Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
ELECCIONES 2011

Despega la campaña

  • Diario de Navarra ha reunido a los candidatos de los partidos con más opciones de lograr representación parlamentaria (UPN, NaBai, PSN, PP, Bildu, Izquierda-Ezkerra y CDN), de entre los trece que concurren, por el arranque de una carrera electoral que finalizará en las urnas el día 22

Imagen de la noticia

De izquierda a derecha, Santiago Cervera, Maiorga Ramírez, Yolanda Barcina, José Miguel Nuin, Roberto Jiménez, José Andrés Burguete y Patxi Zabaleta miran arriba en la calle Zapatería.

Imagen de la noticia

José Andrés Burguete, retratado por los fotógrafos.

Imagen de la noticia

Jiménez y Nuin bromean en presencia de Ramírez.

Imagen de la noticia

Yolanda Barcina y Roberto Jiménez, cocineros simulados.

Imagen de la noticia

Cervera y Barcina, en el ascensor. Él se arregla la corbata.

14
Actualizada 06/05/2011 a las 15:38
  • MARCOS SÁNCHEZ . PAMPLONA

LA cita fue el pasado martes 19 de abril, con la antelación suficiente como para que las agendas de los protagonistas de la historiaque hoy comienza aún no estuvieran tan saturadas como para hacer imposible el encuentro. A todos les pareció bien las diez de la mañana. Ninguno puso reparo al escenario: las instalaciones de Diario de Navarra en la calle Zapatería de Pamplona.

La historia que hoy comienza es una campaña electoral con el rumbo fijado hacia el próximo día 22, a cuyas urnas están llamados los navarros para elegir, por un lado, Parlamento y Gobierno, y, por otro, ayuntamientos. En el plano autonómico de los comicios, las opciones prácticamente se han duplicado respecto al último precedente, las elecciones de 2007, hecho motivado por las fragmentaciones del centro-derecha (a raíz de la ruptura entre UPN y PP) y Nafarroa Bai, más la irrupción de nuevas formaciones. Ahora, los ciudadanos van a tener delante trece candidaturas entre las que determinar a cuál prestar su confianza: UPN, con Yolanda Barcina como cabeza de lista; PSN, con Roberto Jiménez; Nafarroa Bai (que se ha quedado sin EA y Batzarre), con Patxi Zabaleta; PP, con Santiago Cervera; CDN, con José Andrés Burguete; Bildu (coalición entre EA, Alternatiba e independientes), con Maiorga Ramírez; Izquierda-Ezkerra (resultado de la unión de IU con Batzarre), con José Miguel Nuin; UPyD, con Miguel Zarranz; Derecha Navarra y Española, con Nieves Ciprés; Iniciativa por Navarra, con Pedro María Egea; Ecolo Verdes de Navarra-Nafarroako Berdeak, con Ángeles García; Sain, con Luis Latasa; y Representación Cannábica de Navarra, con Fermín Les. Trece que cerca estuvieron de ser doce, pues Bildu participará después de que ayer el Tribunal Constitucional lo permitió, deshaciendo una primera prohibición del Supremo, quien había visto en la alianza el "plan B de ETA".

Volvamos a los protagonistas de la mencionada historiay, por esto, del presente reportaje. Este periódico ha reunido a los candidatos de las formaciones que, entre las que concurren, más posibilidad tienen de lograr representación en el arco parlamentario. Siete nombres: Yolanda Barcina, Roberto Jiménez, Patxi Zabaleta, Santiago Cervera, José Miguel Nuin, Maiorga Ramírez y José Andrés Burguete. Sólo dos que repiten como candidatos máximos respecto a hace cuatro años, Zabaleta y Burguete. Sólo una mujer, Barcina.

La cita, entonces, se fijó para las diez de una mañana de cielo nuboso aunque con muy agradable temperatura. El primero en llegar fue Roberto Jiménez, que, de tan puntual, apareció con un cuarto de hora de adelanto, mientras los fotógrafos Jorge Nagore, Eduardo Buxens e Iván Benítez preparaban los últimos detalles para una sesión que se preveía de cerca de dos horas. Para matarla espera y las pausas se dispuso en la sala de actos de la sede de Diario de Navarra café, leche, agua y pastas. Restaban cinco minutos para las diez cuando llegó José Miguel Nuin a esa improvisada sala de relax, y tres cuando hizo lo propio Maiorga Ramírez. "Maiorga, ¿qué tal?", le preguntó Roberto Jiménez. "Acabado el tema de listas, ahora bien", respondió el abertzale. "Bueno...", intercedió Nuin (Txemipara Jiménez). "Ahora queda lo de los tribunales...". Quedaba.

Mujer entre hombres

Yolanda Barcina entró y repartió besos entre los presentes. Dos minutos después, a las diez en punto, hizo su aparición José Andrés Burguete, directo a por café. Entre sorbo y sorbo, palabras. A bajísimo volumen las de Jiménez y Ramírez, quienes charlaban el uno con el otro susurrando en un rincón. Muy audibles las de Barcina, Burguete y Nuin, centrados en analizar, con bastante poca base científica, la razón del incremento de candidaturas. "Tú dile a un navarro que no puede presentar lista. ¿Que no? Tómala", argumentaba el número uno de I-E. "Además, mal número, trece", opinaba Burguete. "Menos mal que las elecciones no son en martes...", completaba Barcina.

Patxi Zabaleta y Santiago Cervera acudieron algo tarde, pasadas las diez y cinco. Con ellos dos, ya estaban todos. En un primer vistazo, Yolanda Barcina destacaba por cuestión de género y cromatismo. Como ya se ha indicado, mujer entre todo hombres. Además, el llamativo rojo de su conjunto de chaqueta y pantalón era sencillo de diferenciar entre el casi total predominio de tonos muy oscuros (gris, negro y azul marino) en las americanas (parka en el caso de Patxi Zabaleta) y pantalones del resto de políticos. De ellos, sólo Nuin vestía en claros y él, Zabaleta y Ramírez no lucían corbata. Dos detalles más: Roberto Jiménez reconoció haber pasado antes por la peluquería y, de los siete, el socialista y los dos nacionalistas se habían hecho acompañar por encargados de comunicación de sus partidos.

Las primeras fotos se realizaron en la biblioteca de Diario de Navarra. Los aspirantes debían ponerse a las órdenes de Nagore, Buxens y Benítez, y escucharon las instrucciones del primero con cara de quien penetra en el triángulo de las Bermudas sin saber si va a salir, de entre intriga y, sobre todo, desconfianza. Mientras el fotógrafo hablaba, Santiago Cervera enredaba su teléfono móvil de ultimísima generación, que terminó dejando sobre el mismo mueble-estantería sobre el que medio minuto antes había acomodado su Ipad. Una vez sin los aparatos, ya sí, se puso a sonreír para las instantáneas. "Esto es como la mili, igual", bromeó Nuin.

Rodeados de libros, se solicitó a los políticos que mirasen sus relojes para obtener una imagen que representase que la hora de decidir había llegado. Un imprevisto: José Andrés Burguete y José Miguel Nuin no portaban marcahoras. Les dejaron los suyos un periodista y un fotógrafo, y todos respondieron a lo que se les había indicado. "Esto tiene un mensaje subliminal...", apuntó entre dientes Jiménez. Entre algunos de los presentes se generó la duda de si el comentario del socialista guardaba relación con la polémica por los relojes que Caja Navarra regaló a él y a los regionalistas Miguel Sanz, Álvaro Miranda, Carlos García Adanero y Yolanda Barcina. Ésta, por su parte, pronunció entre flashes "ya falta menos...", mientras a Zabaleta la interpretación le fue útil: "Así uno se da cuenta de que el día lo tiene mal...", reflexionó, inspeccionando el calendario de su reloj.

Entre pucheros

En todo momento, entre los candidatos hubo corrección y cordialidad. Tan cierto como que entre Yolanda Barcina y Roberto Jiménez, entre Roberto Jiménez y Santiago Cervera y entre Santiago Cervera y Yolanda Barcina dominó mucho más la primera que la segunda, rozando un tono frío en varias ocasiones, en un intento permanente de marcar distancias. Y aunque los resultados del próximo día 22 y los posibles pactos puedan hacer que deban disolverlas...

El siguiente escenario fue una cocina, en la que este periódico acoge cursos. De diseño moderno y con horno, microondas, vitrocerámica, sartenes, cacerolas, una ensaladera, un colador, una varilla, platos y cucharones de madera, entre otros utensilios, al alcance de los políticos. "Podíais haber traído unos mandiles...", sugirió Cervera. "Venga, al lío", indicaron los fotógrafos. Y primero todos juntos y después en combinaciones, los candidatos hicieron como que cocinaban, si bien determinados gestos y formas de agarrar las herramientas hicieron presagiar que ellos, entre pucheros, raras veces y sólo si es por extrema necesidad. "Del frigo al micro y del micro al plato", recitó Zabaleta como su filosofía vital. Al cabeza de lista de NaBai le divirtió que Barcina, con camiseta blanca y traje rojo, cogiera una ensaladera verde. "Yolanda, rojo, verde y blanco", le indicó a la regionalista riendo Zabaleta, en alusión poco velada a la ikurriña. Y Barcina hizo como que no había oído, pero sí: "Verde de Pamplona y rojo de Navarra", le replicó. Poco más tarde, la de UPN y el de NaBai, junto a Cervera y Burguete, terminaron hablando sobre la historia de la bandera de España. En verdad, sólo hablaba Zabaleta. "Los Borbones cambiaron los colores de la bandera española porque antes era blanca y azul, que son los peores colores para que la distinguiesen en el mar", aseguró. Los otros tres se limitaban a escuchar, sin articular ni media palabra.

A punto de alcanzar la hora y media de trabajo, Roberto Jiménez indicó que su tiempo se agotaba, pues debía acudir a un chat. Tenía prisa o, al menos, más que el resto. Por suerte, tan sólo quedaba una sesión: sería a pie de calle.

Nada más pisar las losetas de Zapatería, los aspirantes a presidir Navarra llamaron la atención de los viandantes. Se llegó a formar una pequeña concentración de curiosos en la esquina con la Plaza del Consejo. Los representantes políticos pasearon primero hacia la unión con Pozo Blanco y seguido, de vuelta, dirección a San Antón. "Barcina, suerte", le deseó una señora a la aún alcaldesa de Pamplona, que avanzaba por el centro y con sus rivales repartidos a su izquierda y su derecha. Todos ocupando prácticamente el ancho de la vía. "¡Gracias!", le devolvió la presidenta de UPN.

En la puerta de un comercio, dos hombres hablaban y pararon en cuanto vieron pasar a su lado a los protagonistas de la historiaque hoy comienza. "Éstos son nuestros jefes", dijo uno de los hombres. "Míralos...", afirmó el otro. Y, acto seguido, los dos recuperaron su conversación en el punto en el que la habían interrumpido.

Selección DN+


Ver más comentarios

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra