Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

La negociación con los funcionarios no podrá incluir aumento del gasto

  • El departamento de Jiménez debe recortar entre 2011 y 2012 un total de 43,8 millones

  • B.A. . PAMPLONA
Actualizada 15/09/2011 a las 01:03

El vicepresidente primero, Roberto Jiménez, dirige un macrodepartamento en el Gobierno, al ser el responsable de Presidencia, Administraciones Públicas e Interior. Está por eso al frente de los 25.000 funcionarios y contratados que tiene la Administración. Y aunque no habló de temidas palabras como "congelación" salarial, sí trasladó un aviso a estos trabajadores: la negociación de sus condiciones de empleo no incluirá temas que impliquen coste económico. "Es necesario incidir en otro tipo de asuntos que no tengan repercusión económica o ésta no sea significativa". "No hay dinero", insistió Jiménez en su comparecencia de ayer en el Parlamento.

Para el control del gasto en materia de personal impulsará medidas que negociará con los representantes sindicales. Por ejemplo, habrá un control "estricto" de las contrataciones temporales para sustituir ausencias de los empleados públicos por bajas por enfermedad, vacaciones o formación. Se autorizarán sólo las que sean "absolutamente imprescindibles" por la función que realicen y su duración.

Lo mismo ocurrirá en el caso de los puestos que queden vacantes por jubilaciones. Se va a realizar un análisis en cada departamento de estos puestos para que se reemplace sólo el que sea "absolutamente necesario", tanto por la función como por la imposibilidad de que esa labor sea prestada por otro empleado.

Se analizarán también las causas del absentismo laboral en la Administración, principalmente por enfermedad, y las medidas de control que existen para que ese absentismo esté "plenamente justificado", agregó el consejero de Presidencia.

"Los paganos"

Jiménez ofreció datos sobre la situación económica en la que se están sus departamentos. Entre este año y el que viene, deberá recortar 43,8 millones. Este dinero saldrá fundamentalmente del fondo de transferencias corrientes a las entidades locales. En el último trimestre del año, los ayuntamientos navarros podrían recibir un 30% menos de lo que esperaban cobrar, anunció. "Así de duro". Los consistorios serán "los paganos de que el agujero fuese más grande de lo que se decía", añadió el consejero.

Se recortará de gasto corriente, como el saldo de procesos electorales o de las comunicaciones postales. También van a bloquear "las pocas partidas que quedan disponibles en transferencias corrientes y en inversiones reales". El consejero aseguró que Presidencia, Justicia e Interior tenía un presupuesto de 350,7 millones este año, y a 31 de agosto ya se había gastado el 76,46%.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE