Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

JUICIO POR EL CRIMEN DE TUDELA

Dos de los tres acusados dicen que estaban durmiendo cuando murió Martínez Llort

  • La sesión se ha interrumpido a las 18 horas para hacer un receso y se ha reanudado a las 18.30 horas con la declaración del tercer procesado, M.K., de 25 años

Los periodistas siguen el juicio por el crimen de Tudela
Los periodistas siguen el juicio por el crimen de Tudela
EFE
  • EFE. PAMPLONA
Actualizada 16/01/2012 a las 20:33
Los tres acusados de la muerte del joven Javier Martínez Llort, ocurrida en abril de 2010 en Tudela, han negado haber participado en el crimen, por el que el fiscal pide para cada uno 14 años y medio de cárcel por homicidio y cuatro años más por robo con violencia.

En la primera sesión del juicio que se ha iniciado en el Palacio de Justicia ante un jurado popular, Abdelkader G., Khaled H., y Mourad K., de 36, 21 y 25 años entonces, todos ellos nacidos en Argelia y en situación ilegal en España, han coincidido en señalar que se encontraban durmiendo, el primero en un lugar y los otros dos en otro, cuando ocurrieron los hechos.

Mourad K., quien en la reconstrucción de los hechos afirmó haber visto a los otros dos acusados junto con un joven, en el mismo lugar y hora del crimen, ha asegurado ahora que lo dijo porque el imán de la mezquita le había comentado que si ayudaba a la Policía iban a ayudarle y a concederle los papeles.

"Todo esto es mentira. Yo solo quería salvarme", ha enfatizado en el juicio, en el que el Ayuntamiento de Tudela, personado en la causa como acusación popular, y la familia, como acusación particular, piden para cada uno de ellos 16 años de prisión por un delito de asesinato y otros cuatro años por un delito de robo con violencia, mientras que las defensas solicitan la libre absolución de sus patrocinados.

Además de la pena de prisión de más de 18 años para cada uno de los procesados, la Fiscalía reclama una indemnización "conjunta y solidaria" de 150.000 euros para la madre del fallecido, 70.000 euros para la hermana, 70.000 euros para la novia, y 20.000 euros para el hermano.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del 11 de abril de 2010 cuando el tudelano Javier Martínez Llort, de 32 años, regresaba solo a su casa tras pasar la noche con sus amigos y, "probablemente porque no se encontraba muy bien", según señala el fiscal en su escrito, decidió sentarse en uno de los bancos del Paseo del Queiles.

Sobre las 05:30 horas, según la acusación pública, los tres acusados pasaron por allí y, al ver al joven "solo y en una actitud clara de debilidad", le exigieron, "actuando de común y previo acuerdo", que les entregara los objetos que portaba, pero, al negarse, comenzaron a golpearle.

En el transcurso de la agresión arrancaron un listón de madera de un banco y con él, según el fiscal, le propinaron varios golpes en el cuerpo y la cabeza hasta dejarle inconsciente, tras lo cual cogieron su móvil y se marcharon a dormir.

Dos horas después, el joven fue hallado por varios paseantes y trasladado al Hospital, donde falleció horas después por una hemorragia a causa de un traumatismo craneoencefálico.

Los tres acusados, actualmente en prisión provisional, han negado sin embargo su participación en los hechos. Abdelkader G, ha sostenido que estaba acusado "de una forma no sostenida" ya que esa noche se quedó dormido sobre la una y media y no se despertó hasta la una del día siguiente, por lo que no pudo golpear con el listón de madera a la víctima.

Sobre las manchas de una pintura coincidente con la del listón que había tanto en su ropa como en la de Khaled H, con quien había coincidido en la patera en la que llegaron a España, aseguró, al igual que éste, no saber de qué le hablaban. "Soy inocente" ha reiterado, para afirmar también que estaba incluso "un poco desconfiado" por este asunto.

También aseguró que la herida que presentaba debajo del ojo derecho al ser detenido se la había hecho al caer de una bicicleta ocho o diez días antes, aunque el médico forense situó la herida más o menos en el día del crimen.

Al igual que el resto de los acusados, negó todas las imputaciones, incluso las formuladas por un testigo protegido que aseguró en la instrucción haberles oído después de los hechos comentar la agresión, y todos ellos insistieron en que a la hora de los hechos se encontraban dormidos, siendo rebatidos por la Fiscalía, que ha apreciado numerosas contradicciones con anteriores declaraciones.

Khaled H., quien afirmó también desconocer el origen de la pintura en sus ropas, aunque señaló que frecuentaba mucho el Paseo de Queiles y se sentaba en sus bancos, precisó por su parte que él se había dormido sobre las cuatro de la madrugada y no se levantó hasta las 12.30 horas, por lo que no podía haber participado en la agresión ni haberle dado un cabezazo a la víctima.

También Mourad K., ha negado haberse quedado vigilando para que no fueran descubierto y aseguró que él, tras cenar con Khaled H, con quien compartía vivienda, estuvo dormido desde la una o una y media de la madrugada, hasta las 11.30 horas del domingo.

En la sesión de mañana tienen previsto declarar, entre otros, la madre y la novia de la víctima.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE