occidental (Neré y Cannelito). Francia había anunciado que soltaría este año una osa eslovena para reforzarlo, pero renunció en junio. ONG conservacionistas como el FIEP francés insisten en su necesidad, y han recurrido al Parlamento europeo. En este sentido, y según la Fundación Oso Pardo española, en los dos últimos años se habla en círculos pirenaicos de la posibilidad de reforzar la población del Pirineo (20 ejemplares) con osos cantábricos, donde la especie se ha recuperado.

En cualquier caso, podría suceder que desde el núcleo central, donde están naciendo oseznos, llegue hasta Roncal algún ejemplar en los próximos años buscando su espacio. Encontraría un enclave natural idóneo y sin apenas "competencia" de otros osos.

34 ganaderos del valle de Roncal se han repartido un millón de euros en ayudas por el oso en 14 años

Desde el retorno de los osos en 1998 a los montes navarros, el Gobierno foral ha repartido un total de 1.016.849 euros entre 34 explotaciones ganaderas del valle de Roncal, única zona de campeo del oso. Esta cifra comprende tanto las indemnizaciones por ataques sufridos como las compensaciones por pastar en zona osera. Hay explotaciones que han recibido una ayuda, otra, o las dos. Los tres ganaderos que más han cobrado por ambos conceptos alcanzan 153.317 euros, 142.570 euros y 85.446 euros en 14 años.

Las indemnizaciones por ataques se conceden desde 1998, y de media se han abonado 212,48 euros por cada cabeza afectada, cuando el precio de mercado actual de una oveja es de unos 90 euros, informan desde Medio Ambiente. Entre 1998 y 2011 se han registrado 314 ataques con 805 cabezas de ganado ovino afectadas (muertas o heridas), para lo que se ha concedido una ayuda total de 171.048 euros.

Se han repartido este dinero 22 explotaciones ganaderas. No obstante, los ataques no han afectado de igual manera a todas ellas. De hecho, una explotación acumula casi un tercio de las indemnizaciones (54.553 euros) por la afección a unas 260 cabezas, y las seis con mayor cuantía de indemnización acumulan el 83% de la ayuda.

En lo referente a las ayudas de compensación por pastar en zona osera, que se conceden desde el año 2000, se han otorgado un total de 845.801 euros a 29 explotaciones ganaderas. Estas ayudas no se han repartido a partes iguales, pues las cantidades variaban en función de los años en los que la explotación había solicitado la ayuda, el número de cabezas expuestas en el monte y el número de días que habían estado pastando. Ocho ganaderos acumulan el 66% de las compensaciones abonadas, y uno de ellos ha llegado a cobrar hasta 99.174 euros.

Según reconoce Medio Ambiente, se esperaba que esta segunda linea de ayudas subsanara los daños de las explotaciones más afectadas por los ataques, pero no ha habido proporcionalidad. De hecho, las 6 explotaciones citadas antes que han recibido el 83% de las indemnizaciones, sólo han recibido el 45% de la ayuda por compensación. Asimismo, 12 explotaciones ganaderas que nunca han sufrido un ataque han cobrado 143.915 euros en ayudas a la compensación, el 17% del total. Otras cinco han recibido ayudas, pero la afección ha sido mínima (menos de 5 ovejas muertas entre 1998 y 2011).



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE