Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

UNIVERSIDAD DE NAVARRA

"Mantener los puestos de trabajo en nuestra universidad es objetivo prioritario"

  • La UN prevé para este curso la inauguración del nuevo edificio de Económicas y Derecho

Imagen de la noticia
El rector de la UN, Gómez-Montoro, ayer entre Barcina, presidenta del Gobierno foral, y Catalán, presidente del Parlamento. J.C.CORDOVILLA
Imagen de la noticia
Miguel Sanz y Yolanda Barcina se dan dos besos ayer en la UN. CORDOVILLA
  • MARCOS SÁNCHEZ . PAMPLONA
Actualizada 17/09/2011 a las 09:08

"La magnanimidad en los proyectos y la austeridad en el funcionamiento ordinario, que a primera vista pueden parecer contradictorias, son esenciales para la sostenibilidad futura de nuestra universidad". Así se manifestó ayer el rector de la Universidad de Navarra, Ángel J. Gómez-Montoro, durante su discurso en el acto académico de apertura del curso 2011-2012. Un discurso en el que, como en los últimos años, las dificultades económicas no fueron obviadas y respecto a las que el rector aseguró que "es preciso asegurar la situación económica presente y, con ella, el mantenimiento de los puestos de trabajo" en el centro académico privado, "que es objetivo prioritario" Pero, al mismo tiempo, Gómez-Montoro defendió que también hace falta "trabajar en proyectos que asegurarán la viabilidad a medio y largo plazo".

En una abarrotada Aula Magna del Edificio Central, el rector se refirió en concreto a cuatro proyectos. Dos ya materializados durante el pasado curso, como son la inauguración de la sede del IESE en Nueva York y la incorporación a la UN del Instituto Superior de Empresas de Moda; y dos por culminar: el nuevo edificio de Económicas, Derecho y Másteres, que está en construcción en el campus pamplonés y cuya inauguración se prevé dentro del actual curso, y el Museo del Arte. "En verano se ha trabajado en algunos ajustes del proyecto que entregó ya Rafael Moneo y esperamos que las obras puedan iniciarse a finales de año", apuntó Gómez-Montoro.

Según explicó el rector, sufragar los planes y actuaciones en medio de una crisis económica como la actual será posible gracias al "compromiso" y las aportaciones económicas de la Asociación de Amigos de la Universidad, y a la búsqueda de financiación en España y en el extranjero. "El año pasado, con la implicación de la Asociación de Amigos, la Agrupación de Graduados, el Servicio de Comunicación Institucional y el Servicio de Admisión, realizamos presentaciones de los proyectos de la universidad en 16 ciudades españolas, además de en Londres y Sao Paulo", manifestó Ángel J. Gómez- Montoro. "Este año volveremos a salir a buscar la financiación que requieren estos proyectos porque estamos convencidos de que merecen la pena".

El máximo responsable académico de la UN apuntó también como clave al "esfuerzo de todos para equilibrar el presupuesto ordinario" para hacer realidad las ideas de futuro. "Un equilibrio que depende del número de estudiantes, que hemos conseguido mantener e incluso incrementar en los últimos años gracias a la implicación de toda la comunidad universitaria, y depende también del control del gasto, un control que todos hemos percibido de manera más intensa este último curso".

Relación profesor-alumno

Gómez-Montoro, quien demandó a los políticos "medidas que consigan reactivar la economía sin sacrificar las exigencias de la justicia social", se refirió por otro lado a la relación entre el profesor y el alumno, una relación, a su juicio, que debe estar fundamentada "en una actitud de búsqueda sincera y humilde de la verdad". "Hay que tener confianza en los alumnos y a la vez no ser complacientes con ellos. Conjugar la exigencia con la amabilidad e incluso con el buen humor", apostilló. "Debemos llegar a comprenderles y quererles. Ante una actitud así, muchos estudiantes se sienten atraídos y dan lo mejor de sí mismos; en otros, quizás, no apreciaremos ningún cambio, pero eso no debe desanimarnos pues la verdad siempre termina dando sus frutos. Y, sobre todo, hemos de huir de la tentación de buscar éxitos a corto plazo o movernos por intereses puramente personales".

Antes que el rector, el secretario general de la UN, Gonzalo Robles, leyó la memoria del curso 2010-2011, en el que el centro académico, entre otros datos, contó con 8.920 alumnos de grado, 1.070 de doctorado y 1.657 de máster; 851 profesores; y 1.187 trabajadores.

Gélido saludo entre Barcina y Sanz

La presidenta de UPN, Yolanda Barcina, y su antecesor en el puesto, Miguel Sanz, coincidieron ayer como asistentes a la apertura oficial del curso en la UN y la separación entre ambos a raíz del acuerdo entre los regionalistas y el PP para participar juntos en las elecciones generales del 20 de noviembre (Sanz es contrario al mismo) quedó más que patente. No se hablaron. Ni durante el acto académico, en el que Barcina se sentó en la primera fila de autoridades y Sanz, que ayer cumplía años, detrás en la segunda, ni prácticamente durante el aperitivo posterior. Fue aquí donde la tensión fue más palpable (a pesar de los intentos por rebajarla de Alberto Catalán, José Iribas, José Antonio Sarría, Javier Taberna o Jesús Irurre), con gesto de situación forzada en ambos rostros. Al final, una y otro se limitaron a saludarse con dos fríos besos (también fue sin ansia el apretón de manos previo que Sanz dedicó a Catalán). Por otra parte, el rector Gómez-Montoro dirigió elogios para ambos en su discurso en el Aula Magna. "Quiero reconocer públicamente que, durante los años que ha sido presidente, nos hemos sentido atendidos, con afecto y sincera lealtad, y hemos contado con su respaldo", afirmó de Sanz, mientras que a Barcina le dijo que "las relaciones entre el Gobierno y la UN seguirán por los cauces de una leal colaboración y entendimiento".

El acto de apertura, reunión social de primer nivel

El estreno oficial del curso en la universidad privada reunió a numerosos representantes de distintos sectores de la sociedad navarra, si bien los más numerosos fueron los de carácter político. La presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina, encabezó la presencia, seguida del presidente del Parlamento, Alberto Catalán; la delegada del Gobierno central, Elma Saiz; los consejeros del Gobierno José Iribas, Álvaro Miranda, Lourdes Goicoechea, Marta Vera y Elena Torres; el director general de Educación, FP y Universidades, David Herreros; los ex presidentes del Gobierno Miguel Sanz y Juan Cruz Alli; el alcalde de Pamplona, Enrique Maya; los diputados Carlos Salvador y Sagrario Guinduláin; los senadores José Cruz Pérez Lapazarán, José Ignacio Palacios y Javier Sanz Carramiñana; el eurodiputado Pablo Zalba; y parlamentarios y concejales. Junto a estos, también pudo verse, entre otros, al rector de la UPNA, Julio Lafuente; el presidente del TSJN, Juan Manuel Fernández; el fiscal jefe, Javier Muñoz; la presidenta de la Audiencia Provincial, Esther Erice; el Defensor del Pueblo, Javier Enériz; el presidente del Consejo Escolar, Pedro González; el presidente del Consejo de Navarra, Enrique Rubio; y los máximos responsables de los Cuerpos policiales que operan en Pamplona y el resto de Navarra.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE