Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

IMPARTIDA POR EL EXPERTO JOSÉ AGUILAR

La comunicación entre padres e hijos, en una sesión en Pamplona

  • MARÍA OSET. Pamplona
Actualizada 02/03/2012 a las 19:03
Ofrecer claves para mejorar la comunicación y el compromiso de padres y madres con sus hijos adolescentes. Éste fue el objetivo de la sesión que el catedrático de comportamiento humano de Foro Europeo, José Aguilar, ofreció este viernes en Pamplona.

Socio Director de Mind Value, firma especializada en asesoramiento a Alta Dirección, y vicepresidente de la Asociación Internacional de Estudios sobre Management, reconoce que no son una receta mágica, ni un decálogo forzado. Son reflexiones que nacen del profundo aprendizaje realizado por Aguilar en el ámbito empresarial y que permiten una aplicación directa en el entorno familiar.

Y son, además, fruto de comprobar en el ámbito profesional que los conocimientos más importantes siguen siendo los personales, los que se adquieren en el hogar y normalmente a temprana edad, como es el caso de las capacidades de relación, de respeto o de empatía.

Desde la autocrítica, el respeto intergeneracional y unas sinceras ganas de aprender, que deberían estar presentes en todas las facetas y etapas de la vida, surgen muchas de estas claves que el experto compartió con Diariodenavarra.es y que se resumen a continuación y puede escuchar también en el vídeo adjunto a esta noticia.

Escuchar, observar, sentir. "Escuchar no es simplemente callar mientras otro habla. Es un esfuerzo completamente activo por entender lo que otra persona dice. Y a veces los adultos tenemos ideas preconcebidas y no tenemos mucha permeabilidad ante los puntos de vista, las impresiones y vivencias de nuestros hijos".

Asumir el cambio de valores característico de cada generación. "El error de muchos padres es considerar que la persona que tienen delante es como él pero con 20 ó 30 años menos. También pueden recordar su propia adolescencia y creer que son procesos que ellos mismos han vivido. Y no es así, no es exactamente igual, hay matices importantes que son característicos de una época. Lo más importante de la generación Z (nacidos a partir del año 1994) es que tienen otro concepto de las relaciones, otra idea del compromiso, del esfuerzo… ni mejor ni peor, diferente. Debemos empezar por no juzgar y entender que hay otra manera de entender las relaciones, bueno, en realidad todo".

Superar el analfabetismo digital. "Los chicos saben mucho más de tecnología que sus padres. No es necesario entenderlo todo ni estar al día, pero los padres deben conocer qué papel juegan los dispositivos para entender cómo se comunica su hijo. Los padres y jefes están más acostumbrados a la comunicación cara a cara, mientras que los adolescentes están acostumbrados a que la comunicación siga un cauce tecnológico. Pero el fondo y forma están unidos, los contenidos que se comunican depende de los canales en que se hace. Un padre que no conozca el canal digital se pierde parte del potencial comunicador con sus hijos".

Adoptar estrategias de comunicación comprensibles para los hijos. "Esto tiene que ver con el modo en el que se intercambian conocimientos e ideas. A un hijo acostumbrado a mensajes breves no es conveniente, ni sobre todo eficaz, darle un sermón. Debemos explicarle mejor las cosas, poner ejemplos, enseñar imágenes. A lo mejor, para explicar algo lo mejor sea ver juntos un video de youtube".

Persuadir mejor que imponer. "Ejercer autoridad sin autoritarismos. La comunicación va en los dos sentidos. Influir y dejarse influir. Son claves diferentes pero tienen que ver unas con otras. Y todas tienen como punto de partida el reconocimiento de la difícil tarea que tienen estos padres, cuya educación ha estado basada en la imposición de conocimientos de un lado al otro, y en el autoritarismo, y que ahora deben educar a sus hijos con el poder de la convicción y sabiendo que el hijo ahora tiene muchas otras fuentes de conocimiento".

Aguilar argumenta que "en un proceso comunicativo de verdad nadie sale indemne, es decir, todos deberían verse afectados de alguna manera": "Y los padres deben estar dispuestos a admitir la hipótesis de que quizás sus hijos tengan algo que enseñarles, o darles una perspectiva sobre un tema que antes no tenían".
"Estamos mucho más dispuestos a dejarnos influir por alguien a quien nosotros también podemos influir, que sobre alguien que muestra una postura estática y cerrada”, afirma Aguilar. Una persona autoritaria es en realidad una persona que no tiene otras herramientas para convencer a los demás. "Las personas seguras de sí mismas son las capaces de discutir, debatir abiertamente y estar dispuestas a la crítica", asevera.

En esta charla con José Aguilar, el experto abordó también otros temas, como "la importancia de acertar en el momento adecuado a la hora de hablar de algo con tu hijo (sentido de la oportunidad)", de "la incertidumbre como una de las características que marcan de forma definitiva a la generación Y (nacidos a partir de los años 80) y a su sistema de valores".

El catedrático quiso insistir al final de esta conversación en una idea: "Es necesario recordar que a ser padres se aprende, que las distintas generaciones, en el trabajo y en el hogar, son complementarias y deben admirarse unas a otras, y aprender unas de otras". 


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE