Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

NAVARRA

JMJ: Pamplona cita a miles de jóvenes

  • Más de 170 jóvenes de Italia, Alemania y Filipinas están alojados en familias y en el gimnasio del colegio Santísimo Sacramento de Pamplona de la mano de la parroquia San Juan Bosco. Ayer disfrutaron de una excursión en Urbasa.

  • M.J.C. . PAMPLONA
Actualizada 13/08/2011 a las 01:48

El auto de pasión mariano, que comenzó a las 21.30 horas, forma parte de los actos organizados con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) y la estancia en Navarra estos días de unos 3.500 jóvenes extranjeros en su viaje hacia Madrid.

La salida de la talla románica de Santa María la Real, que data del siglo XII, fue totalmente excepcional, ya que casi nunca ha estado fuera de la Catedral de Pamplona, donde se ubica habitualmente. De hecho, no salía desde 1946, con motivo de su coronación. De 93 centímetros de altura, está chapada en plata a excepción de rostro y manos, como era habitual en aquella época.

El acto estuvo presidido por el arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, Francisco Pérez, el deán de la Catedral, y Carlos Ayerra, con la asistencia de los obispos visitantes y con la presencia especial del predicador del Papa, Rainiero Cantalamessa.

Los jóvenes visitantes y acompañantes recibieron con aplausos y saludando con los brazos tanto a los pasos de la Hermandad de la Pasión como a la Virgen, que se hizo esperar hasta las diez. En su presencia, el padre Cantalamessa pronunció las palabras más emotivas de la ceremonia.

Así, afirmó que María es "modelo de fe" y "madre de la esperanza", que se puso "a disposición del Espíritu Santo" y fue la madre del Cristo que "resucitó".

El predicador del Papa recordó a las "tres hermanas", es decir, las tres virtudes teologales, "fe, esperanza y caridad", y animó a los jóvenes asistentes a ser "sembradores de esperanza", "porque con Dios hay esperanza" y "sin la esperanza se para todo", afirmó.

Entre banderas y romanos

Entre el público se pudieron ver banderas de Francia, Alemania o Brasil, entre otras. Muchos jóvenes, además, llevaban puesta la camiseta roja que se está utilizando con motivo de la JMJ. Por otro lado, los dos Pasos estuvieron acompañados por una veintena de "mozorros", es decir, miembros de la Hermandad de la Pasión con sus tradicionales túnicas negras y capirotes morados, así como un grupo de "romanos", tal y como sucede en la procesión de Semana Santa, pero esta vez en pleno mes de agosto.

Los dos Pasos y la talla de la Virgen se colocaron delante del edificio del Arzobispado, acompañados a su izquierda por una cruz de madera y un pebetero con llama permanente. Durante la vigilia de oración se leyeron frases en más de diez idiomas.

Un gimnasio para jóvenes de 3 países

LA parroquia San Juan Bosco de Pamplona es una de las muchas que están ejerciendo de anfitrionas de los jóvenes extranjeros que pasan por Navarra camino de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en Madrid. En concreto, un total de 172 jóvenes de Italia, Alemania y Filipinas, de los que un centenar se alojan estos días con familias y el resto duerme en el gimnasio del colegio Santísimo Sacramento. Ayer los jóvenes, la mayoría de entre 15 y 25 años de edad, realizaron por la mañana una excursión a Urbasa y a las 17.30 horas regresaron al local para darse una ducha, descansar un poco y cenar.

Entre ellos, los jóvenes italianos Beatrice Berlanda y Samuele Cherubin, ambos de 16 años. Beatrice Berlanda, que estudia Idiomas, es de Vicenza, mientras que Samuele, que cursa el equivalente a 2º de Bachiller Científico, vive en Verona. "El clima y el ambiente de Pamplona y Navarra es muy similar al de Italia", comentaba el joven. "Y la gente es muy hospitalaria", añadía su compañera.

Conocer y compartir

Sobre las razones de asistir a la JMJ, para Beatrice Berlanda se trata de "poder vivir una nueva experiencia, salir del entorno familiar y conocer otras costumbres y otra cultura". También, añadía, "una oportunidad" de juntarse con jóvenes tanto de su tierra como de otros lugares.

De parecida opinión era su joven compatriota, Samuele Cherubin, quien además consideraba que "tanta gente junta con las mismas ideas es una fuerte experiencia de fe", así como un buen modo de "conocer gente nueva".

Corneluis Kappelhoff, de 16 años, es de la ciudad de Südlohn, pero al ser "el único" joven de esta localidad alemana que acudía a la Jornada en Madrid se unió al grupo de otra, Stadtlohn, ambas en el oeste del país. "Me entusiasmaba venir y juntarme con gente de otras partes de Alemania y de otros países y compartir la fe juntos", comentaba el joven, que estudia 4º de la ESO. También lo vive como una oportunidad de "conocer España", a la que ha venido por primera vez. Por lo que ha visto hasta ahora, la gente le parece "amigable" y también que "hace mucho calor". Entre risas, mostraba los hombros quemados tras pasar el día anterior un rato en la playa de San Sebastián.

Lyle Raphael T. Lim, es de Cebu City, Filipinas, y tiene 17 años. Estudia para hacer una Ingeniería Informática. Hace un tiempo oyó hablar del papa Juan Pablo II. "Su historia me conmocionó y he venido a conocer al Papa actual", contaba este joven, que se decía sorprendido por "el carácter abierto" de la gente en Navarra.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE