Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

NAVARRA FORO XXI

Barcina pide "dignidad" social y rechaza un "empate" en el eventual fin de ETA

  •  Sobre los recortres, la presidenta de UPN, ha asegurado que el Gobierno "no puede ser un problema para los ciudadanos" y "debe reinventarse"

La presidenta del Gobierno foral, Yolanda Barcina, junto con el presidente del consejo del Grupo La Información, Eugenio Arraiza,  en el Navarra Foro XXI.
La presidenta del Gobierno foral, Yolanda Barcina, junto con el presidente del consejo del Grupo La Información, Eugenio Arraiza, en el Navarra Foro XXI.
JAVIER SESMA
  • EFE. PAMPLONA
Actualizada 06/10/2011 a las 23:03
La presidenta del Gobierno foral, Yolanda Barcina, ha asegurado este jueves que, pese a la aparente eventual "derrota de ETA", la sociedad "justa y democrática" libra ahora "una de las partes más duras de la batalla", en la que se juega su "dignidad", por lo que no puede aceptar "un empate con los criminales".

Así lo ha señalado Barcina en su intervención en Navarra Foro XXI con una conferencia titulada "La dificultad como reto", en la que la situación económica y "cada vez más cercana derrota de ETA" han centrado el acto, convocado por "Diario de Navarra" y el hotel NH Iruña Park.

Ante unas 300 personas, entre ellas miembros de UPN y PSN pero también de ciudadanos anónimos, Barcina ha asegurado que la paz que surja del fin de ETA debe tener, al contrario de lo que defiende el entorno nacionalista, "vencedores y vencidos".

Así, la también presidenta de UPN ha sido firme al exponer que "la única verificación" que aceptará es "aquella en la que los terroristas aparezcan sin capuchas, anuncien su rendición, entreguen todas las armas y pidan perdón a las víctimas" ya que, después de haber asistido a "infinidad de treguas de ETA", sólo puede ya aceptar ya una "derrota explícita, a cara descubierta y con una entrega de armas verificada por el propio Gobierno de España".

Sólo entonces llegará la "normalización", ha puntualizado para advertir de que el Estado de Derecho "no debe dar las gracias ni otorgar prebendas a un grupo terrorista por dejar de asesinar. Hacerlo sería una humillación", ha apostillado.

Ha emplazado además a ETA a colaborar en el esclarecimiento de los asesinatos aún sin resolver, y ha considerado: "No puede haber una paz verdadera si no hay un perdón sincero y un reconocimiento expreso a las víctimas del terrorismo de ETA", un ámbito en el que no ha visto clara la actitud de la izquierda abertzale.

Por otro lado, Barcina se ha detenido buena parte de su intervención en el análisis de la situación económica, el otro pilar de su alocución, donde la presidenta se ha mostrado "convencida" de que Navarra debe enfocar esta crisis "como una oportunidad de transformación" y de volver a ser "pioneros de nuevo", como lo fue hace 50 años con la transformación de su tejido productivo y hace 20 con su liderazgo en el sector de la energía renovable.

Sin "fórmulas mágicas ni pócimas milagrosas", pero convencida de que el "trabajo, esfuerzo, ahorro y seriedad" son las únicas herramientas a las que los navarros están obligados a recurrir, ha defendido que en esta ocasión la Comunidad foral cuenta con "mejores puntos de apoyo" para dar un "nuevo salto adelante": Las "excelentes infraestructuras" y "el mejor capital humano de nuestra historia".

"No es tiempo de lamentaciones" ni de "lanzarse la crisis los unos a los otros como arma arrojadiza", sino de usar con "convicción, determinación y buenas dosis de coraje" el liderazgo político para salir adelante.

Así, y tras subrayar el "dolor" que le produce que Navarra sume más de 42.000 parados, ha abogado por la "drástica reducción" del gasto público, "no por mera obligación, sino sobre todo por convicción", y ha sido tajante al aclarar que "la estabilidad presupuestaria no representa una amenaza para el Estado de Bienestar".

Al respecto, ha lamentado el crecimiento que "con la mejor intención" ha tenido en las últimas décadas, y ha considerado llegado el momento de someter al sector público a una "cura de adelgazamiento": El Gobierno "no puede ser un problema para los ciudadanos" y "debe reinventarse", ha instado Barcina.

"Ahora más que nunca es la hora de la iniciativa privada" y de que el Gobierno se dedique a "desbrozar el camino de quienes están dispuestos a invertir", ha dicho, para anunciar también su intención de acometer la "racionalización" del mapa local de Navarra, ya que suma un "excesivo número" de pequeños municipios.

En el coloquio posterior, en el que se ha sometido a las preguntas de algunos de los asistentes, Barcina ha reiterado su "respeto" a la postura expresada por su predecesor en ambos cargos, Miguel Sanz, contrario al acuerdo alcanzado recientemente por UPN y PP para concurrir juntos a las próximas elecciones.

Cuestionada sobre su intención de que este nuevo pacto permanezca en el tiempo, la presidenta de UPN ha defendido la idiosincrasia del partido regionalista pero también su "capacidad de acuerdo" con otras formaciones.
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE