Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

DESPEDIDA

Multitudinario adiós al montañero fallecido en Huesca

  • El frontón de Larraintzar congregó a más un millar de personas, en una ceremonia presidida por el párroco Martín Azpíroz

Imagen de la noticia
Más de mil personas se congregaron ayer en el frontón de Laraintzar (Ultzama) para despedir a Altuna. CORDOVILLA
  • VIRGINIA URIETA . ULTZAMA
Actualizada 11/01/2012 a las 01:41

Más de mil personas se congregaron ayer en el frontón de Larraintzar para despedir a José Manuel Altuna Arce, natural de Olagüe y vecino de Ripa (valle de Odieta), de 53 años, fallecido el pasado sábado tras sufrir una caída en el pico de Aspe. Rodeada de flores y ramos de todos los colores, una fotografía de Altuna presidió la ceremonia, emotiva y multiudinaria. El coro del valle de Odieta, con colaboradores de Olagüe, abrió la misa con "Voy a correr caminos de verdad".

Martín Azpíroz, párroco retirado de Ultzama, ofició la ceremonia acompañado por Agustín Elizalde y Florentino Sagüés, párroco y feligrés de Olagüe; Francisco Javier Aramendía, párroco de Ultzama; Juan Cruz Monreal, párroco de Ripa; y Jose María Vera, que fue párroco de Ultzama.

Con puntualidad rigurosa, la despedida de Altuna comenzó a las 16.30 horas, aunque desde las 16 horas muchos se encontraban ya en el frontón. Se hizo el silencio y tras la actuación del coro, Azpíroz dio la bienvenida a los presentes. "Vamos a hacer un acto de confianza en Dios, para pedirle que lo tenga en sus brazos y goce para siempre de la auténtica felicidad y la vida eterna. Hoy celebramos la muerte de José Manuel, pero también su resurrección", indicó el párroco. El frontón estaba a rebosar y algunos no pudieron sentarse.

Después de las oraciones y las lecturas del Evangelio, Azpiroz apeló a la familia del difunto, a la que acompañó en el sentimiento. Rogó por la felicidad de Altuna, por la confianza de los familiares en Dios y por la sensibilidad de los presentes. Javier Martínez Labeaga entonó un solo de trompeta, "En silencio", y los hermanos Juan Carlos y Susana Nagore Zapelena le cantaron la jota "Me dijo que no llorara". En su lectura, Jesús María Gascue Goñi definió a Altuna como un amante de la naturaleza, de los deportes, de su tierra y de los Sanfermines. "Tus pasos eran nuestro camino. Pasos honestos, aventureros, soñadores y apasionados", indicó Gascue, que dió el pésame a la familia de parte de Orbela Mendi Taldea, grupo de montaña al que solía acudir Altuna, a veces acompañado de su mujer. Lur Larraza López e Iñaki Larrayor Arano cerraron la ceremonia cantando Txoriak Txori.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE