Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Jornada de compras y paciencia

  • La mayoría aseguró no haber encontrado grandes descuentos y protestó de las colas

Imagen de la noticia
Cantidad de personas en las escaleras mecánicas de La Morea. J.A.GOÑI
Imagen de la noticia
Los escaparates mostraban entre el 30 y 70% de descuento. J.A.GOÑI
  • ANDREA GURBINDO . PAMPLONA
Actualizada 08/01/2012 a las 01:03

NO inventadas para impacientes. Ese sería uno de los primeros consejos y advertencias que, junto al gran cartel que indica el porcentaje de descuento, podrían colgar los comercios en sus escaparates. Ya desde primera hora de ayer y de forma apresurada, Pamplona amanecía dispuesta a comprar el primer día de rebajas. Con el sonido de las bolsas de plástico como telón de fondo, se creaba un ambiente cargado de aglomeraciones, esperas y carteras "en marcha". Las fechas más esperadas por los comerciantes comenzaron ayer con gran cantidad de asiduos a esta primera jornada que, al darse cita en sábado, se vivió de forma especialmente intensa.

En los centros comerciales de La Morea e Itaroa y desde las rotondas que acceden a los mismos, el tráfico advertía de la intención de la ciudadanía. La dificultad de aparcar y la multitud de personas en las escaleras de acceso también avisaban del ambiente que se vivía en el interior de las tiendas. En ellas, pocas eran las prendas que daban opción a ser desdobladas. Y una vez haber elegido la ropa nueva que colgar en el armario, otro inconveniente era hacer que llegase hasta él. Largas colas de entre media y una hora se creaban en el interior de los comercios de La Morea a las 11.15 horas de la mañana. En las puertas de Blanco se encontraban en ese momento las amigas Patricia Zarraluqui Merchán y Patricia Salcedo Fernández, de 17 y 16 años respectivamente. "El truco para venir de rebajas el primer día es madrugar. No hay otra", explicaba Salcedo, que portaba dos bolsas en la mano. "Por ejemplo, yo a las 9 de la mañana ya estaba en la puerta de Stradivarius, en Pamplona, y ahora he venido al centro comercial con mis amigas", proseguía. "Yo me he comprado un bolso, una cartera, una americana y unos pantalones. Todo por 68 euros", le interrumpía su amiga. "Tendremos que venir más días a mirar, eso seguro, porque tampoco hemos visto grandes descuentos", sonreía Zarraluqui.

"Agobiadas" se mostraban al salir de Berskha Ana Ladrón de Guevara Milagro, de 44 años, y su hija Cristina Equísoain, de 20. "Hemos venido desde Tudela a pasar el día de compras, pero sólo hoy", explicaban. "De momento me llevo camisetas y ropa de fiesta, pero es que hemos esperado para pagar una cola de 45 minutos", comentaba Equísoain. "Es un agobio. Además, no teníamos nada mirado y nos hemos ahorrado entre 5 y 6 euros por prenda, que no es mucho", adelantaba su madre, que también contó cuál era uno de sus trucos para agilizar las compras. "Una se pone en la cola nada más entrar y la otra se va probando. Funciona".

Patro Echeverría López, de 66 años y de Estella, se encontraba también con su hermano, "aprovechando". "Siempre vengo el primer día y hoy, al ser sábado, se ha notado muchísimo. En lo que me he comprado he ahorrado unos 60 euros, que no está mal, pero no he encontrado grandes ventajas", asumía. "Ha habido muchos sitios a los que ni si quiera hemos entrado por las colas que hemos visto", continuaba su hermano, Javier, a la salida de Punt Roma.

Media hora después y en el centro comercial de Itaroa, Ana Pérez de Esparza, de 55 años, intentaba hacerse un hueco entre la gente para "salir". "No me gusta mucho venir. No pienso volver. Vamos, ¡ni soñarlo!", decía. "Ya me he comprado un plumas y unas botas, y es suficiente".

Leyre Munárriz Goñi, de 13 años; su hermana Nerea , de 15; y su amiga Irene Burgos Rico; de 13, todas de Galar, aseguraban ir "muy cargadas" a las doce del mediodía. "Todos los años, en Reyes, pedimos dinero para venir a las rebajas y, aunque hemos llegado a las diez, no queremos gastarnos hoy toda la paga. Por eso, repetiremos otro día", afirmaban a dúo las hermanas. "Sí, como mucho hoy nos dejaremos 60 euros", continuaba Burgos, entre la risa nerviosa de las otras dos.

Los comerciantes prevén una buena campaña, tras pocas ventas

Los comerciantes consultados confían en que la campaña de rebajas sea "buena y movida" tras las escasas ventas de los últimos meses. La crisis económica y el clima suave no han empujado a los consumidores a comprar prendas de abrigo. Y por eso esperan que "aprovechen" estos dos meses en "comprar lo que no han adquirido hasta ahora". Así lo cree la gerente de la Federación de Comercio de Navarra (FCN), Elizabeth Azcárate. "Las noticias que nos han ido llegando de la inestabilidad de los mercados y el miedo al paro no han animado a comprar. Sabemos que el consumidor está esperando con muchas ganas las rebajas".

Una opinión similar sostiene uno de los responsables de zapaterías Pablo Goñi. "Soy muy optimista ante esta campaña. Desde hace unos años se han cambiado los hábitos de consumo. Se han desplomado las ventas en temporada y aumentado en las rebajas", confiesa Pablo Goñi Berruezo. "El otoño ha sido prácticamente inexistente pero ahora nos esperan tres meses de largo invierno y la gente se animará a equiparse a buenos precios".

El gerente de la tienda de ropa Cuadrado, César Valcarlos Beroiz, también achaca al clima "poco invernal" el descenso de las ventas durante el otoño. "Al frío le está costando arrancar. Por eso, esperamos que las rebajas de este año sean más movidas".

Elizabeth Azcárate recuerda que la mayoría de los comercios mantienen unos "descuentos progresivos". "Primero aplican una rebaja de alrededor del 20% y a partir de febrero, inician las segundas rebajas, que ya llegan al 50%", apunta. Es lo que ocurre, por ejemplo, en las zapaterías Ayestarán, aunque algunos productos tienen ya descuentos de hasta el 70%. "Son cosas que no hemos vendido nada y queremos quitarlas", apunta uno de los responsables, Pablo Ayestarán Martínez-Peñuela. En su opinión, la campaña de otoño ha sido "muy mala". "El tiempo nos ha torturado. Todavía no hemos pasado frío". Cree que las ventas serán "fuertes" los primeros días y luego "se irán apagando".

LA CIFRA

SE ACONSEJA...

1 Hacer una lista. Antes de lanzarse a comprar, piense qué es lo que realmente necesita y no compre a lo loco. Aproveche las horas de menos gente para comprar con tranquilidad.

2 Guardar la factura. Es imprescindible y la única prueba válida para reclamar. Los productos de rebajas deben haber formado parte del establecimiento durante, al menos, un mes.

3 Preguntar si se admiten devoluciones. Los comercios deben exponer un cartel explicando su política de devoluciones. Pero en rebajas, la ley permite modificarla. Algunos comercios que emiten bonos no permiten usarlos durante las rebajas.

4 Compare precios. No se deje influir por las colas ni por el primer impulso. Incluso en rebajas es positivo comparar el precio de un mismo artículo en varios establecimientos.

5 Pago con tarjeta. Si un establecimiento luce un cartel de que se admiten tarjetas, debe aceptarlas siempre, salvo que se indique expresamente que no se cogen en rebajas.

6 Los mismos derechos. Si tiene algún problema, actúe como siempre. Se recortan los precios pero los derechos del consumidor siguen siendo los mismos que en otras épocas.

7 Tallas y colas. Preste atención a las colas. Las grandes aglomeraciones no son sinónimo de baratura. También esté atento a las tallas. Si en una tienda hay muchas tallas del mismo producto puede ser síntoma de que no han vendido nada o de que han comprado el producto para venderlo en rebajas.

8 Hojas de reclamaciones. Solicítelas si entiende que se han transgredido sus derechos y no dude en acudir a las asociaciones de consumidores.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE