Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

ENTIDADES FINANCIERAS

CAN valora en 658 millones de euros el patrimonio que traspasaría a Banca Cívica

La caja quedaría sólo como propietaria de las acciones de Banca Cívica y gestora de la obra social de la entidad

  • DN. PAMPLONA
Publicado el 28/04/2011 a las 02:01
Los 30 miembros del consejo general de Caja Navarra, máximo órgano de la entidad, ha sido convocados el próximo 18 de mayo para aprobar o no la segregación de todo el negocio financiero de la caja a favor de Banca Cívica, el nuevo grupo del que forma parte junto con Cajasol, CajaCanarias y Caja Burgos. El patrimonio de la CAN que pasaría a Banca Cívica se valora en 657,9 millones de euros según los datos facilitados a la CNMV. Tras esta operación, Caja Navarra se acojería al sistema de "ejercicio indirecto de la actividad financiera" para mantener su carácter de caja de ahorros aunque, en la práctica, quedaría sólo como tenedora de las acciones de un banco (el 29,1% de Banca Cívica) y gestora de la obra social, cuyo patrimonio se queda en la caja.
Este cambio radical en el carácter de la caja deberá ser refrendado por la mayoría del consejo general, que reúne a representantes de las entidades fundadoras (Gobierno y Ayuntamiento), profesionales de diversos campos, grupos políticos, impositores y trabajadores. La transformación es apoyada por los principales grupos políticos (como UPN, PSN y CDN), pero suscita rechazos en NaBai, el PP o IU que no comparten lo que consideran como un "vaciamiento" de competencias de la CAN.
Las razones del traspaso
El plan para traspasar el 100% del negocio financiero de las cajas participantes en Banca Cívica es un paso previo exigido en la práctica por el Banco de España antes de la prevista salida a bolsa de la entidad. Tiene la finalidad de fortalecer el balance del banco para hacerlo más atractivo a potenciales inversores. Banca Cívica tiene hoy un nivel de solvencia suficiente si sale a bolsa, pero necesitaría recapitalizarse de nuevo si no lo consigue.
El traspaso del negocio financiero será "por sucesión universal" a favor de Banca Cívica de todos los elementos patrimoniales que componen su negocio financiero, esto es, la totalidad de los activos y pasivos de cada caja.
El patrimonio
En las valoraciones realizadas para esta operación, el patrimonio que se trasvasa de la CAN se valora en 658 millones de euros, el de Cajasol en 697,5 millones de euros, el de CajaCanarias en 483,4 millones y el de Caja de Burgos, con 471,1 millones.
En el caso de la CAN, su patrimonio neto ha pasado de 1.178 millones a finales de 2009 a 714 millones al terminar el año pasado, puesto que los fuertes saneamientos realizados por la entidad (adelanto de provisiones de los próximos años en créditos dudosos entre otros) se cargaron contra reservas, con lo que éstas disminuyeron en 464 millones. La inmensa mayoría del patrimonio actual se transferirá, por tanto, a Banca Cívica.
Lo que no se transfiere
Quedarán excluidas de la segregación las acciones de Banca Cívica de las que son titulares las cajas de ahorro así como los activos y pasivos afectos, directa o indirectamente, a la obra social, junto con los medios humanos adscritos a los mismos.
También se excluyen la parte del patrimonio de cada caja que se corresponde a la distribución del excedente del ejercicio 2010 destinado a obra social y el personal afecto a los órganos de gobierno y estructura de dirección, así como una provisión de fondos para cubrir los costes asociados a dicho personal y a la retribución de los órganos de gobierno y de la estructura de dirección.
Finalmente, se excluye de la segregación la titularidad de los signos distintivos propios de cada caja de ahorros (marcas, nombres comerciales, nombres de dominio, etc.). No obstante, las entidades segregadas ceden en exclusiva a Banca Cívica el uso de dichos signos distintivos para todo el negocio segregado, manteniendo las cajas de ahorros el uso de los referidos signos distintivos en el ámbito de sus respectivas obras sociales.
Por su parte, Banca Cívica estará legalmente obligada a asumir en plantilla a los trabajadores que actualmente trabajan para las cajas que integran el grupo.
volver arriba

Activar Notificaciones