Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

PLENO DEL PARLAMENTO

El PSN defiende que haya cambios "sustanciales" en la ley del vascuence

  • I-E pidió sin éxito que se equipare a efectos educativos la zona no vascófona a la mixta

Imagen de la noticia
Yolanda Barcina y CarlosGarcía Adanero, ayer en el Parlamento. J. SESMA
  • B.A. . PAMPLONA
Actualizada 18/01/2012 a las 00:04

El PSN rechazó ayer junto a UPN y al PP que las localidades de la zona no vascófona de Navarra cuenten con las mismas condiciones de acceso a la educación en euskera que las de la zona mixta. El pleno rechazó así tramitar un cambio en la Ley foral del Vascuence que propuso Izquierda-Ezkerra. Esta norma, como se sabe, divide Navarra en tres zonas desde el punto de vista lingüístico: vascófona, mixta y no vascófona, lo que supone una regulación específica en el uso del euskera en las administraciones o en la enseñanza. I-E demandó en su propuesta un cambio legal que permita que las familias puedan optar por una enseñanza pública en euskera, independientemente de la zona en la que vivan.

En su oposición a la propuesta, los socialistas dieron unos argumentos totalmente contrarios a los que ofrecieron UPN y PP. El PSN consideró que el cambio propuesto por I-E se quedaba corto. Así lo mantuvo el socialista Pedro Rascón en el debate:

"No es una modificación sustantiva ni trascendental", señaló Rascón en relación con la iniciativa de I-E. "Después de 25 años de una ley, puedo comprender que se haya quedado desfasada en determinados aspectos o que haya una necesidad social, por los propios avances que ha tenido la sociedad, de plantear cambios. Pero, en cualquier caso, creo que deberían ser otro tipo de cambios, unos cambios más sustanciales que los que se plantean con esta proposición de ley". Modificaciones que no concretó.

Lo que sí mantuvo el portavoz socialista es que la norma navarra sobre el euskera no prohíbe que se pueda estudiar en esta lengua en la zona no vascófona como en la mixta, ya que es algo que depende de la política que aplique el Gobierno de Navarra, aseguró.

El parlamentario de Izquierda-Ezkerra Txema Mauleón cogió el guante lanzado por el PSN cuando defendió esos cambios sustanciales en la ley y anunció que pedirán que se cree una ponencia en el Parlamento para que estudie esta cuestión.

El "fin de la zonificación"

Los argumentos para rechazar la propuesta de I-E que ofreció la portavoz de UPN Carmen González fueron radicalmente distintos a los del PSN. González dijo que la propuesta se "cargaría" la zonificación que fija la ley y con un coste económico considerable. Aseguró que no es cierto que haya demanda de enseñanza en euskera sin atender, aunque las familias que quieren escolarizar a sus hijos en el modelo D no tengan centros en todas las localidades.

Para la portavoz del PP, Amaya Zarranz, no hay demanda social que lleve a que se tenga que modificar la ley. Una norma que a su juicio garantiza la posibilidad de que todo el que quiera pueda estudiar en euskera. Fue la posición que mantuvo ayer el PP, cuyo presidente en Navarra, Santiago Cervera, fue crítico el pasado noviembre con la ley del vascuence que calificó de "antiliberal". "Regula el territorio y no piensa en las personas, que se mueven como les da la gana", dijo.

Precisamente el rechazo a la zonificación unió al resto de portavoces. Tanto Nekane Pérez, de NaBai, como Bakartxo Ruiz, de Bildu, recalcaron que "vulnera los derechos lingüísticos" de una parte de los navarros. Ambas coincidieron en que apoyar el cambio legal no suponía respaldar el resto de la ley, sino dar "un paso" en defensa del euskera.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE