Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
SITUACIÓN LABORAL

La crisis aumenta en Navarra los contratos eventuales a tiempo parcial

  • Pese a la reforma, los contratos fijos ordinarios (con despido de 45 días) prevalecen sobre los de fomento (de 33 días)

Imagen de la noticia

Trabajadores en una obra, en una imagen de archivo. EFE/ARCHIVO

4
Actualizada 10/01/2012 a las 01:48
  • P.M. . PAMPLONA

Menos trabajo y más precario. La crisis también se deja notar en el tipo de contratación que se realiza en Navarra. Según los datos del Servicio Navarro de Empleo, al que las empresas entregan una copia de cada contrato que se formaliza en Navarra, durante 2011 los contratos que más se incrementaron en cifras absolutas fueron los eventuales por circunstancias de la producción. Y de ellos, en proporción, se amplío más la contratación a tiempo parcial.

El 91% de los contratos que se firman en Navarra son los llamados de duración determinada. Es decir, contratos eventuales de tres tipos: por obra y servicio (para realizar una tarea con sustantividad propia dentro de la empresa: una obra, puesta en marcha de un nuevo sistema o producto, etc); por circunstancias de la producción (hasta seis meses dentro de un periodo de 12); e interinidad (sustitución de otro trabajador ausente).

La crisis, lejos de reducirlos, los ha hecho proliferar en las empresas como la forma más cómoda de adaptar la plantilla a la actividad que tienen y cuando la tienen. Así, en 2011, se firmaron 200.993 contratos de esta modalidad, un 3,9% más. De ellos, lo más llamativo es que el 29% fueron a tiempo parcial. Es decir, para trabajar menos horas que la jornada ordinaria.

En total, se realizaron 58.117 contratos eventuales a tiempo parcial en 2011, un 5,8% más que el año previo. Sobre todo, crecieron los de circunstancias de la producción. Es decir, eventuales que se ciñen a periodos de tiempo muy cortos, y aumentos puntuales de la actividad (campañas, trabajos de temporada, etc...) Se realizaron 24.675 contratos de este tipo, por jornadas inferiores (en días o en horas) a las 40 semanales. La cifra supone un 14% más que en 2010.

FEMENINOS Y "FORZADOS"

Los contratos a tiempo parcial siguen teniendo un marcado carácter femenino. De los 58.117 contratos eventuales de jornada parcial firmados en Navarra el año pasado, algo más de 41.000 (el 70%) se hicieron a mujeres.

Otro tanto ocurrió con los contratos fijos a tiempo parcial. De los 3.129 que se hicieron, 2006 recayeron en mujeres. Y lo mismo ocurrió con la conversión en contrato fijo: de 1.657 personas que pasaron de eventual a fijo a tiempo parcial, 1.162 suscritos eran mujeres.

Según los datos de la EPA (Encuesta de Población Activa) en Navarra había 274.000 personas ocupadas a finales de septiembre pasado. De ellas, 39.000 trabajan a tiempo parcial, y 33.000 tenían sexo femenino.

En Navarra, no existe el dato. Pero, a nivel nacional, según publicó en noviembre el diario económico Cinco Días, la última EPA desvela un aumento considerable de los trabajadores que aceptan un empleo a jornada parcial porque no encuentran uno con jornada completa.

En concreto, aquellos que trabajan menos horas de forma involuntaria supondrían ya uno de cada dos empleados con contrato parcial (54%), cuando a principios de 2008, antes de la crisis, las medias jornadas forzosas solo afectaban a uno de cada tres trabajadores parciales (33%).

EFECTO DE LOS INCENTIVOS

Detrás de este incremento del trabajo a tiempo parcial, bastante denostado en España, pero que sindicatos y patronal coinciden en querer ensayar como una salida para repartir el trabajo en la crisis, podrían estar los incentivos que se aprobaron en febrero de 2010 para estos contratos.

Si se hacía un contrato a tiempo parcial, a parados de larga duración, con menos de 30 años y durante al menos seis meses, se reducía el 100% de la cuota de la Seguridad Social a las pymes de menos de 250 trabajadores. A las empresas mayores, un 75%.

La ley incentivaba por igual la contratación parcial eventual o indefinida, exceptuados los contratos de interinidad. Por eso, el efecto en la contratación de 2011 se aprecia también en los contratos fijos ordinarios a tiempo parcial, que crecieron un 14%, con 2.298 nuevos contratados, de los que 1.532, mujeres.

En cambio el efecto burbuja de la reforma laboral, que quiso generalizar el contrato fijo de fomento (con despido más barato: 33 días por año trabajado) se desinfló de forma estrepitosa en 2011. Si en 2010 no consiguió imponerse al contrato fijo ordinario (el que se indemniza con 45 días por año), al menos, se firmaron 1.299 contratos de 33 días en Navarra. En 2011, en cambio, sólo hubo 108, un 91% menos.

Por contra, los contratos indefinidos ordinarios (los de 45 días) beneficiaron a 7.484 trabajadores navarros el año pasado, 337 más que en 2010, un crecimiento que se debe sobre todo a los contratos a tiempo parcial.

En cuanto a las conversiones de eventuales en fijos, se repite esta misma tendencia diferenciadora entre los contratos de fomento y los indefinidos ordinarios.

En 2011, las empresas pasaron a fijos a 551 eventuales con contrato de fomento, un 26% menos que el año precedente. Y en cambio, transformaron en indefinidos con contrato ordinario (de 45 días) a otros 4.075 eventuales a tiempo completo, un 8,75% más, y 1.458 más a tiempo parcial, en este caso, un 5% menos que en 2010. Lo que sigue probando que, contra lo que predican algunos economistas, el precio del despido no es determinante para las empresas a la hora de contratar de forma estable.

PRINCIPALES TIPOS DE CONTRATO

FIJOS

1 De fomento del empleo. Es una modalidad de contrato fijo que se creó en 1998 para ciertos colectivos. Permite indemnizarles más barato el despido cuando es improcedente: 33 días por año y un máximo de 24 mensualidades. La reforma laboral de 2010 lo extendió a todos los colectivos, salvo para varones de 30 a 45 años que llevaran menos de 3 meses en paro.

2 Indefinido ordinario. Es el contrato fijo por excelencia. Da derecho a una indemnización por despido objetivo de 20 días por año (tope de 12 mensualidades), que se eleva a 45 (tope de 42 mensualidades) en caso de ser declarado improcedente.

EVENTUALES

Se indemnizan con 9 días por año trabajado, cifra que se elevará un día por año hasta llegar a 12 días por año a partir de 2015. En agosto de 2011, el Gobierno quitó, hasta final de 2013, el límite de dos años para poder encadenar estos contratos sin que se considere fraude, bajo la máxima de "preferimos tener un trabajador temporal antes que a un parado" del entonces ministro Valeriano Gómez.

1 Obra o servicio. Tiene que ser para cubrir un trabajo que tenga sustantividad propia en la empresa. Se firma por tiempo indeterminado, hasta que concluya la tarea. La reforma de 2010 amplió su duración a 3 años (4 por convenio).

2 Circunstancias de producción. Se justifica en la acumulación de tareas o el exceso de pedidos. Tiene una duración máxima de 6 meses dentro de un periodo de doce, que puede extenderse por convenio colectivo.

3 Interinidad. Se emplea para sustituir a un trabajador con derecho a reserva de puesto de trabajo.

4 Prácticas. Sirve para el perfeccionamiento de los titulados universitarios o de formación profesional. Puede realizarse hasta 5 años después de finalizar los estudios. No puede extenderse más allá de dos años.

5 Formación. Para formar en la profesión a jóvenes de entre 16 y menos de 21 años. Dura mínimo 6 meses y 2 años máximo.

Jubilación parcial. Se le hace una reducción de jornada al trabajador, a partir de 61 años, para que acceda a la jubilación parcial.

Contratos a tiempo parcial: lo que dice la ley

Distribución de la jornada

La jornada diaria en el trabajo a tiempo parcial podrá realizarse de forma continuada o partida. Cuando el contrato a tiempo parcial conlleve la ejecución de una jornada diaria inferior a la de los trabajadores a tiempo completo y ésta se realice de forma partida, sólo será posible efectuar una única interrupción en dicha jornada diaria, salvo que se disponga otra cosa mediante Convenio Colectivo sectorial o, en su defecto, de ámbito inferior.

No caben horas extras

Los trabajadores a tiempo parcial no podrán realizar horas extraordinarias, salvo para prevenir o reparar siniestros y otros daños extraordinarios y urgentes.

Horas complementarias, sólo si son fijos

Se podrá pactar la realización de horas complementarias entre empresario y trabajador. Sólo se podrá formalizar un pacto de horas complementarias en el caso de contratos a tiempo parcial de duración indefinida. El número de horas complementarias no podrá exceder del 15 por 100 de las horas ordinarias de trabajo objeto del contrato. Y se retribuirán como ordinarias, computándose a efectos de bases de cotización a la Seguridad Social.

Relevo. Son los que se realizan a otro trabajador para sustituir la parte de jornada que deja vacante el jubilado parcial.

Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra