Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

MARTA VERA CONSEJERA DE SALUD

"El copago sanitario es insolidario y no entra en mis planes para nada"

  • Ha sido una de las sorpresas del Gobierno de Barcina. Salud no ha recaído en un sanitario, como era habitual, sino en una gestora de organizaciones. Y, claro está, hay mucha expectación por saber con qué intenciones llega.

Imagen de la noticia
Marta Vera en el Complejo Hospitalario de Navarra. JOSÉ ANTONIO GOÑI
Imagen de la noticia
La consejera Vera en una planta del materno infantil Virgen del Camino.
  • ÍÑIGO SALVOCH . PAMPLONA
Actualizada 07/08/2011 a las 08:40

Hace siete días acudió de madrugada a las urgencias del Complejo Hospitalario de Navarra. Llegó con cara de sueño y acompañada de su hija de cuatro años, Claudia, que estaba aquejada de una otitis y tenía fiebre muy alta. Hasta ahora, la relación de Marta Vera con el sistema sanitario, como la de cualquier padre, se inventariaba con este tipo de incidencias menores. Pero tan sólo dos días después tuvo que regresar al Complejo Hospitalario de Navarra para zambullirse por pasillos y servicios y conocer la nueva realidad que le ha tocado planificar. Aprovechó, también, para presentarse como nueva consejera, ya que no todos la conocían. Incluso algún jefe de servicio disculpaba su distracción en el ascensor con un: "perdona, como no eres del gremio...".

Bueno, ¿cuándo empieza la poda?

¿Cómo?

¡Ah!, ¿pero no llega usted a Salud con las tijeras de podar?

Pues no sé... ¿por qué tiene que haber una poda?

Tal vez porque Salud supone el mayor gasto de la Administración, mil millones al año en Navarra, y tal y como están las cosas muchos temen que usted ha llegado para recortar.

Me parece que no es adecuado utilizar las palabras poda y recortes... Creo que lo que tenemos que hacer es contar tanto con los profesionales de dentro como con el ciudadano para tratar de optimizar la gestión. Y, de verdad, se pueden hacer muchas cosas.

Oiga, ¿sabe bien dónde se ha metido?

Mire, desde que me incorporé las frases que más he oído son: "¡qué valiente!" y "¡vaya toro!" Y eso es porque la gente es consciente de que hay muchas cosas que hacer para lograr que esto vaya a mejor.

Usted no es médico, como lo eran los anteriores consejeros de Salud hasta ahora. ¿Qué buscaba Barcina con usted? ¿Un gestor?

Pues probablemente sí haya pensando en un perfil más de gestión, pero eso habría que preguntárselo a ella.

¿Cómo le vendió "la moto"? Le dijo algo así como: "Marta, busco una persona capaz de introducir criterios de eficiencia en Salud" o directamente: "Marta, ¿te atreves a meter tijera en los hospitales?

No, no. No me dijo nada de eso. Me dijo que había pensado en mí para la figura de consejera de Salud y a ver qué me parecía.

Pero usted no es de UPN

No.

¿Tiene amigos dentro del partido?

Bueno, tengo amigos en UPN, como los tengo en PSN, el CDN... y en otros muchos lugares.

Y si la propuesta le hubiera llegado de otro partido político, ¿hubiera aceptado?

Pues no lo sé. La propuesta vino de Yolanda Barcina y como persona y por el proyecto que ella tenía entre manos me decidí a dar ese paso para trabajar por mi tierra desde un ámbito distinto al que lo había hecho hasta ahora. Y aunque fuera un sacrificio para mi familia, y también para mí en algún aspecto, creí que debía aceptar.

Y al margen de sus nociones como usuaria, ¿sabe sobre hospitales algo más que lo que ha visto a George Cloney en Urgencias y Vilches en Hospital Central?

Y también por el doctor House (ríe), pero sobre todo como usuaria del sistema sanitario público.

¿Cómo suplirá esa carencia?

Rodeándome de grandes profesionales que conocen el mundo sanitario y que en cuestiones de criterios sanitarios me darán la pauta. Creo que esta mezcla de perfiles puede dar buen resultado y por eso estamos construyendo el equipo con mucha ilusión y con el objetivo de sentar las bases de una sanidad sostenible para muchos años.

Nada más empezar y se encuentra ya con la primera dimisión, la de Fernando Boneta en el Complejo Hospitalario...

Sí, pero sigo en la tarea de formar un nuevo equipo y espero poder nombrar al nuevo director cuanto antes.

Usted ayudaba a crear empresas desde la Cámara Navarra. ¿Tratará de aplicar los criterios empresariales a la gestión sanitaria?

Mi experiencia es como gestora de organizaciones. Ya sea una empresa, una ONG o un hospital. Intentaré aplicar la experiencia y formación que tengo a un mundo diferente. Lo que importa es que se presten unos servicios de calidad a un cliente que somos todos nosotros, los ciudadanos.

No sé si ha fijado en que Vera rima con Cervera. Y si por las farmacias es recordado Santiago, ¿lo será usted por el copago?

El copago no entra en mis planes para nada y en los meses que llevo aquí no se lo he oído a nadie. Es algo que escucho más en los medios de comunicación, pero nada más. Creo que hay un recorrido muy grande en el que, contando con los profesionales, se pueden hacer las cosas mejor. Seguro que con eso podemos abordar un futuro muy próspero para la sanidad navarra.

A lo mejor en eso estaban los italianos, pero ya ve, por decreto gubernamental todos tendrán que pagar 10 euros por consulta y 25 por la atención en urgencias. ¿Y si se lo imponen a usted?

El copago es una medida injusta, por insolidaria, y hay que hacer muchas cosas antes de valorar ninguna solución de ese tipo. Yo no la contemplo, desde luego, si no hay una orden ministerial que nos obligue a ir por ese camino.

Cataluña ha cerrado centros de Salud en agosto para ahorrar costes. ¿Es más factible que ese tipo de soluciones se puedan barajar para la sanidad navarra?

Creo que la situación es muy asimétrica de unas comunidades a otras. Partimos de una sanidad navarra que está muy bien valorada por los usuarios y desde el punto de vista económico tampoco estamos en una situación similar a la de otras comunidades autónomas que están mucho más apuradas. Y, aunque creo que no será posible que en los próximos ejercicios aumentemos el gasto sanitario, con los recursos que tenemos estamos en la obligación de optimizar su utilización sin reducir la calidad de servicio.

¿Sabe usted que médicos y enfermeras estuvieron el último año, una semana sí y otra también, reclamando más plantilla?

El colectivo de personal sanitario, unas once mil doscientas personas, tienen unas reivindicaciones que yo entiendo lógicas y en el momento en que nos sentemos con los sindicatos que representan a esos trabajadores abordaremos esas cuestiones. Pero todavía no ha habido lugar a esa reunión.

Pues vista la oferta de empleo público del último año, lo de crecer en plantilla parece difícil...

Sí, es un tema difícil.

Otra de las "patatas calientes" es la de las listas de espera. En la pasada legislatura se abordó el problema con el pago de horas extras, las "peonadas". ¿Se puede permitir seguir tirando de talón?

Buscaremos todas las vías posibles para gestionar mejor los recursos y que las listas de espera no sólo no se disparen, sino que estén controladas. Pero le tendremos que echar mucha imaginación para buscar las mejores medidas posibles. Hay que ser innovador y hacer más con menos.

Dígame cómo, porque si no se puede crecer en gasto ni contratar más, la imaginación sólo me da para mayor jornada laboral por el mismo precio.

Es demasiado pronto para hablar de ninguna medida concreta. Ya digo que espero tener a finales de agosto una reunión con los sindicatos del sector para oír sus peticiones y reivindicaciones, así como para las propuestas que podamos plantear.

¿Le preocupa más el gasto hospitalario o el gasto en farmacia?

Hay una gran partida que es el gasto de personal, que casi llega al 50% del presupuesto de Salud. Es una partida importante, por lo que tenemos que ver cómo gestionamos los recursos mejor. El gasto farmacéutico también preocupa, pero en los últimos años se van haciendo esfuerzos por racionalizar el uso del medicamento y mejorar el gasto farmacéutico. Se ha logrado que el pasado año, por primera vez, se redujera dicho gasto. Seguiremos incidiendo en ese tipo de medidas.

Antes de ser consejera, ¿tenía la percepción de que el sistema sanitario se estaba recalentado?

Bueno, alguna vez, sobre todo si vas a urgencias con niños, te toca esperar un poquito más. Por eso hay que hacer un esfuerzo y educar a los ciudadanos en que se debe hacer un uso responsable.

Concluya, ¿pueden estar tranquilos los navarros con el futuro de su sanidad?

En estos momentos la preocupación que tenemos todos es la de que la sanidad vaya a mejor.

En la arena política

Usted es novata en política pero ya sabrá que Salud fue munición de batalla en la pasada legislatura. ¿Está preparada para el zarandeo de la oposición?

Si me zarandean, que al final la política tiene esas cosas, trataré de responder con la lógica y con datos para que el arco parlamentario y el ciudadano entienda y comprenda las cosas que nosotros vayamos haciendo. La comunicación y la implicación con la ciudadanía debe ser la forma de trabajar.

El primer día que entró a su despacho de consejera, ¿encontró algún consejo o mensaje de ánimo de su predecesora, María Kutz?

Ese mismo día estuve tres horas hablando con ella y me explicó las grandes líneas del departamento. Mucha información sobre la organización, proyectos...

¿Y no percibió si ella se estaba quitando un gran peso de encima?

No, ella estaba tranquila y satisfecha del trabajo hecho. Creo que está en una fase de su vida profesional que le hace dejar el cargo sin demasiada nostalgia.

Por cierto, a parte de que usted no es del "gremio"¿cómo le han recibido los sanitarios navarros?

La gente es muy amable y simpática. He hablado con un montón de médicos, enfermeras y personal sanitario y me han dispensado una muy buena acogida. Entre más de once mil profesionales no sé lo qué irá por dentro de cada uno, pero estoy agradeciendo mucho la información y el tiempo que me están dedicando.

"Este verano oigo Danza Kuduro con las hijas"

Es posible que dentro de unos años, cuando Marta Vera mire atrás, recuerde éste como un verano de muchos retos y trabajo. Y también es probable que sus tres hijas sólo se aferren al recuerdo por una de las canciones del verano, la de Danza Kuduro: "La mano arriba, cintura sola, da media vuelta..."

Y, usted, ¿cómo recuerda su infancia?

Los años del colegio fueron muy felices. La verdad es que soy positiva y siempre trato de ver lo mejor de la vida, pero del colegio guardo un muy buen recuerdo y grandes amigas.

Los pueblos marcan mucho, ¿no ha tenido usted un pueblo en su infancia donde jugar al bote-bote y a polis y cacos?

No, he vivido siempre en Pamplona. Sí que la familia de mi madre es de Alsasua y la de mi padre de Idocin, pero sólo acudíamos de manera muy esporádica, en alguna visita.

Ya en su vida profesional, ¿recuerda cuál fue la primera empresa que ayudó a crear desde la Ventanilla Única de la Cámara?

Era un centro de estética. La ilusión fue muy grande. Raquel y Patricia eran los nombres de las dos chicas que lo impulsaron y aún sigue abierto.

Por cierto, ¿qué le dijo Javier Taberna cuando se enteró de que usted dejaba la Cámara Navarra?

Me dio la enhorabuena, me dijo que creía que era un buen proyecto para mí y que seguía a mi disposición para todo aquello en lo que pudiera ayudarme.

Vamos, que él no le cuestionó a ver por qué llevando más años en la Cámara no lo llaman desde la política...

Ah (sonríe), no , no, ¡qué va!

Casada con el abogado Eduardo Ruiz de Erenchun, ¿en su casa se habla más de la Audiencia o del Gobierno?

De trabajo poco. Bastantes líos tenemos. Preferimos hablar de nosotros y las niñas.

¿Cómo conoció usted a su marido?

En el colegio. Eduardo había estudiado en Larraona pero fue a hacer COU a Ursulinas.

Y ahora con tres hijas, ¿cómo logran conciliar su vida laboral y familiar?

Como todas las familias. Unas veces se ocupa uno, otras veces se ocupa otro. Y cuando ninguno de los dos podemos tenemos cuatro magníficos abuelos y algunos hermanos que nos echan una mano.

¿Qué tal se lleva con su suegro, el abogado Ángel Ruiz de Erenchun?

Fenomenal, es imposible llevarse mal con mi suegro. Además de un gran profesional es una gran persona. Y divertido. Cuenta muchos chistes y anécdotas.

¿Practica usted deporte?

Siempre me ha gustado mucho el deporte y procuro practicar algo. Si no lo hago, me duelen los huesos y no me siento bien. Así que cuando puedo sacar un rato juego a pádel o ando en bicicleta. Antes hubo una época en la que jugaba a fútbol, baloncesto...

¿Seguidora de Osasuna?

Sí, sí. He sido socia muchos años. Aunque ahora con las niñas, me toca priorizar e ir menos.

¿Qué música es la que más le gusta?

Me encanta la música de los años 80, la música italiana... Pero también las música de ahora. Este verano con las hijas estamos a todas las horas con Danza Kuduro. Y en el coche también cantamos mucho las cuatro mujeres.

¿El último libro que ha leído?

Pues... (duda) me va a costar decirle cuál es el último libro que he leído, porque me pasa como con las películas, que las disfruto mucho y luego soy incapaz de recordar hasta los títulos.

(Al finalizar la entrevista llama por el móvil a su marido Eduardo quien le sopla el título de la última novela que se han leído: Cada siete olas,de Daniel Glattauer).

¿Montaña o playa?

Las dos. Antes sólíamos ir mucho a la montaña, a Formigal, y recorrer todos esos espectaculares ibones y montañas. Ahora vamos menos.

Y con tanto lío de nombramientos y dimisiones... ¿Este verano va a tener vacaciones?

Sí, unos días me voy a coger. Aunque sólo sean unos poquitos, y aunque me vaya cargada de documentos e informes que leer, debo escaparme un poco y hacer vida familiar.

DNI

MARTA VERA JANÍN. Pamplona (29-XII-1970)

La menor de cuatro hermanos, estudió en las Escuelas Vázquez de Mella de la capital hasta 5º de básica. Desde 6º hasta COU cursó en Ursulinas. Posteriormente realizó los estudios de Económicas y Empresariales en la Universidad de Navarra. Está casada con el abogado pamplonés Eduardo Ruiz de Erenchun y tiene tres hijas de entre 4 y 10 años: Lucía,Teresa y Claudia. Comenzó a trabajar para la consultora Ernst & Young y posteriormente en Cámara Navarra, donde ha sido directora general hasta la fecha.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE