Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Condenado por haber acuchillado al cliente de un bar

  • Ocurrió hace un año en un local del barrio pamplonés de San Juan y la víctima tuvo que ser operada de urgencia

  • G.G.O. . PAMPLONA
Actualizada 15/12/2011 a las 01:02

"¿Qué pasa? Sí, he sido yo". El hombre, con un cigarro en una mano y un cerveza en la otra, estaba apoyado en la barra de bar, en Pamplona. Y sin que los policías municipales llegaran a preguntarle se confesaba autor del apuñalamiento a un cliente. Ocurrió el año pasado, el 6 de noviembre. Y ese hombre fue condenado ayer: 2,5 años de cárcel. Si entonces no tuvo problemas en autoinculparse, ayer no hizo falta que se celebrara el juicio: hubo acuerdo con fiscalía.

No obstante, un año después sigue sin saberse por qué Miguel Urrutia Ugal, pamplonés de 39 años, lanzó una cuchillada contra un vecino de Barañáin de 29, alcanzándole en la parte interior de la ingle derecha. Y es que el escrito del fiscal señala que, "por motivos no concretados", se produjo una discusión entre Urrutia y la víctima cuando ésta se encontraba en los baños del local. Eran las cuatro de la mañana.

Lo que sí indica el escrito de la acusación pública es que Urrutia le agredió "con ánimo de quitarle la vida" con el cuchillo de monte de 17 centímetros que llevaba en la cintura. La víctima se refugió dentro del baño. Según contaron los testigos a la policía, el agresor clavó entonces el arma en la puerta y empezó a blandirlo hacia los testigos, tratando de herir a más gente. Varios de ellos le redujeron, quitándole el cuchillo.

Cuando los policías llegaron al local, situado en el barrio de San Juan, la víctima, de nacionalidad colombiana, estaba fuera, tendida sobre el capó delantero de un coche aparcado. Le rodeaba un nutrido grupo de personas y varios amigos le practicaban un torniquete. Sangraba de manera abundante, por lo que la ambulancia ya movilizada le trasladó de urgencia hasta el Hospital de Navarra, donde le intervinieron. El fiscal dice en su escrito que la puñalada "casi afectó a la femoral", unos hechos que constituyen un intento de homicidio.

Al día siguiente de la agresión, Miguel Urrutia ingresó en prisión. Ya había sido detenido antes, en cuatro ocasiones: por malos tratos y por quebrantar las órdenes de alejamiento.

El juicio debería haberse celebrado ayer en la Sección Tercera de la Audiencia de Navarra. Para llegar al acuerdo, la fiscalía quiso que el acusado reconociera los hechos tal y como los había presentado. Y él, por su parte, rebajaba su petición inicial de cárcel (6 años) y tenía en cuenta las atenuantes de toxicomanía y de reparación del daño, ya que el acusado ha indemnizado a la víctima: 1.500 euros por las lesiones y 3.000 por las secuelas y el daño moral.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE