Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

SENTENCIAS

Condenan a Salud a pagar 450.000 euros por las secuelas de un bebé

  • Los padres, de Bilbao, llevaron a su bebé de tres meses al hospital de Tudela porque tenía fiebre

  • DN . PAMPLONA
Actualizada 06/11/2011 a las 01:02

El Servicio Navarro de Salud ha sido condenado a pagar 450.000 euros a una familia de Bilbao por no haber detectado a tiempo la meningitis que sufría su bebé de tres meses. Como consecuencia del tardío diagnóstico en el Hospital Reina Sofía de Tudela, al bebé le han quedado graves secuelas como ceguera, tetraplepsia (disfunción motora de las cuatro extremidades), retraso psicomotor y madurativo, además de epilepsia. La juez fija esta indemnización para que la familia "pueda hacer frente a los costes que en el futuro se van derivar de la permanente asistencia y cuidado que va a necesitar el hijo de los demandantes".

La sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 1 de Pamplona recoge, según publicaba ayer El Correo, que la familia y el bebé pasaban la Semana Santa de 2008 en la capital ribera. El 24 de marzo, a las 6.50 horas, acudieron al servicio de Urgencias del hospital tudelano porque el bebé, gemelo de una niña (nacidos el 31 de enero) estaba enfermo. Presentaba fiebre y reflujo tras la ingesta de alimentos por la noche.

El médico que atendió al niño realizó una exploración completa, además de tomarle muestras de cultivo y sangres. Sin embargo, continúa el periódico vizcaíno citando la sentencia, dio de alta al bebé a la una de la tarde sin esperar a los resultados de los análisis. En opinión de los sanitarios se trataba de una simple infección por un virus, por lo que le recetaron apiretal (fórmula pediátrica del paracetamol) para tomar en caso de que persistiera la fiebre.

No pudieron localizarlos

Los padres e marcharon del centro sin dejar un teléfono de contacto ni dirección. Por eso, cuando llegaron los resultados de los análisis, no se les pudo avisar de que el servicio de Microbiología del Reina de Sofía había dado la alarma al aparecer un positivo de estreptococo en una de las muestras de sangre. Al día siguiente, a las 21.30 horas, los padres regresaron de nuevo al hospital con el bebé: su estado había empeorado. Nada más ingresar en Urgencias los médicos le realizaron una punción lumbar. El resultado fue infección por estreptococo, sepsis clínica y meningitis.

A las 3.30 horas del 26 de marzo, el niño se encontraba en una situación crítica, por lo que fue trasladado en una UCI móvil al hospital Virgen del Camino de Pamplona. Allí permaneció en cuidados intensivos hasta el 6 de abril. El bebé logró sobrevivir, pero las secuelas neurológicas que le quedaron fueron muy graves.

Los padres demandaron al Servicio Navarro de Salud porque el «alta precipitada, sin esperar a pruebas fundamentales», impidió tener la oportunidad de «evitar el fatal progreso de la enfermedad. Solicitaban un millón de euros. La juez les ha dado la razón -fijando la indemnización en 450.000 euros-, porque "la omisión de mantener al niño en observación durante al menos 24 horas" es la causa del daño que sufrió, algo evitable "puesto que la enfermedad responde bien al tratamiento si se coge a tiempo".

Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE