Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

INFRAESTRUCTURAS

Más de 2 km de zanjas para drenar las fugas del Canal

  • Mientras Canal de Navarra trabaja en el drenaje de las fugas del canal, los regantes muestran su preocupación por el aumento del canon

Imagen de la noticia
Esta tubería de cemento conduce la fuga de agua del Canal de Navarra en Artajona por debajo de la carretera. I.BENÍTEZ
Imagen de la noticia
Varios operarios introducen tubos porosos en las zanjas para drenar el agua de las piezas dañadas. IVÁN BENÍTEZ
Imagen de la noticia
Las zanjas se rellenan con grava. I.B
Imagen de la noticia
El agua es dirigida a una acequia .
  • IVÁN BENÍTEZ . ARTAJONA.
Actualizada 29/10/2011 a las 00:04

Guiado por un láser topográfico localizado en lo alto de un montículo de tierra, la máquina excavadora de José Javier Jimeno se abre camino sobre las piezas de cereal dañadas por las fugas de agua del Canal de Navarra desde hace más de un año en esta zona de Artajona, y abre el terreno con surcos de medio metro. Después, introducirán los tubos porosos de color amarillo fluorescente y los cubrirán con un manto de grava. Jimeno calcula que llevará unos dos kilómetros de zanjas en esta segunda fase del saneamiento. El trabajo, encargo de Canasa (empresa gestora del canal), empezó hace algo más de dos meses para reconducir las fugas hacia una acequia.

Son las dos de la tarde y las palas de las máquinas excavadoras no dan tregua en una de las piezas al margen de la carretera que va de Artajona a Tafalla. Los montículos de tierra y gravilla son perfectamente visibles desde el puerto de la Cadena.

"En este término de Osondoba se han detectado dos fugas importantes", señala Jimeno, pero no son las únicas, "las tienes por todo el canal: desde Artajona a Tafalla. No sé si es mucha agua o poca. Yo me dedico a sanear las tierras. Nada más. En Canasa dicen que es normal".

Lo que para Canasa es algo normal para los regantes es preocupante por el volumen de agua detectado, y por el aumento de los costes fijos."Nuestro miedo se debe a los costes. ¿Quién va a asumir el arreglo de las fugas: Canasa, las subcontratas o los regantes?", se preguntan. "La única verdad es que el agua de las fugas aumenta y el de las cuotas fijas anuales también". Con el pago de esta tasa los agricultores adquieren el derecho a disponer de agua en las parcelas; sin embargo, este canon casi se ha cuadriplicado en cuatro años, de ahí su enfado. Una indignación silenciosa, porque, como ellos mismos reconocen, tienen miedo a dar la cara.

Ignacio Pérez de Juan, Director Técnico de Canal Navarra S.A. resta importancia al tema: "Estas fugas son algo ínfimo si las comparas con el volumen total", expresaba a este periódico, "quiero subrayar un dato. El volumen de agua que se escapa del Canal sólo es de un cinco por mil"", sostiene contundente. "Y la subida de las cuotas fijas se debe al IPC".

Una carta sorpresa

Pues bien, el pasado 2 de mayo, los socios regantes del canal recibían una carta firmada por José Enrique Arizón Fanlo, Director General de la sociedad concesionaria Aguacanal, en la que se les informaba de que el coste fijo anual en 2011 aumentaría y sería de 145 euros por hectárea. En 2008, el precio por hectárea era de 42,80 euros: en 2009 de 75 euros: y en 2010, de 113 euros.

Unos días después, los regantes recibieron otra carta en la que Canal de Navarra reconoce que la realidad de los gastos fijos "será diferente" a lo determinado. La carta dice así: Ya llevamos 4 años con el Canal de Navarra y vamos teniendo datos para actualizar la información relativa a los costes. Compara con la magnitud total del caudal".

"La tierra sangra por todos los lados. Las fugas han aumentado, también su caudal, y nadie responde. Hay silencio absoluto", esgrimen los agricultores. "Yo tengo pocas hectáreas y me ha tocado pagar este año 677 euros, y empecé pagando 199 euros. Sólo han pasado cuatro años. Fíjese el agua que baja por las zanjas, ¿drenaje de la montaña?, si no llueve en condiciones desde mayo. Nos sentimos engañados. Esta es la percepción que tenemos la mayor parte de los regantes. No es normal que se escape el agua de esta manera y te suban la cuota. ¿Quiénes estamos pagando los fallos de la obra, nosotros?", reiteran. "Con todo el agua que cae se puede llenar el Cidacos, es el mismo caudal que lleva el Ega en invierno".

Es complicado determinar el número de fugas y el volumen que se desprende de las grietas del Canal de Navarra; sin embargo, si uno se introduce por la tubería que discurre justo por debajo de la carretera , y alcanza más o menos el final del aliviadero, escuchará y descubrirá un remanso de agua (ver imagen superior) de grandes dimensiones, que deriva en el exterior, sobre las piezas de cereal.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE