Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

REUNIÓN NACIONAL DE CIRUGÍA

El 13% de los cánceres de mama se producen en mujeres de menos de 40 años

La prevención es importante en la detección del cáncer de mama
La prevención es importante en la detección del cáncer de mama
DN. ARCHIVO
  • EFE. PAMPLONA
Actualizada 10/11/2011 a las 13:52
El 13 % de los 18.500 casos de cáncer de mama que se diagnostican cada año en España corresponden a mujeres menores de 40 años, una franja de edad en la que esta enfermedad es más difícil de detectar precozmente, ya que el 65 % tiene afectados los ganglios de la axila en el momento del diagnóstico.

La incidencia del cáncer de mama en la mujer joven es uno de los asuntos que se han tratado en la segunda jornada de la XVIII Reunión Nacional de Cirugía, en la que se ha resaltado que el diagnóstico precoz es más complejo en estas edades por la mayor densidad de las mamas y porque, en ocasiones, coincide con el embarazo.

Marta Ribeiro, cirujana de la Unidad de Mama del Hospital Regional Carlos Haya de Málaga, ha explicado que una de cada 3.000 gestantes padece cáncer de mama y que suele producirse un retraso en el diagnóstico de entre 4 y 11 meses, debido a que los cambios en la mama inherentes al embarazo camuflan la enfermedad.

Al respecto, ha dicho que interrumpir la gestación no aumenta la supervivencia y que existen tratamientos que no entrañan peligro para el feto, aunque depende del trimestre en el que se encuentre, ya que antes del tercero la radioterapia no es compatible, por lo que, en estas ocasiones, no se puede conservar la mama.

Por otra parte, quedarse embarazada después de haber sufrido un cáncer de mama no incrementa el riesgo de que se reproduzca el tumor, aunque sí se recomienda esperar entre dos y cinco años tras el diagnóstico y un mínimo de seis a doce a meses tras la finalización de un tratamiento sistémico como la quimioterapia.

Ribeiro ha subrayado que, aunque la incidencia del cáncer de mama aumenta cada año un 1 %, no lo hace en mayor proporción entre las mujeres jóvenes que en el resto de franjas de edad, aunque hasta los 40 años sí son patologías más agresivas, con grado III en el 68 % de los casos, y afectación ganglionar.

El gran tamaño del tumor o que éste se presente en varios focos, como suele ocurrir en las pacientes jóvenes, supone una contraindicación a la conservación de la mama, la cual, sin embargo, se logra en un 70 % de los casos.

"Si el tumor es demasiado grande, existe la opción de comenzar con quimioterapia para lograr reducirlo, mientras que si hay varios focos, se puede practicar una reconstrucción post-mastectomía, ya sea de forma inmediata mediante ahorro de piel, o transcurrido un tiempo", ha descrito.

En las sesiones también ha intervenido Luis Apesteguía, radiólogo del Complejo Hospitalario de Navarra, quien ha reiterado la importancia del diagnóstico precoz, un aspecto en el que la Comunidad Foral es pionera desde que, en 1990, puso en marcha un programa que ha permitido reducir la mortalidad en un 30 % y que la tasa de supervivencia sea del 98 % en estos estadios, frente al 75 % que se logra si está más avanzado.

Apesteguía ha atribuido la mayor tardanza en detectar el cáncer en mujeres jóvenes a que se confían la paciente e incluso los médicos y "pilla siempre más de sorpresa".

Por ello, ha indicado que hay que estar atentos a los signos clínicos y, sobre todo, a los antecedentes personales y familiares, mejorar los sistemas de detección, añadiendo a la mamografía y a la ecografía la resonancia magnética nuclear "que es más sensible".

Pero no ha recomendado bajar la edad de "cribado" de los programas masivos de mamografía, ya que no sería "eficaz ni viable", dado que, en mujeres jóvenes hacen falta, para alumbrar resultados, técnicas complementarias más personalizadas y costosas.

Como las que se aplican en un programa piloto promovido por Apesteguía que se inició en 2009 y en el que en 2011 han participado 235 mujeres de entre 30 y 45 años con antecedentes familiares, que son sometidas a una revisión anual de resonancia magnética.

Para este especialista, es importante conocer la propias mamas, para que las mujeres tengan "catalogados" los bultos que puedan presentar y acudir a un especialista si se producen cambios.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE