Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

TRIBUNALES

Condenan a Salud a indemnizar con 400.000 euros por la muerte de un paciente

La viuda interpuso en noviembre de 2008 una reclamación por un "anormal" funcionamiento de los servicios sanitarios en la atención y el tratamiento dispensado a su esposo, que falleció en junio de 2008 en el Hospital Reina Sofía de Tudela

Hospital Reina Sofía de Tudela
Hospital Reina Sofía de Tudela
  • EFE.PAMPLONA
Actualizado el 21/02/2012 a las 17:13
El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Pamplona ha condenado al Servicio Navarro de Salud a indemnizar con 400.000 euros a la viuda y tres hijos de un paciente de 53 años que falleció a consecuencia de una meningitis bacteriana contraída tras unos bloqueos epidurales que le practicaron.

La sentencia, que puede ser recurrida, recoge que la viuda interpuso en noviembre de 2008 una reclamación de responsabilidad patrimonial por un "anormal" funcionamiento de los servicios sanitarios del SNS respecto a la atención y el tratamiento que le fue dispensado a su esposo, que falleció en junio de 2008 en el Hospital Reina Sofía de Tudela.

La mujer alegó retraso en el diagnóstico y en el tratamiento de la meningitis que acabó con la vida de su marido, una enfermedad que, a su entender, fue contraída en los bloqueos epidurales que le realizaron para el tratamiento de una lumbociática. La viuda e hijos del fallecido solicitaron una indemnización por un importe total de 638.613,09 euros.

Por su parte, la Administración foral desestimó la reclamación presentada por "la falta de concurrencia de los requisitos necesarios para declarar la responsabilidad patrimonial del SNS". Alegó que "la praxis médica practicada fue del todo adecuada" y que "la complicación del fallecido fue de tal gravedad que no dio tiempo más que a iniciar el tratamiento antibiótico, que fue correcto".

En el fallo, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Pamplona da por probado que el hombre, con anterioridad a su fallecimiento, era intervenido en el Hospital Reina Sofía de Tudela por bloqueos epidurales y que en su historial médico "no figuraba riesgo alguno" y que incluso se señalaba que "era una paciente saludable no sometido a cirugía electiva".

El hombre, recoge la sentencia, comenzó a sufrir cefaleas tras los bloqueos y acudió varias veces a urgencias sin que se le determinase rigidez de nuca ni signos de meningitis. Finalmente, el 31 mayo volvió al hospital y lo ingresaron en traumatología y el 1 de junio entró en coma, "con signos de sufrimiento cerebral y fiebre" y se le diagnosticó meningitis bacteriana. Se le trató con antibióticos pero éstos no impidieron su fallecimiento.

En opinión del juzgado, en este caso "no se desplegaron todos los medios disponibles y al alcance para determinar que el paciente presentaba una meningitis", ya que aunque se le dio medicación antiinflamatoria y analgésica "no se realizaron pruebas que evidenciaran la patología real que presentaba el paciente".


ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones