Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

SEGURIDAD VIAL

Imputadas 21 personas por delitos al volante en Navarra

  • EUROPA PRESS. PAMPLONA
Actualizada 19/03/2012 a las 16:45
La Policía Foral ha imputado en fechas recientes a 21 personas por delitos relacionados con la seguridad vial. De total, 12 de ellos superaban el índice máximo permitido de alcohol, multiplicándolo por cuatro en tres casos y triplicándolo en otros cinco, y otros nueve fueron imputados por conducir sin permiso.

En concreto, según ha informado el Ejecutivo foral en un comunicado, el pasado 16 de marzo la Policía Foral fue informada de que una mujer, domiciliada en Ansoáin, de 39 años, se había puesto al volante de un vehículo en el que también viajaba un adulto y dos menores tras consumir bebidas alcohólicas.

Una patrulla localizó el automóvil en Ezcabarte y, al recibir la orden de que se parara, la conductora detuvo el vehículo en mitad de la calzada, sin acercarse al lateral de la vía. Los agentes comprobaron que la mujer presentaba síntomas de estar influenciada por el alcohol y la prueba realizada confirmó que multiplicaba por cuatro el índice máximo. La persona que viajaba como copiloto se hizo cargo del coche.

También cuadruplicó la tasa permitida un vecino de Burlada de 39 años que circulaba el día 17 de marzo por la Ronda de Pamplona (PA-30) en el término de Aranguren cuando fue abordado por una patrulla de la Policía Foral que había sido alertada de que el conductor podía circular con un exceso de alcohol. Los agentes observaron síntomas de ebriedad y la prueba demostró que cuadruplicaba la tasa autorizada.

Asimismo, varios usuarios de la Autovía de La Barranca (A-10) se pusieron en contacto el día 12 de marzo con la Policía Foral para informar de un vehículo que era conducido de forma irregular por la citada vía.

Una patrulla de la Comisaría de Alsasua localizó el turismo, cuya conductora hizo caso omiso a las órdenes de que se detuviera, aunque finalmente lo hizo con algunas dificultades. La mujer, de 39 años y residente en Pamplona, dio un resultado cuatro veces superior al autorizado en el test que le fue practicado.

Además, el día 13 de marzo la Policía Foral imputó a una vecina de Burlada, de 38 años, por triplicar la tasa de alcohol autorizada y conducir habiendo sido privada del carné por decisión judicial hasta diciembre de 2012. También en este caso los agentes fueron informados de un vehículo que circulaba de forma irregular, y cuando lo localizaron comprobaron que llevaba las luces apagadas a pesar de ser de noche.

MÁS IMPUTADOS

Por otro lado, un conductor de nacionalidad francesa, de 24 años, fue imputado el día 17 en Urdax por multiplicar por tres la tasa de alcoholemia permitida. Una patrulla de la Policía Foral de la Comisaría de Elizondo circulaba detrás de un vehículo que daba bandazos y frenazos bruscos, por lo que le dieron el alto.

Asimismo, un vecino de Pamplona, de 31 años, fue imputado el día 18 por multiplicar por tres la tasa de alcohol y por conducir habiendo sido privado del permiso por decisión judicial. El vehículo que conducía circulaba de forma irregular por las calles de Pamplona, y cuando se le indicó que se detuviera, lo hizo sin acercarse a los laterales.

Además, el día 18 agentes de la Policía Foral observaron un vehículo que circulaba en zigzag y con dificultades para realizar maniobras. Los policías sometieron a la prueba al conductor, un vecino de Pamplona de 51 años, y el resultado reveló una tasa que triplicaba el valor máximo autorizado.

También superaron el índice permitido dos vecinos de localidades de la Ultzama de 42 y 38 años interceptados por agentes de la Comisaría de la Policía Foral de Elizondo cuando circulaban por la carretera NA-411, en Lizaso, el pasado 12 de marzo, y un conductor de 43 años, residente en Pamplona, que el día 17 intentó esquivar un control de seguridad ciudadana instalado en la capital.

Finalmente, un vecino de Ansoáin de 33 años realizó maniobras extrañas que fueron observadas por los agentes que el 18 de marzo atendían un control programado de alcoholemia en Egüés. La prueba indicó que superaba la tasa permitida.

La Policía Foral también ha imputado en estos últimos días a nueve personas por conducir sin permiso, bien por no haberlo obtenido nunca o bien por haberles sido retirado.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE