Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Los papeles incautados a Otegi prevén un parlamento común con Euskadi

Los papeles marcan la "hoja de ruta" de cara a una negociación con el Gobierno central a partir del final de ETA

  • MARCOS SÁNCHEZ . PAMPLONA .
Publicado el 23/10/2011 a las 00:05
Los planes de ETA y su entorno para Navarra, una vez que la banda terrorista ha determinado el cese definitivo de su lucha armada, pasan por la creación de un parlamento que agrupe a representantes de la Comunidad foral y las tres provincias vascas: Guipúzcoa, Vizcaya y Álava.
Este propósito estaba reflejado en la documentación que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado incautaron al exportavoz de Batasuna Arnaldo Otegi, en los registros de su domicilio con ocasión de su detención en octubre de 2009 por el intento de reconstruir Batasuna a través del proyecto Bateragune ("todos juntos"), al que ETA había encomendado la creación de un polo soberanista del que debían formar parte "grupos políticos alejados de los designios de la organización terrorista" (así quedó escrito en la sentencia de la Audiencia Nacional que el pasado septiembre condenó a Otegi a diez años de cárcel por estar a las órdenes de ETA). Un polo del que "se excluía al PNV".
"Cambios institucionales"
Los papeles que manejaba Otegi, a los que ha tenido acceso este periódico y que guarda la Audiencia Nacional, constituyen una hoja de ruta de cara al doble objetivo que ya exhibió la ilegalizada Batasuna en su mitin de Anoeta de 2004: una negociación entre ETA y el Gobierno español, y otra entre "actores no violentos y representantes políticos" que lleve a un referéndum. Ambos, después de que ETA decretara el final definitivo de sus acciones, lo que su produjo el jueves.
En la documentación, hay un apartado exclusivo denominado cambios institucionales, en el que se hace referencia al polo soberanista manifestando que "todos los partidos que se adhieran al acuerdo conformarán una Comisión Permanente para el desarrollo del mismo, donde se concretarán los plazos y formas de incorporación de los mismos al ordenamiento jurídico institucional vigente".
A partir de ese punto es donde aparece el hipotético parlamento común para Navarra y el País Vasco. "De forma inmediata", se lee en los textos incautados al exportavoz de Batasuna, quien se encuentra en prisión, "los parlamentos autonómicos de Euskal Herria aprobarán la configuración de una Asamblea de parlamentarios y de su correspondiente Comisión Permanente de Coordinación". Esta asamblea de parlamentarios estaría encargada de definir "las bases y procedimientos para la configuración de un parlamento que aglutine la representación de los cuatro herrialdes", Navarra, Vizcaya, Guipúzcoa y Álava.
Por su parte, la comisión permanente tendría la labor, según el plan de Batasuna, de coordinar los "trabajos" en el Parlamento navarro y el vasco, "y la armonización de sus agendas y decisiones principales durante el proceso de creación de dicho parlamento". Además, la comisión debería "acordar con el Estado español los plazos y pasos necesarios para la derogación de toda norma que pueda ser obstáculo para que ese parlamento que incluya a los cuatro herrialdes tenga asiento legal en el ordenamiento jurídico español".
Los documentos de Otegi, a quien la sentencia condenatoria de la Audiencia Nacional le calificaba como "miembro" de ETA y actor siguiendo "las directrices superiores" de la dirección de la banda y "en plena connivencia" con los terroristas, hacen referencia también a Navarra, aunque sin citarla, cuando hablan como fin del "reconocimiento de la adscripción nacional vasca en términos de igualdad con la española en todos los ámbitos institucionales y sociales de los cuatro territorios, y la convalidación automática del EHNA como instrumento válido de identificación personal". El EHNA (Euskal Herriko Naziotasun Aitormena), viene a ser el DNI de Euskal Herria.
Bateragune: ocho detenidos, cinco de ellos encarceladosAdemás de Arnaldo Otegi, el 13 de octubre de 2009 fueron detenidos también por integrar la comisión permanente de Bateragune a Rafael Díaz Usabiaga, exsecretario general del sindicato LAB , y otros seis dirigentes de la izquierda abertzale: Sonia Jacinto, apoderada del Partido Comunista de las Tierras Vascas; Miren Zabaleta, hija del coordinador general de Aralar y parlamentario foral por Nafarroa Bai, Patxi Zabaleta; Arkaitz Rodríguez, exresponsable de Haika en Álava; y Txelui Moreno, Amaia Esnal y José Manuel Serra. En el momento de su detención, celebraban una reunión en las dependencias de LAB en San Sebastián. De los ocho, finalmente fueron absueltos Moreno, Esnal y Serra. La Audiencia Nacional condenó a diez años de prisión a Díez Usabiaga, con los mismos argumentos que empleó contra Otegi, y a ocho años a los otros tres procesados.
El "órgano común" de LoyolaLa unión de Navarra a las tres provincias vascas no es para nada nueva en las pretensiones de ETA y su entorno, pero es ahora cuando se ha concretado con claridad el modo de articularla por medio de un "parlamento" común. La referencia previa hasta ahora era el acuerdo de Loyola de otoño de 2006, en el que, según distintas fuentes periodísticas, Batasuna, el PSE y el PNV consensuaron un documento que incluía un "órgano" común entre Navarra y la Comunidad Autónoma Vasca, propuesta que volvieron a abordar representantes del Gobierno central y de ETA en reuniones a lo largo de mayo de 2007.
El texto acordado en Loyola, denominado Bases para el acuerdo y el diálogo político, hablaba de un "órgano institucional común para los cuatro territorios" que tendría "atribuciones ejecutivas y de propuesta legislativa"; y que dichas atribuciones serían objeto de negociación durante el transcurso de un "proceso de diálogo multipartito" y tendrían que contar "con la adhesión y el respeto de la voluntad democrática" de los ciudadanos vascos y navarros.
En sus conversaciones de mayo de 2007, el PSOE ofreció a ETA recuperar el órgano común, pero no tuvo éxito. La banda tenía aspiraciones políticas más elevadas para Navarra, que pasaban por la aprobación de un Estatuto común para la ella y el País Vasco. Los socialistas dijeron "no" y las negociaciones se rompieron el 21 de mayo.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora