Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Comansa presenta otro ERE con 55 despidos en su planta de Huarte

  • Considera que es la única opción para evitar un concurso de acreedores y subcontratará trabajos

Imagen de la noticia
Vista de la planta de Comansa en Huarte. DN
  • P.M. . PAMPLONA
Actualizada 08/11/2011 a las 01:04

El fabricante de grúas Comansa presentó ayer ante la Administración foral un nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) con carácter mixto, en el que pide autorización para efectuar 55 extinciones de contratos, que recortarían un tercio de su actual plantilla, integrada por 154 personas, y aplicar una regulación temporal (suspensión de contrato) al resto de la plantilla de hasta el 30% de las jornadas hábiles durante 2012. Los despidos afectarán a 41 personas de taller y 14 indirectos de producción y oficinas.

La empresa acumula 25,6 millones de euros de pérdidas entre 2009, 2010 y la parte vencida de 2011 y tiene compromisos de endeudamiento hasta 2019 por importe de 39,4 millones. Aunque han mejorado las ventas, con el nivel actual de ingresos, la dirección considera "inasumible" mantener la "actual estructura de costes" sin incurrir en nuevas pérdidas. Por este motivo, plantea un nuevo recorte de plantilla "con el objetivo de evitar entrar en un concurso de acreedores a medio plazo", indican fuentes cercanas a la empresa.

Rebaja salarial fallida

"El problema es que el plan de negocio inicial va más lento de lo previsto. Se vende, pero a un ritmo más lento de lo previsto" apuntan dichas fuentes. Y afirman que la actual estructura de plantilla, para un volumen de ventas que ronda los 22 millones de euros (18 de la venta de grúas y el resto, de repuestos) "ahoga" la posibilidad de salir de las pérdidas y afrontar los compromisos financieros.

Por ello, Comansa habría optado por "cambiar su estructura organizativa" y "externalizar" algunas de sus actividades, como la logística, el ensamblaje y parte de la soldadura, cuyo coste es "notablemente inferior" al de la plantilla propia, cuya retribución, explican, "está un 60% por encima del convenio del Metal".

Se da la circunstancia de que la plantilla rechazó, en agosto pasado, en votación un plan de ajuste salarial pactado entre la dirección y UGT, que pretendía aplicar tres años de congelación salarial y crear una nueva categoría de ingreso rebajada para futuros contratados por Comansa. Se cobraría cerca de 20.000 euros en vez de los 32.000-34.000 que marca hoy el pacto de empresa. El comité lo integran 4 delegados de ELA, 4 de UGT y 1 de LAB. La empresa tiene en vigor un ERE de suspensión temporal hasta final de 2011, que no ha aplicado en los últimos meses por la entrada de pedidos.

81 despidos en 2009

Este nuevo ERE, que se fundamenta en causas económicas, organizativas y productivas, llega apenas dos años después de que la fábrica aplicase otro dramático ERE que se tradujo en 81 despidos en octubre de 2009 debido a la drástica reducción de los pedidos motivada por la crisis, que rebajó la actividad de la empresa de montar 672 grúas al año en 2007 a 357 en 2008 y menos de 30 en 2009, con apenas 5 millones facturados.

Entonces, la empresa, de capital familiar, instalada en Huarte desde 1964, contaba con 267 empleados, daba empleo a varias subcontratas y había estrenado cuatro años antes una nueva nave en Huarte, con capacidad para fabricar 1.200 grúas al año, que supuso una inversión de 30 millones de euros, que representa la mayor parte del actual endeudamiento.

41 despidos en taller

Aunque la empresa no incluye lista nominal de despedidos, en el taller, serían habas contadas. Apenas quedarían 87 trabajadores para aplicar 41 despidos. Uno de cada dos. Sin embargo, hay varios colectivos "intocables" para el ERE como son los delegados sindicales (cinco) los jubilados parciales (13) y sus correspondientes relevistas (13). Esto implica que los 41 despidos tendrían que salir necesariamente de los 56 operarios restantes. Y el ERE afectará a dos de cada tres. La dirección indica que utilizarán el criterio de mantener a aquellos operarios con "mayor polivalencia". Los despedidos en 2009 salieron con una indemnización de 35 días por año, y tope de un año de salario y seis de ellos con 58 y 59 años con prejubilación a los 62. No obstante, desde la empresa recuerdan que aquel ERE no estuvo basado en causas económicas.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE