Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Condenada a 18 meses de prisión por abrir dos cartas de su ex marido

  • Eran relativas a un plan de pensiones que ella presentó años después en el juzgado al negociar la liquidación de bienes

  • GABRIEL GONZÁLEZ . PAMPLONA .
Actualizada 04/11/2011 a las 01:04

El Juzgado de lo Penal número 4 de Pamplona ha condenado a una mujer a 18 meses de prisión y a una multa de 3.780 euros por abrir dos cartas que llegaron a nombre de su ex marido al que había sido el domicilio conyugal. Se le condena por un delito de revelación de secretos, ya que las cartas eran relativas a un plan de pensiones del ex marido, en el que se le reconocían 3.656 euros, y la mujer las presentó años después en el juzgado cuando la pareja abordaba la liquidación de bienes. La sentencia admite recurso.

El matrimonio cesó la convivencia en 2004 y firmó el divorcio en 2006. La primera carta llegó a finales de ese año, mientras que la segunda lo hizo en 2009. Al año siguiente, 2010, fueron presentadas en el juzgado de familia para la liquidación de bienes. La mujer siempre negó haber sido ella la que presentó las cartas, pero éstas se encontraban en poder de su abogado y el juez destaca que ella "era la única que tenía acceso a esos documentos para poder aportarlos al proceso". Además, subraya, a ella le convenía que esos documentos llegaran al proceso de inventario "pues le favorecía su reparto económico".

Para el juez, la acusada aportó al proceso de divorcio "una información económica relevante con la intención de hacerla valer en dicho proceso, pero obteniendo esa información de forma espuria (si bien las cartas llegaron a su domicilio no iban a su nombre sino al de su ex pareja, antiguo morador del inmueble)".

En su sentencia, el juez destaca que lo que se aportó al procedimiento fueron las cartas originales, cuando en estos casos lo que suele hacerse es entregar fotocopias. Y a pesar de que la defensa sostuvo que la mujer no fue quien aportó esos documentos, la sentencia detalla que las cartas "fueron recibidas en el domicilio que fuera familiar y que ahora es ocupado por la acusada", y que fueron adjuntados al procedimiento por la representación procesal de la procesada en un procedimiento de inventario de bienes que los dos ex cónyuges habían presentado en el juzgado con la finalidad de los mismos.

También, añade la sentencia, "dichos documentos beneficiaban en el proceso de liquidación a la acusada, por lo que la carga de prueba para demostrar que la acusada no fue quien entregó dichas cartas a su letrado es de ella". La sentencia concluye que el error de la defensa fue "querer hacer creer que las cartas habían sido aportadas al proceso de divorcio y no fueron impugnadas, cuando en realidad fueron recibidas con posterioridad a que el querellante abandonara el domicilio familiar.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE