Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

¿Cuánto es capaz de aguantar un vallado?

  • Las embestidas de Tortolillo, que rompió el vallado, y una legislación sin especificaciones técnicas, han desatado un sinfín de preguntas en torno a este tema. Varios expertos del sector de la madera aportan su punto de vista

Imagen de la noticia

Un novillo se resbaló en el encierro del lunes en Lodosa y rompió el vallado. MIGUEL ÁNGEL OSA

1
Actualizada 04/08/2011 a las 01:01
  • RUBÉN ELIZARI . PAMPLONA

T ORTOLILLO , un astado negro de 450 kilos de la ganadería onubense Prieto de la Cal, es el culpable de que los vallados del encierro y las leyes que lo rigen estén en el punto de mira. El artículo 18 del decreto foral, que regula el funcionamiento de los festejos taurinos, establece que "el aislamiento deberá realizarse con un vallado de madera con solidez suficiente para resistir tanto el peso de los participantes que pudieran utilizarlo como refugio como las embestidas de las reses". Ahora bien, ¿es posible determinar cuál es la solidez suficiente? El vallado que rompió Tortolillo era de pino y media 20 centímetros de ancho y tenía un grosor de 6,5 centímetros.

Resistencia del vallado

Para Diego Núñez Jiménez, ingeniero y cofundador de Madergia, ingeniería navarra especializada en soluciones con madera para la construcción, la resistencia de una madera es un parámetro calculable: "La resistencia de la madera es una propiedad conocida. No es una incertidumbre. En el ámbito de la construcción de obras civiles la resistencia de la madera se establece en función de la especie y su procedencia. Es decir, el pino procedente de Navarra o de Francia tiene una resistencia, la del chopo es otra, el roble o el haya tienen mayor resistencia aún. Si sabes la especie de madera, la procedencia, y la dimensión que tiene la pieza, sabes que va a resistir tantos kilos por centímetro cuadrado o un impacto determinado".

De este modo, este ingeniero, finalista al premio mejor joven empresario navarro en la última edición de AJE, explica que cuanto menor sea la resistencia de la madera, mayor debería ser su grosor. "Una res es un animal de equis kilos que corre a una velocidad determinada. En teoría la resistencia de la madera es calculable. Pienso que se debería exigir una resistencia para las maderas de vallado, igual que se exige para la madera que se emplea en las biondas de carretera fabricadas con madera".

Para Núñez no sólo se debe estudiar la resistencia de la madera sino también el enganche y el soporte. Ignacio Aldaz Remiro, de 62 años de edad, y de la carpintería Hermanos Aldaz de Puente la Reina, con más de 100 años de experiencia en el sector de la madera, y que instalan todos los años los casi 900 postes y más de 2.700 tablones (todo el vallado es de pino del valle del Roncal) que conforman el recorrido del encierro, empieza explicando que el suceso de Lodosa fue un accidente fruto de un cúmulo de casualidades: "Todo es mejorable. Ese toro habría roto el vallado de Pamplona y de cualquier otro sitio", considera.

Reposición del vallado

El vallado del encierro de Lodosa, de madera de pino y chopo, fue construido por los alumnos de la escuela taller de Tafalla en el año 2000. ¿Es necesario reponer el vallado cada cierto tiempo? Ignacio Aldaz Remiro, de 62 años de edad, y de la carpintería Hermanos Aldaz, cuenta que algunos de los maderos de Pamplona tienen más de 30 años: "Mientras el vallado se encuentre en buenas condiciones, sobre todo su aspecto, no lo cambiamos", explica.

De la misma opinión es Diego Núñez: "La madera es un material que no tiene fatiga con el paso del tiempo. El mantenimiento de la madera se realiza en función del desgaste al que se vea sometido durante el encierro, bien por golpes que pueda recibir en su instalación o en su uso. Si golpea una res el vallado lo puede deteriorar, lo que exigiría su reposición".

Supervisión

Una vez instalado el vallado, ¿quién ha de velar porque no haya ningún tablón deteriorado? Desde la Dirección General de Interior recuerdan que los agentes de la Policía Foral no son el cuerpo técnico competente para decretar la idoneidad de los vallados, y que los agentes que inspeccionan los vallados se limitan a velar por el cumplimiento de la norma.

Selección DN+


  • EVA MARIA
    (04/08/11 21:29)
    #1

    Posiblemente ha sido un cumulo de casualidades y de mala suerte, pero es cierto que en los vallados de los pueblos, hay mucho por mejorar, y no ya por la calidad de la madera, sino por como se prepara, para ponerlo y quitarlo mas rapidamente, en los postes que van anclados al suelo, no hay cuñas que dejen dicho pòste sin movilidad, y entre madero y madero donde se cruzan tampoco, con lo cual una embestida, no ya de un novillo, sino de una vaca, hace que que el madero no se rompa, no hace falta, se sale de su sitio el tablon o el poste entero, con lo que ya tenemos sitio para que las vacas campen a sus anchas, y eso lo veo en mi pueblo cada año en fiestas, asi los de la brigada acaban antges, y cobran menos. NO SE PUEDE AHORRAR EN SEGURIDAD.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra