Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

KWD retiró los 36 despidos ante el riesgo de parar VW

  • La plantilla y el comité por unanimidad inició el miércoles tarde una huelga que duró minutos

Imagen de la noticia
Exterior de la fábrica de KWD en el polígono Arazuri-Orkoien CEDIDA
  • P.M. . PAMPLONA .
Actualizada 13/01/2012 a las 02:01

Cuarenta minutos de huelga, la firmeza de la plantilla y la unidad del comité, bastaron el miércoles para hacer posible lo "imposible" en KWD, empresa de Orkoien, auxiliar de VW-Navarra, que pretendía despedir a 36 de sus 186 trabajadores. "A las seis y cinco se comunicó el inicio de la huelga cuando terminara el descanso del bocadillo. A las siete de la tarde, la dirección se reunía con el comité de huelga, y nos decía que no se puede parar Volkswagen y que entraba a negociar un ERE de suspensión si se desconvocaba la huelga", indican fuentes del comité.

La dirección de KWD, que provee de piezas de chapa al Polo de VW, además de secuenciar el envío del cableado de l coche, dos suministros altamente sensibles para la factoría de coches, reunió al comité de huelga y antes de que el paro pudiera afectar a Volkswagen, aceptó retirar los despidos y modificar el ERE de extinción por otro de suspensión temporal, cuyo alcance deberá negociar ahora con el comité de empresa.

El comité de KWD lo forman 3 delegados de UGT, 3 de CC OO, 2 de ELA y 1 de LAB. Desde el primer momento, la unanimidad para "buscar alternativas" a los despidos, ha presidido la actuación de los cuatro sindicatos. Máxime después de que hace un año acordaran un ERE de 24 despidos, de los que KWD finalmente sólo aplicó 16. Y porque confían en que a medio plazo "en unos meses o un año" pueda llegar más actividad a la proveedora navarra de algún otro contrato.

Desde que KWD presentó el ERE el 20 de noviembre, los sindicatos se mostraron muy críticos con las formas en que se planteó la negociación. Negociaron hasta el 30 de diciembre y retomaron los contactos el 9 de enero, fecha a partir de la cual habían preavisado una huelga indefinida para activar si no prosperaban las conversaciones.

Pero chocaron con la "intransigencia" de la empresa. "La dirección sólo quería meter los despidos encima de la mesa. Y nosotros, siempre hemos pedido medidas alternativas a que se vaya la gente a la calle. Pero ellos sólo querían del comité que se pusiera en su papel para decir cuánta gente había que despedir" relatan fuentes sindicales.

La dirección ofrecía 32 días por año para quienes aceptar una baja voluntaria y 25 días por año para el resto de despedidos dentro del ERE. La última reunión, a las 8,30 de la mañana del miércoles, quedó en nada. A las 9 y a las 16,30 horas, en sendas asambleas, convocadas previamente, la plantilla apostó por activar la huelga. No hubo votación. El comité se reunió y a las seis de la tarde, durante el descanso del bocadillo, fueron comunicando el inicio de la huelga indefinida entre las distintas secciones. El descanso terminaba a las 6,20. A las siete, según relatan los sindicatos, la dirección llamó al comité de huelga y retiró los despidos.

Ahora, comité y dirección se reunirán para negociar una modificación del ERE presentado ante el departamento de Trabajo. Su objetivo pasa por explorar la posibilidad de aplicar "bajas incentivadas con vuelta" porque "tenemos perspectivas de que haya trabajo en un año y quienes salgan ahora deberían ser los primeros en ser contratados", indican desde el comité. Eso sí, a 32 días por año de indemnización que ofrece la empresa, estas fuentes reconocen que "no querrá salir nadie". Si la empresa mejora la oferta, en función del eco que tengan las bajas, se concretaría cómo articular en días de suspensión temporal, para cuántos empleados y durante cuánto tiempo, el resto del excedente.

Desde la dirección de KWD se ratificó ayer a la plantilla, en un comunicado, la "grave" necesidad de "hacer frente" al "ajuste" entre la producción de la empresa y la mano de obra existente "ante la relevante bajada de la producción para 2012 comunicada por nuestro cliente principal a los proveedores". VW-Navarra prevé pasar de fabricar más de 350.000 a apenas 300.000 coches este año. Al igual que "hay que ser conscientes de los daños irreversibles que una huelga puede tener en nuestro cliente principal de cara a nuestra sostenibilidad como empresa".

Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE